suscríbete al boletín diario

Opinión

Bernardo O’Higgins, ejemplo de servicio público, con una visión de Estado


 Por Prensa La Tribuna

Ivan Aguilera, Regimiento

Por Iván Aguilera Bascuñán, Comandante del Destacamento de Montaña N° 17 “Los Ángeles”

Bernardo O’Higgins Riquelme “Agricultor, Político y Militar”.

O’Higgins Riquelme, fue diputado por Los Ángeles y es considerado el Padre de la Patria. Su presencia como militar y gobernante fue crucial en todo el proceso de emancipación de Chile ante el dominio español, ya fuera luchando en las batallas de la Independencia o ejerciendo como primer director Supremo de la nueva Nación.

Hijo del que fuera Gobernador de Chile y Virrey del Perú don Ambrosio O’Higgins y Doña Isabel Riquelme, nació el 20 de agosto de 1778 en Chillán Viejo.

De don Ambrosio, heredó la hacienda de Las Canteras en la comuna de Quilleco, en ese lugar vivió entre 1804 y 1813, donde como agricultor se dedicó a instalar viñedos, obras de regadío e innovando en la mantención del trigo, fue un agricultor evolucionado, precursor del rubro con sus conocimientos modernos traídos desde Europa.

Bernardo O’Higgins reviste una especial connotación para la Región, en estas tierras llega al mundo y se desarrolla en su niñez y vida adulta, existencia conformada por un conjunto de virtudes, tales como el honor y el patriotismo. Él colocó a disposición de la Independencia de la Patria sus bienes, su casa, sus animales, fueron sus propios caballos facilitados sin costo alguno, para formar el Regimiento Nº 2 de “La Laja”, denominado posteriormente como “Los Lanceros de la Frontera”, el cual fue formado por inquilinos de su hacienda y otras haciendas vecinas.

Bernardo O´Higgins es considerado uno de los Libertadores de América, fue Capitán General del Ejército de Chile y entre sus principales obras se encuentra la creación de la Escuela Militar  y Escuela Naval, creación del Escudo de transición, actual Bandera Nacional y Primer Himno Nacional, instalación de alumbrado público, creación de la Academia de Música, abolición de los títulos de nobleza, establecimiento de la nacionalidad chilena, promulgación de la Constitución del 1818, la reapertura del Instituto Nacional, organización de la Expedición Libertadora del Perú, reapertura de la Biblioteca Nacional, creación del Cementerio General de Santiago, fundación del Liceo de la Serena, establecimiento del Tribunal Supremo de Justicia y promulgación de la Constitución de 1822.

El Padre de la Patria, durante su carrera militar, vivió con valor, gallardía y entrega, es por esto, que hoy vemos al Ejército de Chile y a nuestras Fuerzas Armadas trabajando con Carabineros y la Policía de Investigaciones a lo largo del territorio nacional con hombres y mujeres, los que inspirados en su legado y a través de su ejemplo corroboran el firme compromiso de servir a Chile y a todos sus compatriotas.

En síntesis, Bernardo O’Higgins Riquelme, nos dejó un legado de honor y gloria, su voluntad de vencer generó en la Provincia del Biobío sentimientos de patriotismo en todos los ciudadanos, civiles y militares, sin distinciones ni diferencias, finalmente de todos los habitantes del naciente estado de Chile.

De ahí la importancia de la función militar en servir al bien común del Estado, vivir con el honor de ser chileno y si es necesario morir por Chile, por todos los chilenos, nuestros antepasados, los actuales y así, dejar un Chile mejor, para nuestras futuras generaciones.

Somos nosotros, todos los chilenos, desde el lugar que elegimos para desarrollarnos y realizarnos profesionalmente, desde todos los sectores de la sociedad, los llamados a construir el Chile que queremos dejar de herencia a nuestros hijos.

O’higgins representa, a mi juicio, un ejemplo a seguir y una inspiración para todos los chilenos, sirviendo a Chile, con una visión de Estado.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
diputadoEjército

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes