suscríbete al boletín diario

Opinión

Creatividad y coronavirus


 Por La Tribuna

Marisol Sagredo, psicóloga.

Einstein decía: “la crisis es lo mejor que puede sucederle a las personas y países, porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche obscura. Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias”. 

Esto suena muy bonito en teoría pero ¿es cierto? ¿Sabían que existe algo que los trabajadores de la salud mental llamamos “personalidad resistente”? Fue la psicología positiva quien denominó este patrón de personalidad que integra acciones y actitudes que llevan a enfrentar escenarios difíciles de desastres potenciales a oportunidades de desarrollo. En la actualidad en donde la mayoría de nosotros y nuestras familias estamos obligados a resguardarnos debemos preguntarnos ¿Cómo nos enfrentamos a esta realidad? ¿Somos personas que, tal y como dice Einstein: “Vemos lo que todo el mundo ha visto y pensamos en lo que nadie había pensado”?

Quienes cuentan con este perfil aprenden de las experiencias traumáticas y obtienen de ellas beneficios, modelando el estrés y alcanzando una sensación de control sobre los hechos.  Pongamos el caso actual: el COVID-19. Las personas que poseen una personalidad resistente sentirán que vivir esta crisis les entrega una posibilidad de aprendizaje y de volverse personas más completas. No tenderían a verse superados por los acontecimientos, sino más bien, entregarían soluciones para sobrepasar las dificultades usando la creatividad y apoyando a los demás, entregando más soluciones que problemas.

La creatividad es una pieza fundamental de la que poco se ha hablado en medio de la crisis del COVID-19. Es un camino paralelo pues a ella se recurre para encontrar nuevas soluciones o estrategias de afrontamiento de la pandemia. Así, echamos mano a las propias habilidades para resolver problemas, pero… ¿Es que hemos fomentado el espíritu creativo para salir adelante en tiempos de crisis en el pasado? A mi parecer, (muy personal) no. Y es por ello que podemos identificar pocas, (aún cuando sí hay) personas “resistentes” que interpretan las dificultades como parte de la vida y no como “mala suerte” o incapacidad externa. Porque… ¿Podemos cambiar los fenómenos externos actuales?: Imposible. Sabemos que el coronavirus es parte de nuestra vida presente por lo que no podremos hacerla desaparecer (excluyo a los científicos, por ejemplo, que muestran un espíritu resistente y creativo). Debemos entender que una persona resistente no querrá cambiar los fenómenos externos, sino que se encargará de ser el cambio que lo genere. ¿Y cómo podemos ser nosotros motores del cambio? Ubicándonos en la zona de responsabilidad, mostrando fuerza para actuar desde de la propia voluntad: Algunos lo lograrán quedándose en casa y cuidando a los suyos, otros trabajando en instituciones de salud, otros educando a larga distancia, otros trasladando a las personas, etc. No importa cuál sea nuestra estrategia, lo realmente lo fundamental será actuar, ser un factor de cambio positivo: Ser el motor de la solución sin quedarse estancado en el problema.

Y con esto no quiero decir que seamos superhéroes porque no somos inmunes a las situaciones difíciles. Siendo personas que vivimos y sufrimos podremos sobreponernos, sacar lo mejor de nosotros para superar y cambiar las circunstancias que rodean la situación. Por eso, quizás lo más importante, es que trabajemos en nosotros mismos para lograrlo, fortaleciéndonos para llegar a ser personas resistentes; teniendo autoconfianza, afrontando las dificultades aún cuando tengamos miedo, mostrando compromiso e intentando controlar lo que esté a nuestro alcance sin satanizar los aspectos amenazantes que no recaen en nuestra intervención.

Es entonces cuando podremos encarnar las palabras mencionadas por A. Einstein y que son confirmadas por la psicología positiva: “Quien supera la crisis, se supera a sí mismo sin quedar superado.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes