suscríbete al boletín diario

Opinión

Que los incendios forestales no nos destruyan


 Por La Tribuna

Cristóbal Urruticoechea
Diputado RN por el distrito de Los Ángeles

El verano en nuestro país está en su apogeo, sin embargo, lamentablemente ha sido con estragos en materias de incendios forestales. Esto, porque ya en el primer mes de 2020 son numerosos los focos de siniestros, siendo nuestra región del Biobío una de las más afectadas.

Según cifras oficiales, más de 3 mil hectáreas han sufrido con los incendios en nuestra zona, la que año a año sufre con esta clase de emergencias, por lo que debemos entre todos buscar cómo mitigarlos debido a que tenemos una vulnerabilidad extrema a los incendios, muchas veces provocados por el calor, dado el cambio climático, y otras tantas razones relacionadas con negligencia de las personas.

Esta clase de voraces incendios no solo destruyen árboles, flora, fauna, animales y biodiversidad. También impactan en las personas, dado que el humo y la contaminación causan dificultades, donde los más afectados suelen ser los niños y adultos mayores.

Más allá de lamentar esta grave situación, es oportuno preguntarse qué podríamos hacer al respecto. Una de las acciones urgentes de realizar es la prevención, la que debe ir acompañada de iniciativas de educación ambiental, sobre todo cuando vivimos una emergencia climática en el mundo.

Tomar conciencia a través de la información es fundamental. Dar a conocer las causas que ocasionan los incendios y explicar, de manera clara y sencilla, el daño que esto ocasiona al ecosistema, nos movilizará hacia una sociedad más proactiva y responsable en estas materias.

Hemos sido testigos de los alcances del cambio climático, por lo que una actitud de indiferencia frente a sus efectos no hará más que agravar la sustentabilidad de nuestra región. Es necesario prestar la atención suficiente a una problemática que se vuelve cada vez más delicada en un mundo globalizado.

De hecho, los incendios y la ola de calor en Australia, país que se convirtió en la zona cero, nos están afectando. Estimaciones apuntan a que el año 2050 no habrá invierno, sí, no habrá invierno.

Finalmente, no quiero dejar de agradecer a las más de mil personas que estuvieron, están y han trabajado para combatir los incendios. La Corporación Nacional Forestal (Conaf) también ha sido relevante a la hora de entregar recomendaciones que generen espacios seguros y eviten incendios forestales. No ha sido suficiente, pero es el camino.

Es tarea de todos intentar evitar o mitigar los estragos de los incendios forestales. No debemos mirarlo como algo normal. El mundo se está quemando, Chile se está quemando, nuestra región se está quemando y debemos sí o sí evitarlo.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes