sábado 22 de febrero, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Opinión

No perdamos la unidad, merecemos avanzar


 Por La Tribuna

Carlos Muñoz Sufan
Militante Evópoli

Estamos en época de unidad, un periodo para compartir con familia y amigos, un tiempo de recogimiento en que todos debemos agradecer por las metas que hemos alcanzado en nuestras vidas. Pero lo anterior también debe enfocarse en una cuestión país ya que, aunque falta mucho por mejorar y mucho por alcanzar es importante reconocer los avances sociales alcanzados hasta la fecha en estas últimas décadas. Día a día vemos como se han presentado grupos de presión que destruyen y eliminan activos que son de todos los chilenos, que pertenecen al pueblo de este país y que permiten tener una mejor calidad de vida en el día a día. Todo progreso parte desde un piso, piso que ha costado años conseguir y que no podemos perder. Las autoridades deben hacer todo lo posible por seguir logrando mejoras y que éstas sean realmente sustanciales para que la vida de todos nuestros compatriotas sea de mayor calidad, pero eso no puede ir de la mano con vandalismo y destrucción que no contribuyen en nada a esta búsqueda de mejor bienestar. Hay algunos que avalan la destrucción e incluso los saqueos, justificando estos actos poniendo por delante la búsqueda de la justicia social, cuando una parte de esta justicia también consiste en brindar una mejor calidad de vida en el día a día de nuestra familia, amigos y vecinos. ¿Qué culpa tienen los abuelitos de este país que se pueden ver expuestos a accidentes por veredas en mal estado?, ¿qué culpa tienen nuestros niños que por actos vandálicos no pueden disfrutar de parques y juegos para compartir con sus amigos por espacios públicos de recreación que han sido destruidos?, ¿qué culpa tienen vecinos de un sector que pierden sus luminarias las que contribuyen a la seguridad de sus villas y poblaciones?, ¿qué culpa tienen pequeños empresarios que con el esfuerzo de toda una vida han logrado levantar sus negocios para mantener a sus familias?, ¿qué culpa tienen miles de trabajadores que se han visto enfrentados a perder sus puestos laborales y no pueden llevar el sustento a sus hogares?, para mí ninguna. Ellos merecen cambios y mejoras, pero no a costa de perder esas pequeñas grandes cosas que hacen que la vida sea un poco más fácil. Todos estamos de acuerdo en que hay materias que durante los últimos años se han manejado más desde la forma que desde el fondo, y necesitamos que exista un cambio profundo para que el sistema pueda lograr mayor justicia y bienestar para todos. No perdamos de vista el real enfoque de las demandas de todos los chilenos, sabemos claramente que tenemos un acceso a la salud que aún no da el ancho y que, no es igual para todos los chilenos, tenemos claro que la calidad en la educación no responde a los estándares de un país que va en vías de desarrollo, sabemos perfectamente que existe un gran número de ciudadanos que tienen ingresos que no les permiten mantener una vida digna, es imposible no darse cuenta que existe un sistema de pensiones que entrega jubilaciones que no otorgan júbilo a la mayoría de los chilenos, y reconocemos muy bien que estamos ante un sistema judicial que no está contribuyendo a fiscalizar malas prácticas que se han cometido durante años por grupos que concentran la riqueza. Esos son los temas que importan y que a los chilenos realmente les interesan, ya que son los puntos clave que pueden cambiar su diario vivir. Cuando comenzó el estallido social pudimos ver unidad social y puntos de convergencia sobre estos temas de parte de la mayoría de los chilenos, pero al pasar los días hemos visto cómo nace una división en nuestro país. Si no me cree, sólo observe y analice sus redes sociales, y podrá apreciar como los comentarios se basan en dimes y diretes para un lado y para el otro, donde finalmente los puntos de convergencia quedan opacados por otros temas menos importantes. Que la voz no calle, que los movimientos pacíficos no paren, que la unidad no se pierda y que Chile encuentre el rumbo para conseguir una real justicia social para de una vez por todas esta angosta y larga faja de tierra pueda estar en el camino a ser un país desarrollado con más oportunidades para todos los chilenos. En estas fechas, deseo de todo corazón que la vida de los chilenos empiece a mejorar de forma sustancial, pero para eso no debemos perder lo que se ha obtenido hasta el momento y que se traduce en recursos despilfarrados que no contribuye en nada al bienestar social. La unidad será la que permita hacer de este un país mejor, ya que la división sólo logrará que exista un retroceso y nos alejemos del camino que necesitamos recorrer, porque Chile lo merece, nuestra gente lo merece, y nuestras futuras generaciones lo merecen. Me despido con un afectuoso saludo, un gran abrazo, y deseando bendiciones para todos en este nuevo año que comienza.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
avanzarunidad

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes