sábado 20 de julio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

Donar órganos es donar vida


 Por La Tribuna

Credencial

Actualmente, los trasplantes son reconoci­dos como opción terapéutica y curativa para una innumerable cantidad de enfermedades que antes presentaban un pronóstico sombrío y muchas veces es la única opción para seguir viviendo, pero no existen los trasplantes si no hay donantes de órganos.

Cuando hablamos de donación de órganos, hablamos de uno de los actos más nobles, de amor y solidaridad, es un acto libre y desinteresado que solamente tiene el propósito de ayudar a alguien. Para quien es el receptor de este gesto es una nueva oportunidad para cumplir sus sueños, crecer realizarse y poder vivir.

La donación de órganos y tejidos además de ser un acto de solidaridad y amor de parte de las personas y familiares, requiere la toma de decisión en momentos de extremo dolor y angustia, causados por el impacto de la noticia de la muerte, el sentimiento de pérdida y de la interrupción ines­perada del transcurso de la vida. Es en este momento en donde la intervención de enfermería es crucial para dar apoyo a las familias que han sufrido la pérdida y para abordar el tema de donación de órganos, para esto se requiere de mucha empatía y habilidades blandas para poder realizar la entrevista en donde se pregunta por la última voluntad del fallecido de ser donante o no de sus órganos, decisión que debió ser manifestada en vida, la cual debería ser respetada tanto por la familia como por el personal de salud; cuando la familia no tiene clara la voluntad del fallecido es cuando entran dudas y temores respecto a la donación, es en estas situaciones en donde más necesitan el apoyo y compañía de las(os) enfermeras(os) coordinadoras(es) de procuramiento de órganos,  para esclarecer todas las dudas que tenga la familia y acompañarlos en este proceso.

En nuestro país, según la ley vigente que regula el sistema de donación de órganos y tejidos considera a toda persona mayor de 18 años de edad, como donante y quien no quisiera donar sus órganos debe manifestarlo en vida expresamente ante el Servicio de Registro Civil e Identificación, decisión que puede ser revocada en cualquier momento en esta misma institución. Esto es en teoría, ya que en la práctica la autorización sigue pasando por la familia del potencial donante, es por esto que el principal paso a seguir es comunicar este derecho, de decisión de la persona fallecida, a la familia. La conversación familiar en torno a este tema es fundamental, porque ante la pérdida de un ser querido que manifestó su decisión de donar en vida, los familiares debieran respetar esta decisión y confirmar la voluntad de donación del fallecido. En el caso de los menores, sólo los padres o representantes legales pueden autorizar la donación.

Entre enero a marzo del presente año se han realizado 106 trasplantes y ha habido 31 donantes efectivos algo muy alentador si se compara con el año 2018 que en la misma fecha había 22 donantes y sólo se habían realizado 60 trasplantes, si se mantienen las actuales condiciones se podría terminar el año con estadísticas muy similares al año 2017, año que fue calificado como histórico, luego de llegar a 173 donantes y 457 trasplantes, las más altas cifras desde que se contabilizan estos procedimientos. A pesar de este buen pronóstico aún hay más de 2000 personas esperando ser trasplantados y la lista de espera cada día aumenta más y más.

Es por esto que queremos que la conciencia de donar órganos sea universal, te invitamos a conversar sobre este tema e informarles a tus familiares sobre tu decisión, serán ellos quienes hagan cumplir tu voluntad, donar es ganar, por qué el regalo más lindo que puedes hacer es donar vida.

Los invito a revisar la página del Minsal en donde encontrarán más información y podrán abordar con mayor profundidad el tema. https://yodonovida.minsal.cl/

Francisca Urrea del Campo

Enfermera Unidad de Procuramiento de Órganos

Complejo Asistencial Dr. Victor Ríos Ruiz


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes