miércoles 22 de mayo, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

El sabor del arte y la gastronomía


 Por FREDY MUÑOZ SANDOVAL

09-05-2019_19-00-431__ginobenedetti1.jpg

Gino Paoli Benedetti

Académico área Hotelería, Turismo y Gastronomía

Inacap Los Ángeles

Para dimensionar qué tan importante es la gastronomía y los productos que la conforman, podría pedir, que nos detuviéramos un momento, a pensar, a sentir y ver cómo ha trascendido de generación en generación y no sólo como método de subsistencia, sino que también como fuente de inspiración, manifestada en una u otra área, como lo es a través del arte, ejemplo claro y tangible, como lo hizo Da Vinci y su lienzo magistral de la última cena; Neruda, De Rokha y Huidobro en sus creaciones literarias, o la enigmática y talentosa Violeta Parra, con sus preparaciones y canciones, manifestándose en la letra y melodía de La Jardinera. Así es la comida, algo que engalana, algo que cautiva. Algo que en su estado máximo es capaz de transmitir emociones y generar reacciones.

Abrir nuestro intelecto o generar entramados entre el arte y  la comida, pareciera ser algo prácticamente idílico, pero estas dos disciplinas van claramente de la mano, los procesos creativos y estética de una preparación, a veces suelen ser unas verdaderas obras de arte. ¿Cuánto tiempo demora crear una preparación?, es algo poco medible, es lo mismo tratar de estandarizar los tiempos en el proceso creativo o de realización de un escultor o un músico.

Hace algún tiempo atrás en nuestro país, la gastronomía era considerada como parte del área empresarial, pertenecía solamente a los lineamientos de proceso o fomento productivo de Chile, hay que rescatar que hoy es vista como una disciplina, potenciada año a año por el Ministerio de la Cultura, las Artes y el Patrimonio. Cuando llega una preparación a deleitar nuestro paladar, no sólo hay insumos y materias primas elaboradas; hay identidad, patrimonio y cultura. Las tradiciones y manifestaciones de un pueblo, se ven reflejadas. Clara afirmación de lo que hoy les hablo, es al momento de beber un vino, por muy industrializado que sea su proceso, hay un origen, detrás está la tradición de la vendimia, de los tejedores de mimbre para chuicos y damajuanas, que año tras año se conmemora a través de fiestas en diferentes partes de esta larga faja de tierra.

Es por esto y por muchas otras cosas que el arte y la gastronomía, van de la mano, ambas son componentes esenciales de una cultura, pudiendo encontrar en ellas, orígenes y bases de las identidades sociales de un territorio. Estas dos disciplinas pueden transmitir en conjunto ideas y valores generando una armonía que trascenderá a lo largo del tiempo y el espacio. Hoy con el pasar de los años y de nuestros procesos evolutivos, la gastronomía dejó de tener una funcionalidad de rito o de religiosidad, adquiriendo importancia en conjunto con el arte, en temas estéticos, pedagógicos e incluso de funcionalidad social. 

El arte y la gastronomía, estarán siempre abiertas a múltiples interpretaciones y aceptaciones, pero lo que nunca cambiará, es que ambas serán el reflejo de la manifestación del talento, habilidad, capacidad y proceso creativo que expresa el ser humano.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes