martes 18 de junio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

El derecho al tiempo... un derecho de los niños

Víctor Pérez Varela, senador


 Por La Tribuna

05-04-2019_20-39-061__victorperezvarela.jpg

En el Senado logramos y pudimos cumplir con un derecho de los niños largamente esperado. Tras nueve años, el texto conocido como "derecho al tiempo" quedó listo para cumplir su segundo trámite y asume por primera vez el evitar la impunidad en este tipo de delitos contra nuestros menores, y sin duda sigue la línea de las prioridades del gobierno y del Presidente Piñera: poner a los niños primero en la fila.

El haber obtenido un apoyo unánime a esta ley es un logro importante, histórico y que nos revela que la legislación, la discusión política, el trabajo parlamentario, puede sacar adelante iniciativas tan importantes como estas. Diferencias, desavenencias y el cruce de críticas y opiniones siempre se dan y se darán, pero cuando el foco apunta a proteger a nuestras niñas y niños, no hay que caer en discutir la forma, sino hay que preocuparse de que el fondo sea el de proteger a nuestros menores.

La aprobación de forma transversal y unánime del proyecto de ley sobre imprescriptibilidad de delitos sexuales contra menores apunta a dar una señal clara y potente en contra de todos aquellos que en su mente sucia y retorcida abusan de menores de edad.

Hoy deben saber que su delito no prescribirá, no tendrá una fecha de expiración, ya no se podrá amparar en que el tiempo transcurra y el delito prescriba; ahora este proyecto de ley, cuando sea ley como tal, permitirá a quienes han sido víctimas de estas agresiones denunciar su perpetración y a sus victimarios cuando se encuentren efectivamente preparados para hacerlo y enfrentarlo, sin que corran el peligro de acciones legales que busquen la prescripción del delito cometido.

Este es uno de los proyectos más relevantes, trascendentes y significativos, puesto que al conocer a las víctimas de estos delitos tan atroces, uno se da cuenta de que el daño no es solo físico, sino que también es psicológico, moral y extraordinariamente profundo. Sabemos que nunca será suficiente el trabajo realizado y que este tipo de delitos no debiesen existir, pero suceden y hay que combatirlos, y la imprescriptibilidad de delitos sexuales contra menores apunta sin duda a eso.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes