suscríbete al boletín diario

Opinión

El ejercicio ético del arquitecto en la industria de la construcción

Mario Zerega Arellano. Presidente Colegio de Arquitectos Delegación Los Ángeles.


 Por La Tribuna

27-03-2019_11-39-091__mzafoto.jpg

Con total, sorpresa y estupor nos enteramos la semana recién pasada, que la DOM y la alcaldía local habrían identificado irregularidades en diversos documentos y firmas de arquitectos que han ingresado proyectos en esta dirección.

Coincidentemente este fin de semana, en Santiago se realizó en nuestra sede central, la reunión CNDPZ del Colegio de Arquitectos, reunión a la que asistieron la directiva nacional junto a los presidentes de las 19 delegaciones desplegadas en el país, ocasión que aproveché como presidente de la Delegación Los Ángeles, para exponer en la mesa el tema ocurrido en Los Ángeles, lo que generó un fuerte y espontáneo rechazo a lo acontecido, razón por la cual decidieron emitir una Declaración pública que firmamos las 19 delegaciones y el presidente nacional del Colegio de Arquitectos, donde se condenan enérgicamente los hechos y se apoya el camino iniciado por el alcalde Sr Esteban Krause y su directora de Obras, la arquitecto Sra. Vianet Quijón, declaración que se publica en extenso en este mismo medio.

Es importante señalar que un arquitecto no presenta solicitudes de permiso unilateralmente, sino que detrás de cada solicitud hay un propietario, lo que hace dudar que, quien encarga un proyecto no esté en conocimiento de las malas prácticas para aprobar su permiso. Por lo que creemos que también es necesario aplicar fuertes sanciones a los que encargaron los proyectos, sabemos que donde hay un corrupto, hay también un corruptor, y la corrupción es la que más daña la credibilidad de este país y especialmente a la industria de la arquitectura y la construcción.

Es de suponer que dado el aumento de escuelas de arquitectura, aumenta el número de egresados, haciendo que las ofertas laborales decaigan así como los sueldos y honorarios, lo que lleva a que muchos egresados sean presa fácil de la industria, de empresarios de mal actuar, que abusan literalmente de ellos al ningunear sus legítimos honorarios y obligarlos a hacer actos reñidos con la moral y las normas.

Como gremio creemos que estas denuncias públicas, son la única forma para generar una fuerte señal de alerta a la sociedad, en especial a corruptos y a corruptores, señal que nos permita en definitiva ser capaces de vencer y erradicar esa cultura de mal emprender y hacer las cosas al margen de la ley, que está tan arraigada en el empresariado local, por eso hemos decidido apoyar esta denuncia para así recuperar las confianzas necesarias y seguir construyendo un país mejor.

Aprovecho de insistir en la invitación, para aquellos arquitectos que quieran distinguirse del resto; que aman la profesión y ven con horror lo que sucede y cómo se enloda nuestra labor profesional, para que se acerquen a nuestro colegio, a colegiarse y así asumir las normas morales y éticas de la buenas prácticas de la profesión, cosas que no se enseñan en las escuelas de arquitectura; las cuales han proliferado por el país llegando actualmente a 40, a diferencia de las 8 que existían en los años 90.

El colegio está preocupado y tiene en programa lo que se llama la colegiatura automática sin costo antes de 1 año de egresados, como también tiene convenio con las universidades para premiar a los mejores proyectos de Título de cada año. El colegio quiere estar ahí, quiere acompañarlos, desde el primer momento, fortalecerlos en el desarrollo de su vida profesional, poniendo todo el conocimiento acumulado, comités de patrimonio, de revisores independientes, de tecnología, de legislación urbana etcétera, e incluso de asesoría legal gratuita, para que no cometan errores u omisiones, muchas veces por puro desconocimiento, de las normas y leyes.

Esperamos que algún día vuelva y se instaure nuevamente la obligación; derogada en los años 80, de colegiarse obligatoriamente para poder ejercer la profesión. Esto nos permitiría tener el control ético de todos los profesionales del país y no solamente del 30 %, que actualmente se encuentra colegiado.

Finalmente y en base a lo informado por el alcalde y su directora de Obras, sólo nos queda ponernos a su disposición para lo que necesiten; ya que, como colegio nuestro objetivo es concentrar a los arquitectos bajo una misma política y criterio profesional, donde prime la ética, la moralidad y la legalidad en lo que hacemos.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes