martes 22 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

Estero Quilque o basurero fluvial…una realidad impresentable

Francisco González, concejal de Los Ángeles.


 Por LESLIA JORQUERA

25-10-2018_19-50-191__franciscogonzálezrivas

Lamentablemente esta semana se inició con una triste y vergonzosa noticia para la ciudad de Los Ángeles, la contaminación por desechos plásticos en el estero Quilque, hecho que nos llevó a ser noticia nacional, debido al impresentable panorama, que fue denominado por diversos medios de comunicación, y con justa razón por lo demás,  como un basurero fluvial. 

Un hecho a todas luces criticable que evidencia una vez más la alta contaminación a la que se ve expuesto este  afluente natural que atraviesa toda nuestra comuna.  El cual, ya sea por desconocimiento o por una subvaloración de la relevancia que tiene para la zona es objeto de graves daños a su ecosistema.

Muchos más allá de ver al estero Quilque como una postal habitual, que cruza el centro de la ciudad, olvidan que las aguas de este cauce fluvial, son utilizadas en determinadas zonas para la agricultura, un sector productivo vital para la economía de nuestra comuna.

Por lo anterior, y por el consiguiente daño al ecosistema,  que es  tan preocupante que este estero sufra de la indiferencia ciudadana, expresada en esta falta de conciencia medioambiental, esto, porque el cuidado de nuestros afluentes y de todo nuestro entorno natural, depende no sólo de los recursos estatales, comunales y privados que tanto autoridades y entidades como los Canalistas del Laja destinan, haciendo continuos esfuerzos para limpiar los desechos arrojados al torrente, lo cual, se ha vuelto un problema permanente que cada cierto tiempo debe ser abordado.

En esta ocasión el torrente de botellas plásticas, basura en general además de animales muertos, se situaron en el sector El Nogal en las cercanías de Virquenco, lo cual significó que Canalistas del Laja tuvieran que intervenir, realizando la limpieza de los desechos con maquinaria pesada y tres camiones tolva para despejar los cerca de 300 metros de basura, esto con las consecuentes implicancias económicas que  asumió dicha entidad.

 

En la actualidad cuando el cuidado medioambiental es un tema de debate a nivel mundial -sobre el cual nadie ha quedado ajeno-, parece inexplicable que nosotros como ciudadanos empaticemos sólo con la realidad internacional, y de alguna forma, hagamos caso omiso de la realidad que vivimos a nivel local obviando la contaminación de la que es objeto nuestro estero Quilque, situación que ha sido evidenciada por organismos de carácter ambiental local, como el Consejo para la Sustentabilidad del Biobío, cuyos representantes han calificado como decepcionante  y lamentable que el estero este siendo utilizado como un basurero fluvial.  Situación, que sin ir más lejos ha sido el detonante de las inundaciones, como las vivida este año, cuando el estero Quilque colapsó no sólo por las intensas lluvias, sino que también por la abundante basura arrojada al torrente.

Hoy en día tenemos que tener conciencia de la relevancia que tienen nuestras acciones negativas para con el planeta, sobre todo, si consideramos los estragos que provocan los residuos plásticos en el ecosistema, diversos estudios a nivel internacional señalan que las botellas plásticas, las cuales eran en mayor número las que se observaban en el estero Quilque, demoran desde 100 hasta mil años en degradarse, siendo uno de los objetos más contaminantes.

Es por ello que como concejal de Los Ángeles no puedo pasar por alto esta lamentable situación, sobre todo si consideramos que en la comuna se encuentran ubicados diversos puntos limpios para el desecho de productos contaminantes de difícil degradación.  El llamado por tanto,  es a que todos pongamos en acción el cuidado hacia nuestro ecosistema con medidas que por más pequeñas que parezcan pueden en un futuro cercano ser un paso gigante en el cuidado de nuestra comuna y de todo nuestro medio ambiente.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes