domingo 20 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

Los héroes que se necesitan

Alejandro Mege Valdebenito


 Por LESLIA JORQUERA

08-10-2018_19-38-481__alejandromege

 Ese padre, como tantos otros, son verdaderos héroes no sólo para su familia, deberían serlo para toda la sociedad.

 

Se define como héroe a una persona que se distingue por haber realizado una hazaña fuera de lo común, especialmente si  ha requerido de mucho coraje,  concepto que no es patrimonio de una acción bélica ya que es posible ser ejemplo  en muchas actividades de la vida humana,  que causan impacto público; cuentan con el reconocimiento generalizado y se  la considera un  modelo a imitar para las nuevas generaciones. Son los héroes de la historia de los pueblos y pilares sostenedores de la libertad y la moralidad  social y por ello son recordados y respetados por la necesidad de contar con ejemplos y valores que den sentido, dignidad  y futuro a nuestra vida en sociedad. Son ejemplos que se conocen y tras los cuales  parapetamos nuestras propias debilidades intentando asumir como nuestras las fortalezas de esos héroes.

Junto a los héroes reconocidos y recordados existen muchos más héroes desconocidos y olvidados pero que están en lucha permanente por sobrevivir y dignificar a una sociedad individualista, poco solidaria y competitiva donde la crisis de los valores humanos ha sido de tal magnitud que ha socavado los cimientos de  instituciones consideradas las más creíbles y respetadas. Esos verdaderos héroes, desconocidos la mayoría, aquellos que no participan en actividades deshonestas y condenan las acciones delictuales y dolosas de algunos de sus miembros que hieren a las propias instituciones a las que pertenecen; lo son los padres que dicen no a las acciones antisociales de sus propios hijos; aquellos que habiendo trabajado con responsabilidad y honradez toda su vida, tienen que sobrevivir sus últimos años soportando, muchos de ellos de manera solitaria, enfermedades y miseria, esperando con angustia que el Estado repare las deudas que tiene con ellos  y que pueden ser un paliativo de la injusticia cometida; son heroicas las familias que  hacen de manera honesta  todo lo humanamente posible para educar a sus hijos y darles un mejor futuro, el mismo que ellos no tuvieron; son héroes tan grandes como los otros porque sus batallas no ha sido menos difíciles y dolorosas, como aquel padre que, con  un trabajo modesto pero digno, ofreció pagar la deuda de la educación de su hijo entregando en la tarde de cada día la utilidad que lograra obtener y,  con honestidad, esfuerzo y sacrificio, así lo hizo. Ese padre, como tantos otros, son verdaderos héroes no solo para su familia, deberían serlo para toda la sociedad, como fue heroica la actitud de la bondadosa  mujer que prestó ayuda al extranjero que se moría en el aeropuerto ante la mirada fría e indiferente de muchos; o la de aquel profesor que cambió su vida por salvar  la de sus alumnos que se ahogaban.

En fin. Son tantos los ejemplos dignificantes de personas como éstas, sencillas la mayoría, plenamente conscientes de su condición humana, solidarias,  con  valores y actitudes morales que las hacen ser los  héroes sociales que nos  hacen tanta falta.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes