lee nuestro papel digital

Opinión

La sepsis: enfermedad común y poco reconocida

Dr. Fernando Tirapegui Sanhueza. Especialista en Medicina Interna, subespecialista en Enfermedades Respiratorias del Adulto. Residente de Medicina intensiva de Adultos Complejo Asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz” Los Ángeles.


 Por La Tribuna

24-09-2018_20-24-261__drfernandotirapegui

 La sepsis surge cuando la respuesta del cuerpo a una infección que finalmente daña sus propios tejidos y órganos.

 

En septiembre se realizó a nivel mundial la celebración del Dia Mundial de la Sepsis, una inciativa global que buscar poner en conocimiento de la población la importancia de esta patología y su carga a nivel global.

La sepsis es una de las enfermedades más comunes y menos reconocidas. A nivel mundial, se estima que la sufren cada año entre 20 y 30 millones de pacientes, con 7-9 millones de muertes.

En el mundo, una persona muere de sepsis cada 3,5 segundos y los sobrevivientes ven disminuida su expectativa de vida ademas de altos costos en rehabilitacion social y laboral. Es una enfermedad catastrófica tanto del punto de vista sanitario, social como humano.

En el mundo desarrollado, la sepsis está aumentando drásticamente en una tasa anual de entre el 8% y el 13% durante la última década, y ahora cobra más vidas que el cáncer de colón y el cáncer de mama combinados. Las razones son diversas, pero incluyen el envejecimiento de la población, el creciente uso de intervenciones de alto riesgo en todos los grupos de edad y el desarrollo de infecciones por gérmenes (virus, bacterias, hongos) resistentes a los medicamentos.

A pesar de su notable incidencia, la sepsis es prácticamente desconocida para el público y a menudo se la malinterpreta como una intoxicación de la sangre. La sepsis surge cuando la respuesta del cuerpo a una infección que finalmente daña sus propios tejidos y órganos. Puede causar shock, falla orgánica múltiple y muerte, especialmente si no se reconoce temprano y se trata con prontitud. La sepsis sigue siendo la principal causa de muerte por infección a pesar de los avances en la medicina moderna, incluidas las vacunas, los antibióticos y la atención aguda con tasas de mortalidad hospitalaria de entre 30 y 60%.

Dentro de las necesidades para combatir esta enfermedad se encuentra la formación de profesionales altamente capacitados en medicina intensiva tanto médicos intensivistas, enfermeras, técnicos de enfermería, químico farmaceuticos, nutricionistas, fonoaudiólogos, kinesiólogos quienes ya completada su formación de pregrado deben continuar sus estudios para adquirir las competencias que lleven a disminuir la mortalidad y morbilidad asociados.

El Servicio de Salud de Biobío ha invertido en la formación de tres medicos quienes tras 12 a 14 años de estudios universitarios en centros docente-asistenciales de alta complejidad, serán quienes lideren las Unidades de Paciente Crítico del Complejo Asitencial para entregar a la población la calidad de cuidados críticos de primer nivel, asimilando las capacidades a las entregadas por los principales centros de salud nacionales como del extranjero.

La integración de la comunidad a estas unidades, mediante charlas informativas, reuniones de coordinación y especialmente la aplicación de un modelo de humanización en la atención, permitira entregar herramientas para que la población sea capaz de identificar signos precoces de aparición de la sepsis y con ello acercarse a sus centros de atención primaria, SAPU’s, Centros de alta resolución, SAMU, Unidades de emergencia de hospitales comunitarios para realizar en forma precoz las intervenciones que pueden significar un desenlace favorable frente a esta grave patología.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes