sábado 19 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

Estudio Nacional de Lectura de 2° básico: un desafío pendiente

Desde el Ministerio de Educación estamos convencidos de que se requieren los mayores esfuerzos y compromisos de la sociedad en su conjunto para saldar esta deuda con los niños y niñas de nuestro país.


 Por Cristian Delgadillo Rosales

12-08-2018_19-44-231__danielsanmartínjara

Hace algunos días, la Agencia de Calidad de la Educación presentó los resultados del Estudio Nacional de Lectura de 2° básico 2017, el que aplicado a más de siete mil niños y niñas de 260 establecimientos a nivel nacional, dejó de manifiesto preocupantes cifras que dicen relación con un estancamiento en la comprensión lectora desde el año 2012, detallando el que un 61.8% de la muestra no logra comprender a cabalidad lo que lee y ratificando diferencias asociadas, por ejemplo, al origen socioeconómico de los estudiantes y al fomento de la lectura al interior de las familias.

Cuando hablamos de comprensión lectora, nos referimos a una cualidad cognitiva fundamental para fortalecer el potencial comunicativo, reflexivo, ético, afectivo y creativo de los niños y niñas, siendo la base para el aprendizaje y absorción de conocimientos a lo largo de la vida y la mejor manera de construir una visión del mundo y apropiarnos de ella.

En tal sentido, los logros del aprendizaje a través de la lectura durante los primeros años de escolaridad están fuertemente correlacionados con el éxito académico futuro, implicando a largo plazo consecuencias en el desarrollo personal, social y laboral de las personas.

Desde el Ministerio de Educación estamos convencidos de que se requieren los mayores esfuerzos y compromisos de la sociedad en su conjunto para saldar esta deuda con los niños y niñas de nuestro país.

Actualmente se afinan detalles de lo que será el Plan Nacional de Lectura, iniciativa que involucra tanto la disposición de recursos y materiales pedagógicos, así como la capacitación de los profesores en nuevas metodologías que generen en los niños curiosidad, motivación y satisfacción por leer y aprender.

De igual forma, conocemos la necesidad de crear contextos y estrategias que trasciendan el espacio escolar y que involucren como actores fundamentales a las familias. Por ese motivo, se dispondrán recursos especiales para crear un mayor acceso a libros digitales, de manera que los padres y apoderados puedan iniciar tempranamente el hábito de la lectura junto a sus niñas y niños.

Otro de nuestros objetivos a nivel ministerial es que al final de este periodo de Gobierno todos los colegios cuenten con bibliotecas. Por ello, estamos destinando nuestros mayores esfuerzos para la implementación de nuevas bibliotecas en 298 escuelas, buscando multiplicar significativamente la cantidad de libros por cada niño de nuestro sistema.

Con el compromiso de la sociedad en su conjunto, estos pueden ser significativos pasos hacia nuestra misión de procurar el desarrollo de competencias para el aprendizaje de los niños y niñas en los ámbitos cognitivo, emocional y social; todos ellos fundamentales para la formación de ciudadanos con alta capacidad de participación, innovación e integración hacia una mejor sociedad chilena.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes