miércoles 11 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Opinión

Educación más allá de las leyes

Josefina Bascur, subgerente de Comunicaciones Corporativas Daily Foods.


 Por LESLIA JORQUERA

05-02-2018_20-21-331__Josefina-Bascur

La rapidez con la que nos movemos en el mundo actual, ha incidido en áreas de nuestra vida privada a las que antiguamente dedicábamos más tiempo y consciencia. Una de ellas, clave para nuestra salud y bienestar físico, es la alimentación. Presos de una vorágine que nos tiene los minutos contados diariamente, muchas veces no nos detenemos a pensar qué tipo de comidas y bebidas estamos ingiriendo, lo que puede tener consecuencias nefastas para nuestro futuro.

De acuerdo al estudio Impacto social y económico en Chile, Ecuador y México, revelado por la Cepal hace un par de meses, se estima que cerca de 2,9 millones de casos de enfermedades por año están relacionados con el sobrepeso y la obesidad en nuestro país. También, que el 95% de ellos generan enfermedades crónicas como la hipertensión y diabetes tipo 2. El factor común para ambos indicadores es, simplemente, una mala nutrición.

Instituciones como el Ministerio de Salud han trabajado fuertemente durante los últimos años para luchar contra esta tendencia. Un ejemplo claro es la ley de etiquetado de alimentos, que hoy permite que las personas conozcan los niveles de azúcar, grasas saturadas, calorías y sodio; iniciativa que en junio pasado cumplió un año desde su puesta en marcha. También existe un impuesto adicional a las bebidas azucaradas y se han ejecutado programas como Vida Sana y comunidades saludables. Sin embargo, es un hecho que estas iniciativas -que valoramos indiscutiblemente- sólo se transforman en acciones aisladas que atacan un problema puntual, más se diluyen sin un correcto seguimiento. Si no somos capaces de informarnos o educamos en torno a los beneficios de una buena alimentación, avanzamos un paso y retrocedemos dos o más.

En 2016, la Junaeb realizó el estudio Mapa Nutricional 2016, cuyos resultados fueron revelados este año y que abordó a más de 660 mil niños. En él se evidencia que los niveles de sobrepeso y obesidad en los alumnos de prekínder, kínder, primero básico y primero medio son altos y preocupantes. Se trata de un 26,4% de niños entre cinco y siete años tienen sobrepeso, mientras que el 23,9% es obeso. En tanto, el 31% de alumnos de primer año medio también está por sobre los niveles recomendados para su edad.

¿Cómo podemos hacer frente a este problema? Justamente en los niños y adolescentes hay una respuesta. Junto con lo que podamos aprender de forma voluntaria, debemos propiciar nuevas conversaciones al interior de la familia, en el colegio, entre los colegas o junto a los amigos, para comprender el valor de una alimentación. También, saber qué tipo de dieta estamos siguiendo y qué cambios nos gustaría realizar para llevar una vida más sana. La información está disponible, sólo hace falta tener la voluntad y la disposición y la consciencia que lo que comemos y bebemos hoy tendrá repercusiones en nuestra salud y calidad de vida de mañana.

Josefina Bascur, subgerente de Comunicaciones Corporativas Daily Foods.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes