suscríbete al boletín diario

Opinión

Políticas de Estado: Un Chile para el mañana

René Núñez Ávila. Profesor y abogado angelino


 Por La Tribuna

10-11-2017_19-07-241__RenéNúñez

 “Hemos llegado aquí, porque de uno u otro modo, el vehículo político sobre el cual nos subimos, nos trajo hasta este punto”.

El rumbo que hemos seguido hasta nuestros días nos ha traído grandes avances en todas las materias imaginables. Aquellos que tienen más de 40 años, pueden comparar como fue Chile alguna vez y como es Chile hoy y sacar conclusiones positivas, pues la realidad es muy distinta, aunque las sensaciones no nos permitan vivir más tranquilos, pues la velocidad de la información, y sobre todo la información cargada de delincuencia, violencia y corrupción, nos dejan a todos asustados, preocupados y ciegos sobre lo que ha sido la superación de la pobreza, la proliferación de las oportunidades que antes no existían o el simple derecho y libertad de expresión, coartado en el pasado por motivos políticos o por simple carencia de herramientas para ejercerlos.

Hemos llegado aquí, porque de uno u otro modo, el vehículo político sobre el cual nos subimos, nos trajo hasta este punto, pero la tarea nunca termina, y no podemos negar que esta forma de hacer las cosas está percudido, no podemos pensar que hoy, en pleno siglo XXI, el modelo de decisiones de eterna discusión entre la izquierda y derecha nos van a llevar a buen puerto. Ese fue el modelo del siglo XX, el cual triunfó y fracasó en distintas medidas. Lo que el siglo XXI nos ofrece es el consenso, el diálogo, la participación ciudadana, es decir, la integración de todas las visiones en los pasos a seguir.

Debemos avanzar y para eso debemos subirnos al vehículo de este siglo que viene entrando con la fuerza de la ciudadanía empoderada, con la inteligencia de la sociedad civil organizada.

Los problemas de la democracia se resuelven con más democracia. Durante los últimos dos años, he sido testigo presencial de distintas problemáticas que afectan a las personas si bien mi diagnóstico apunta a varias falencias como la falta de organización, la falta de profesionalismo y responsabilidad de los encargados de combatir las problemáticas o ejecutar las políticas públicas, etcétera. Puedo resumir todo en una sola frase “no interactuamos” no somos capaces de consultar al de la trinchera del frente que opina, que le parece, cuál es su visión. Y al no tener esa retroalimentación, no seremos nunca capaces de enfrentar exitosamente problemáticas como el Conflicto mapuche, la Educación y sus falencias, la Salud Pública y la gente muriendo en los hospitales, y por sobre todo los problemas, rige la nube de la ignorancia, del desinterés y la pobreza, el principal enemigo de la libertad y por lo tanto, el principal enemigo de la sociedad y del fin que tenemos como Estado.

Es tiempo de avanzar, debemos ser capaces de mirarnos los unos a los otros y dialogar por un futuro. Hago un llamado a todos los políticos a que nos sentemos los “Verdes y los Colorados” y hagamos en conjunto un diálogo por el futuro de Chile, a que hagamos juntos Políticas de Estado, con visión de Futuro y por sobre todo, con visión de País.

René Núñez Ávila.

Profesor y abogado angelino

 

 

 

 

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes