suscríbete al boletín diario

Opinión

Con esfuerzo y trabajo, todo es posible

Roberto Poblete. Diputado


 Por La Tribuna

07-11-2017_20-16-131__RobertoPoblete

“Hecho a pulso entre ella y su marido, su flamante local nos acoge para deleitarnos una vez más con su cocina sencilla, suculenta y sabrosa”.
 

Hace poco más de cuatro años, en el marco de nuestra primera campaña electoral, conocimos a la señora Soraya Barra Pacheco en la comuna de Santa Bárbara. Allí en calle Carrera, frente al Hogar Intercultural, me encontré con unas tortillas de rescoldo exquisitas, hechas por sus propias manos amasadoras.

Nos llamó la atención su fuerza y su sencillez. Sus tortillas me llevaron a mi infancia en el campo donde las manos hacendosas de mi abuela o de mi tía Meche, preparaban las cenizas para cocer allí el pan nuestro de cada día, la vi agachada y con un zuncho sacando el producto humeante ya prontas para rasparlas y saborearlas. En nuestros viajes sucesivos a la comuna cordillerana seguimos visitándola, y cada vez nos sorprendía con una nueva delicia.

La señora Soraya tenía todas las ganas de progresar, de cumplir un sueño, algún día tendría su cocinería y un local para dar mejores condiciones a los clientes que – pese a la precariedad del local – llegaban, cautivados por el sabor de sus comidas. Porque ella es la genuina representante de esa mujer chilena que apechuga para conseguir lo que quiere, la que mantiene el ánimo y las ganas de trabajar para salir adelante, la que involucra a su familia y le hace un saludo a la vida para que su historia y su futuro se junten allí mismo, en el corazón de Santa Bárbara en calle Carrera 777 en su “Rincón Campesino”.

Hecho a pulso entre ella y su marido, su flamante local nos acoge para deleitarnos una vez más con su cocina sencilla, suculenta y sabrosa. La familia nos recibe con mucho afecto y mientras almorzamos, nos cuentan los pormenores de tan importante avance. Ayudó un pequeño crédito que permitió pagar en parte la ampliación de su vivienda, que el resto de los materiales se los dio “fiados” un vecino ferretero, que el diseño lo hizo un amigo junto a su esposo y que el resto ha sido puro “ñeque” y ganas de salir adelante.

De su amplio anecdotario, cuenta que en febrero, bajo un improvisado parrón-terraza, le contó a uno de sus comensales que en abril tendría un espacio más cómodo para recibirlo. Él, incrédulo, sólo asintió con la cabeza. Supongo que cuando vio su local terminado, se sintió gratamente sorprendido.

Además de su restaurant, ella mantiene su pequeño campo, donde cultiva frutillas y cría corderos y chivos. Nunca vendió la tierra que le heredaron sus padres porque sabe que es su único patrimonio, el que le ha dado el sustento para sacar adelante a toda su familia. De hecho, el Día Internacional de la Mujer Rural, fue distinguida especialmente por su aporte al desarrollo de la Agricultura Familiar Campesina de la Región del Biobío.

Sin saber que nos encontraríamos este domingo, durante las últimas semanas habíamos contado su historia una y otra vez en Lota y en la provincia de Arauco, territorio que compone este nuevo distrito 21, donde las oportunidades laborales son escasas especialmente para las mujeres. Contamos que la señora Soraya comenzó haciendo algunas tortillas en el piso de su cocina y que desde allí, ella nunca dejó de soñar y trabajar para concretar sus propósitos.

Ella sabe y reconoce lo importante que fue recibir un apoyo para su emprendimiento. Por eso no entiende ni entenderá a quienes dicen que no irán a votar, (yo tampoco) bajo el argumento “no importa quién salga, yo igual tengo que ir a trabajar”. ¡Claro! Porque sin trabajo nada se consigue, nada próspera. Pero, no da lo mismo quien gobierne, debemos cuidar que quienes elijamos con nuestro voto, sean capaces de preocuparse de la gente real, de creer en las personas de esfuerzo, de disponer los recursos que necesitan las personas como la señora Soraya cuando emprenden.

Felicitamos a la protagonista de esta columna, y en ella saludamos a todas las mujeres de esfuerzo de Bío Bío. La historia de esta mujer campesina sirve de ejemplo para cientos de mujeres que viven esperanzadas, aquí, en nuestra región, de todas maneras!

Roberto Poblete.
Diputado

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes