sábado 19 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

Ganándole a la vida

Rodrigo Díaz Wörner, intendente de la región del Biobío


 Por Zazil-Ha Troncoso

20-08-2017_18-46-211__RodrigoDíazWörner

La tragedia de Antuco, ocurrida el 18 de mayo de 2005, donde fallecieron 45 soldados conscriptos del Regimiento Reforzado de Los Ángeles, ha sido uno de los episodios más triste de la historia en nuestra patria.

Sin embargo, nos alegra que quienes sobrevivieron a ese pasado difícil y extremo se levanten y, más aún, saquen adelante a sus familias, ánimo que es apoyado por nuestro gobierno, que ha implementado políticas de Estado reparatorias en materia económica, de vivienda, de salud, de educación y otras, orientadas a superar la crisis emocional y psíquica de sobrevivientes y familiares de las víctimas. 

Una de estas medidas a las que nos comprometimos en este gobierno, y que hace unos días cumplimos, tiene relación con la entrega de subsidios habitacionales para sectores medios, facultad que está delegada en la Secretaría Regional Ministerial de Vivienda para hacer asignaciones directas a sobrevivientes que cumplan con los requisitos de optar a una vivienda. En aquella oportunidad se extendieron cuatro certificados, de entre 500 UF a 520 UF cada uno, que les permitan optar a las distintas modalidades para que tengan una casa propia.

Tal como conversamos ese día en la comuna de Los Ángeles junto a las familias, ellas nos comentaban que los subsidios serán utilizados para adquirir viviendas; otra que tiene un terreno construirá con los recursos adjudicados; otra comprará una vivienda usada. Lo que, como lo resaltaba nuestra directora regional del Serviu, María Luz Gajardo, da respuesta rápida a contar con solución habitacional.

Además de acompañarlos, se les ha cubierto atención biopsicosocial gratuita, y en el marco de la tramitación de pensiones de gracia, al momento se han otorgado estas a cuatro sobrevivientes en mayores condiciones de vulnerabilidad, apoyos que gestionamos para extender a familiares de las víctimas fallecidas en temas de subsidios habitacionales, cobertura biopsicosocial, pago de estudios y becas de alimentación, así como pensiones para madres, y en un par de casos, para padres.

Si bien quedan algunos asuntos pendientes, seguiremos trabajando de manera personalizada en dejar atrás los tiempos difíciles, tanto con los sobrevivientes como con las familias. Porque, si podemos colaborar como Gobierno de Chile, estamos muy contentos de hacerlo.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes