jueves 17 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Opinión

Jóvenes, actúen con responsabilidad

Sergio Castro Alfaro.                                                                      Vicerrector Sede Concepción Universidad San Sebastián


 Por LESLIA JORQUERA

17-08-2017_20-12-281__SergioCastroUSS

“De acuerdo a los expertos, el aumento de las ITS se relaciona con el inicio precoz de la actividad sexual, múltiples parejas y el no uso de preservativos”.

Como una situación fuera de control ha sido catalogado el aumento de los casos de VIH en el país, alza que ha afectado en especial a la población entre 20 y 29 años de edad. De acuerdo a cifras oficiales, la cantidad de personas viviendo con el virus aumentó en un 66% en los últimos seis años en ese rango de edad. Además se ha observado un crecimiento significativo de otras infecciones de transmisión sexual (ITS), por ejemplo gonorrea, que evidencia un alza de más de un 200% en el último quinquenio.

Por el contrario, el número de embarazos adolescentes ha tenido una notoria baja en los últimos seis años. En la Región del Biobío la cifra de madres menores de 19 años ingresadas al programa prenatal del Ministerio de Salud disminuyó de 5.160 en 2010 a 2.426 en 2016.

¿Qué factores estarán influyendo en ambas realidades? ¿Por qué hemos fracasado en lograr que los jóvenes tomen conciencia de la relevancia de la prevención de las ITS?
Al tratarse de un tema altamente complejo en que influyen diversos factores, incluidos los aspectos valóricos, las respuestas no son simples. Pero, de partida, habría que plantear que las responsabilidades son compartidas. Si bien es cierto han faltado políticas públicas efectivas que involucren a las carteras de Salud y Educación, también es responsabilidad de las familias y de los mismos jóvenes.

Así como los adolescentes han logrado disminuir las preocupantes cifras de embarazo precoz, en muchos casos gracias a las perspectivas de un mejor futuro vinculado al acceso a la educación superior, hoy deben enfrentar esta realidad y hacerse cargo. No es posible que hipotequen su salud tomando malas decisiones.

De acuerdo a los expertos, el aumento de las ITS se relaciona con el inicio precoz de la actividad sexual, múltiples parejas y el no uso de preservativos. Además influye la falsa sensación de seguridad de pensar que “a mí no me pasará nada”.

Ante esta realidad es fundamental que en la familia se abran espacios de conversación sobre estos temas que se deben abordar sin censura, pero con el marco valórico adecuado que dé cuenta de la relevancia que tiene vivir una sexualidad sana, responsable y comprometida en todas las etapas de la vida. Postergar el inicio, la abstención y, en caso de tener actividad, mantener una pareja única, además del uso sistemático y correcto del preservativo, son temas que los padres deben abordar con sus hijos adolescentes, pues frente a las alarmantes cifras, la prevención y el autocuidado son clave. Los colegios y universidades tienen la misma responsabilidad de enfrentar este complejo panorama con sus estudiantes para así reforzar la labor que realizan los padres.

Sin embargo, en este tema también los jóvenes, que hoy tienen acceso a tanta información de manera fácil e inmediata, deben asumir su cuota de responsabilidad. Reflexionar sobre las consecuencias de cada uno de sus actos, cuidar su cuerpo y su salud mental son deberes que podemos, con firmeza y afectividad, exigirles. Si ellos anhelan que los tratemos como adultos, deben comportarse como tales en todos los ámbitos de la vida en especial en aquellos en que ponen en riesgo su salud.

Sergio Castro Alfaro.                                                                     

Vicerrector Sede Concepción
Universidad San Sebastián

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes