lee nuestro papel digital

Opinión

Mix: el momento político mundial

Omar Villanueva Dir. OLIBAR Int’l Lic. Universidad de Chile


 Por La Tribuna

23-11-2016_21-06-11OmarVillanueva

Lo que más sorprende es que algunos analistas, políticos y gobernantes e intelectuales estaban tan seguros que el escenario Clinton les sería favorable que, cuando ocurrió […], en vez de reconocer […] se dedicaron a despotricar.

 

En los más de 40 años de consultoría no habíamos visto un hecho que causara tanto revuelo noticioso y de expectativas para los países, las empresas y los negocios como ha sido el resultado de la elección en USA. Hoy, miles de páginas y comentarios de expertos examinan y discuten retroactivamente  los que fueron los escenarios posibles, pero en forma ex post, de un evento trascendente que ya ocurrió.

Pero la sorpresa existe, se acrecienta y toma ribetes  alarmantes cuando, cuando esas mismas personas, no reconocen que para tratar los asuntos del futuro hay que estar preparados para anticiparse sistemáticamente. Se debe haber estudiado, trabajado y analizado sobre lo que podría ocurrir en el mañana en  la economía, en la sociedad, en los negocios, en lo social, en lo cultural o en otras áreas que sean de interés para la comunidad.

Las encuestas que se refieren a temas del futuro, como las conocidas  en la elección en USA, con sus dos candidatos principales  (HC y DT), anticipaban, erróneamente,  una gran preferencia por el primero de los candidatos, lo que  hizo que los que se inclinaron por ese escenario reforzaran su decisiones por los beneficios  que era de esperar en el futuro, o sea, después del 8 de noviembre. En este escenario elegido se debían producir por tanto determinados hechos que les fueran positivos o muy positivos para sus posiciones y sus respectivas decisiones a tomar. Algo parecido ha ocurrido recientemente en Francia al basarse en las encuestas: muchos sorprendidos.

Muchos se equivocaron y nos volveremos a equivocar. Y lo que más sorprende es que algunos analistas, políticos y gobernantes, empresarios e intelectuales estaban tan seguros que el escenario (único) Clinton les sería favorable que, cuando ocurrió lo que su ciega certeza negaba, en vez de reconocer su equivocación se dedicaron a despotricar contra quien ya había ganado.

¿Sentimientos o razonamientos? Muchas personas influyentes  se han sentido  engañadas, frustradas, desilusionadas, dolidas, asustadas, etc. por los resultados de la elección. Pero  les habría sido diferente su despertar el 9 de noviembre si hubieran pensado que como “nadie es capaz de anticipar este tipo de futuro con certeza”.

Por cierto la comprensión de estas materias no es simple y puede continuar ampliándose con nuestras visiones sobre el estudio, proposición de futuros, análisis y caminos alternativos a seguir en relación a: (1) ¿Cómo las opiniones, los sentimientos y la ideología impacta en la capacidad prospectiva y análisis anticipado de los posibles escenarios, con sus: ventajas y desventajas?… y (2) ¿Por qué en política, como en casi ninguna actividad humana, se puede hablar anticipadamente con certeza, porque eso es inverosímil?; para que sirvan a vuestras decisiones políticas y electorales que vendrán… si estas ocurren.

Omar Villanueva

Dir. OLIBAR Int’l Lic. Universidad de Chile

 


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes