lee nuestro papel digital

Opinión

La Iglesia católica en la era de la información

Sebastián Dreyfus, vocero de Voces Católicas


 Por La Tribuna

18-11-2016_18-53-19SebastiánDreyfus

Según los últimos estudios de ComScore, hoy los chilenos, y en particular la generación “Millenials”, pasa conectada a internet casi 13 horas semanales desde sus smartphones buscando información, entretención, interactuando con otros, y comprando productos y servicios de manera vertiginosamente creciente.

El renombrado filósofo contemporáneo Byung Chul-han, en su libro “La sociedad del cansancio”, describe al hombre actual como exitista, narcisista y deprimido. Hiperconectado, pero tremendamente desarraigado, sobreinformado y carente de verdades que le den sentido a su existencia. Atiborrado de bienes y experiencias, pero permanentemente insatisfecho y en paz.

Internet celebra un nuevo aniversario en este mes. Y parece algo muy novedoso ver a la Iglesia católica, y al papa Francisco en particular, utilizar las nuevas tecnologías. Sin embargo, esto no tiene nada de nuevo en la Iglesia.

San Pablo salió de Jerusalén y recorrió infinidad de comunidades helénicas evangelizando la cultura dominante de aquellos tiempos. El primer libro que imprimió Gutenberg fue la Biblia en 1452, por encargo del mismo Vaticano. Los primeros misioneros llegaron a estas tierras casi junto con los primeros descubridores.

El papa Pío XI eligió ni más ni menos que a Guillermo Marconi para construir la Radio Vaticana, tan sólo 10 años después de la primera emisora comercial en el mundo. Tan sólo cuatro años después de la primera página web y varios antes de Google, Facebook y Twitter, aparece el primer sitio web del Vaticano en la Navidad de 1995 con el mensaje del papa san Juan Pablo II a todos los cristianos y hombres de buena voluntad. Y hoy casi casi en tiempo real se puede seguir en el celular, por medio de la aplicación ThePopeApp, las últimas noticias y viajes apostólicos del papa Francisco.

Por tanto, desde los tiempos de los apóstoles hasta el papa Francisco, las tecnologías han sido promovidas y utilizadas por la iglesia para anunciar la única auténtica novedad que es el evangelio de Cristo, como lo remarca el papa Francisco en su exhortación apostólica Evangelli Gaudiam, casi a modo de programa de su pontificado.

“La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría”, se lee a modo de apertura.

Fieles a este llamado, cada una de las iglesias locales, sus pastores y sus laicos tienen el inmenso desafío de utilizar de buena manera todos los medios que la invención del hombre provee para anunciar la buena noticia de la salvación en Jesucristo.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes