jueves 12 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Opinión

Penas que Abrigan. Cómo abordar la tristeza en los niños

Andrea Saldaña León Directora Regional Junji Biobío


 Por LESLIA JORQUERA

24-08-2016_20-04-56AndreaSaldañaJunji

La obra enfrenta la educación integral en la niñez y permite a los adultos acompañar y comprender a los niños cuando viven momentos de pena, por lo que se convierte en un material educativo para las familias y educadoras en el aula.

 

Hoy quiero contar una historia de un niño triste reflejada en la obra “Penas que abrigan” que narra la vida de Valentín, un pequeño que supera su pena gracias a su abuela. Sin duda, todos los padres queremos que nuestros hijos sean felices, pero la tristeza es una emoción natural que no se puede ocultar para siempre y puede ser un buen maestro al aprender que tiene  enseñanzas. Los niños y niñas sienten tristeza y por primera vez en una narración lo abordamos en la editorial Junji.

La obra enfrenta la educación integral en la niñez y permite a los adultos acompañar y comprender a los niños cuando viven momentos de pena, por lo que se convierte en un material educativo para las familias y educadoras en el aula. A través de sus páginas, realizamos una invitación a encender la imaginación y el asombro para conocer la historia de Valentín. La lectura es una herramienta poderosa y privilegiada para que los niños y niñas se conecten emocionalmente consigo mismos y con otros. El desarrollo cognitivo no está disociado del desarrollo afectivo.

Lo creativo y lúdico dedicado a la infancia es que  el original formato de esta obra permite que sea narrada, por medio de sombras chinas que conforman el libro, el cual además viene con una linterna. Es un texto bastante único pues aborda un tema tabú para los adultos, que es el enfrentar las emociones más intensas en los niños como la tristeza; y además tiene un diseño atractivo, que permite contar la historia proyectando las imágenes, lo que provoca una experiencia vital en los niños y niñas, pues se sienten parte del espacio del relato.

“Penas que abrigan” de Editorial Junji, fue escrito para escolares, padres y profesores, para dejar una enseñanza. Su autora, Marion Acuña,  profesora y actriz chilena oriunda de Valparaíso, nunca olvidó un alumno que tuvo quien lloraba mucho y nadie sabía qué le pasaba porque no lo comentaba. Un día lo encontró llorando debajo de una mesa y Marión, le dijo que había que llorar al sol, con libertad. Tiempo después Marión se separó y para sobrellevar su pena se puso a dibujar, pero no logró expresar lo que sentía. Pero gracias a un taller que hizo de sombras chinas, que vio que le fascinó a los niños y niñas, decidió crear una historia jugando con luz y oscuridad, donde también se refleja que gracias a la intervención de un adulto sensible, el protagonista, Valentín,  supo que ser valiente es atreverse a mirar bien adentro de sí mismo y confiar.

El resultado de este contenido emocional, creativo y técnico, es este libro, una validación de la tristeza como un espacio del cual pueden emerger más luces que sombras y es mejor estar al tanto desde la primera infancia. Los ejemplares de “Penas que abrigan”, se encuentra en las sedes regionales de la Junji.

Andrea Saldaña León

Directora Regional Junji Biobío

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes