martes 19 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Opinión

El Juzgado de Policía Local: un oculto problema

Los servicios públicos del Estado y de las municipalidades deben tener instalaciones de excelencia y no trabajar al mínimo posible, no es justo para la ciudadanía que paga sus impuestos y que merece que ese dinero sea bien invertido.


 Por MAURICIO LOBO BASTIDAS

Opiniones-1.gif

Pese a los mejores espacios con que cuenta esta dependencia de la municipalidad en calle Valdivia, lo cierto es que hay un gran problema que no parece tener solución: el lugar pasa completamente saturado de personas que esperan ser atendidas. La situación, especialmente en los meses de verano, se ha vuelto insostenible, pues a todos los problemas ya existentes se suman el calor y la falta de aire que se puede apreciar en ese lugar.

Si usted, que lee esta editorial, es una autoridad de la comuna de Los Ángeles, lo invitamos a que se acerque a esta oficina un día lunes por la mañana. Sin duda, el panorama no es de los mejores. El servicio trabaja a su máxima capacidad, en medio de trascendidos que hablan de algunos despidos o traslados de funcionarios a otras instalaciones de la corporación edilicia.

Algunos acusan que las salas de espera se encuentran atiborradas debido a una excesiva persecución policial por parte de Carabineros hacia los conductores multados, y otros, que estos partes son producto de medidas absurdas como, por ejemplo, autorizar sólo 60 kilómetros por hora en avenida Las Industrias, siendo que prácticamente no hay cruce de peatones ni viviendas en esa vía que tiene, además, dos pistas por calzada.

No obstante, hay que decir que Carabineros sólo cumple su labor de hacer respetar la ley. El problema aquí es otro. ¿Cómo optimizar el funcionamiento de una oficina como esta, de tanta demanda? La respuesta no le corresponde a este Diario, pero una humana sugerencia es que, si se está aumentando la dotación de funcionarios, bueno sería que se acordaran de este lugar que tanto lo necesita.

Para ir más allá, los usuarios de esta dirección deben vivir la perturbadora experiencia seguramente sólo una vez; pero los trabajadores, todos los días. Esto, sumado a la evidente sobrecarga de trabajo, hace que las condiciones laborales para desempeñar su misión no sean de las mejores.

El alcalde de Los Ángeles, quien se alista a realizar una de las más importantes remodelaciones que haya tenido el edificio consistorial, debe tener presente que no sólo el Juzgado de Policía Local, sino cada área del municipio debe tener habilitadas las debidas infraestructuras y con una cantidad de funcionarios adecuada, que permita prestar el servicio con la calidad que merece la ciudadanía.

Ya mencionábamos hace unos días el mal servicio que ofrece el Registro Civil. Ese tipo de experiencias no son para replicarlas, sino para fortalecer y mejorar los espacios por el bien de la comunidad y de los trabajadores que no tienen la culpa de todo esto.

Simplemente, de seguir sobreexcedido el Juzgado de Policía Local, lo mínimo que se tendrá que hacer es pedirle a Carabineros que no sea tan drástico con los conductores, ya que cada parte cursado es una persona más esperando.

Pero en la realidad, sería positivo que se habilitara alguna medida de emergencia para quienes llegan a estas instancias: habilitar oficinas express para los que van a pagar inmediatamente sus infracciones o buscar algún mecanismo para los trámites rápidos. Asimismo, ofrecer mejores condiciones para las personas con problemas de salud, discapacitados o de la tercera edad que deben acudir al Juzgado, para que puedan realizar sus diligencias con dignidad.

Los servicios públicos del Estado y de las municipalidades deben tener instalaciones de excelencia y no trabajar al mínimo posible, no es justo para la ciudadanía que paga sus impuestos y que merece que ese dinero sea bien invertido. 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes