jueves 19 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Nuestra gente

Marcos Valdebenito: un amante de lo chileno que busca difundir y rescatar las tradiciones nacionales


 Por Gonzalo Meller

WhatsApp Image 2019-09-13 at 21.43.39

De raíces sencillas al igual que su gente, el fundador de la asociación folclórica perteneciente a la comuna del santo, busca que el sentimiento patrio no muera con el paso del tiempo.

Como un hombre feliz, agradecido de la familia que ha forjado su proyecto cultural nacido como un taller de cueca y hoy es un consolidado centro cultural, se definió Marcos Valdebenito Pereira.

Hijo de Luis Valdebenito y Juana Pereira, nació en la comuna de Yumbel el 23 de septiembre de 1976, los cuales “gracias a Dios aún están con nosotros, por lo que llevamos una excelente comunicación”.

Sobre su vida junto a ellos, explicó estos se separaron en su juventud, pero a pesar de la complicada época familiar finalmente entendería que “fue una decisión correcta en un tema de ellos y me quedo con lo bueno”.

Sus inicios educacionales se remontan a la actual Escuela Héroes de Chile hasta octavo básico, y posteriormente en el Liceo Padre Luis Saldes Irarrázaval. Pero sería en su enseñanza básica donde nacería el amor por el folclor chileno, precisando que “me llamaba mucho la atención, me gustaba mucho la cueca, por lo tanto, participaba mucho en los talleres, cuando estaba a cargo el profesor Antonio Vallejo un importante profesor a nivel nacional de folclor”.

A su vez, recordó sus clases de educación física, las cuales “en el mes de agosto ya se transformaban en clases específicamente de cueca, donde a todos nos enseñaban a bailar”.

Con lo anterior, detonaría totalmente su pasión junto al amor por las raíces chilenas, que manifestaría posteriormente a la edad de 23 años en el Centro Cultural Bellavista de Yumbel, donde otorga vida a un conjunto folclórico que luce  reconocimiento nacional.

CONJUNTO BELLAVISTA: COMPROMISO CON LA CULTURA NACIONAL

Con las enseñanzas arraigadas en su corazón, el yumbelino, decidió compartirlas con la comunidad, especialmente con los jóvenes para que las tradiciones no mueran con el paso del tiempo. Por lo que nacida en la población Héctor Dávila, con gente sencilla nace el Conjunto Bellavista, con un objetivo claro: hacer prevalecer las tradiciones chilenas traspasándolas a futuras generaciones.

El camino fue difícil, pero la satisfacción grande. Valdebenito afirmó que cuando formó la familia de apasionados de la música y costumbres chilenas -Conjunto Bellavista-, fueron más de treinta jóvenes con quienes comenzaron el sueño de rescatar la identidad de Chile, para manifestarlas en la comuna del santo, luchando contra un panorama que comenzó adverso.

“No era muy común trabajar esa área, pero buscamos inculcar a nuestro sector todo el amor hacia el folclore, comenzando con talleres de cueca, donde nos fuimos dando cuenta que realmente había mucho talento en nuestro población y, pese a que lo único que nos faltaba eran recursos, seguimos trabajando especialmente con los niños”, puntualizó uno de los principales fundadores de la asociación.

Paralelamente, la autoridad del centro cultural yumbelino que desde el 2001 se dedica a recorrer el largo Chile con su talento para deleitar multitudes, se refirió a lo mejor que ha vivido dentro de la asociación, aseverando que ha sido “ver crecer a los niños con el amor a nuestra patria y cultura, muchos de ellos permaneciendo en la actualidad”.

Dentro de ellos, se refirió al bajista del grupo, José Ávila, el cual llegaría humildemente hace más de 18 años con ojotas a las clases y hoy viste un elegante traje de huaso.

“La satisfacción ha sido que los niños aprendan con nosotros y posteriormente se desarrollen en cualquier ámbito de su vida adulta. Yo siempre les he recalcado que aprovechen de aprender porque aparte de ser gratis, les servirá para muchos aspectos de su vida, ya que se formarán llenitos de cultura y tradiciones”, afirmó Valdebenito. 

CHILENO TODO EL AÑO

El folclorista aseguró que no solamente para Fiestas Patrias sacan sus vestimentas junto a los instrumentos del baúl y las lucen ante la audiencia que clama sus actuaciones, especialmente en el mes de la patria, ya que “nosotros funcionamos todo el año sin dejar de presentarnos. Lo hacemos en distintos escenarios, cómo en Santiago donde nos reunimos con más de 130 agrupaciones y cantamos cueca para más de tres mil personas, lo cual fue maravilloso e inolvidable”.

Si bien, hizo el llamado de atención, porque la cueca se recuerda mucho en septiembre, aseveró que gracias a las agrupaciones folclóricas actualmente siguen ganando su espacio a pulso.

“Muchos colegas trabajan silenciosamente durante todo el año, y no dejan de promover el baile nacional para que esté presente durante todo el año, en distintas actividades a nivel nacional”, destacó.

DE FAMILIA FOLCLÓRICA

Concerniente a su familia, el hombre que busca resaltar la tradición, bailes y cultura chilena entre otras, está dichosamente casado con Andrea Aravena Fuentealba, siendo orgullosos padres de dos hijos: Sebastián y Fernanda.

Uno estudia prevención de riesgos y la otra Educación Diferencial, pero lo que hace particular al conjunto es que  todos están involucrados en su pasión.

“Descubrimos que mi esposa tiene una voz hermosa por lo que también participa con nosotros. Así que ahora está mi señora junto a mis dos hijos tocando en el grupo, los cuales se suman a mis tremendos amigos dentro de la agrupación”, enfatizó Valdebenito.

Para cerrar, el impulsor del folclor, comentó que a futuro espera formar parte del Conjunto Bellavista hasta que la salud lo permita. “El día de mañana si Dios me da vida, espero estar hasta los setenta u ochenta años dentro de esta institución, ver que se mantenga en el tiempo y asimismo que todos los niños de nuestra agrupación no olvidaron sus raíces al crecer”, finalizó.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes