suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

Luis Sanhueza: una vida tranquila al servicio de la salud oral de la provincia

Como una persona tranquila, así es como se calificó Luis Hernán Sanhueza Delgado, uno de los primeros odontólogos de Biobío y el país con una pasión formidable por su profesión.


 Por La Tribuna

28-12-2018_20-19-501__10.1.jpg

A pesar de sus 79 años sigue ejerciendo en su antigua oficina ubicada en el centro de la ciudad en uno de los primeros edificios forjados en el corazón de la provincia de Biobío que compró, para asentarse ahí, atendiendo en sus instalaciones hasta el día de hoy a sus pacientes.

Sus 55 años ejerciendo la odontología y su cercanía con los pacientes representan un importante rol e histórico en la salud oral de la provincia de Biobío.

SUS INICIOS

Luis nació el 14 de septiembre de 1939 en Los Ángeles. Sus padres fueron Aurelia Delgado y Luis Sanhueza.

Luis estudió en el Liceo de Hombres de Los Ángeles. Recordó que era un niño tranquilo, pese a tener temperamento y con muy buenas notas.

Cuando egresó de enseñanza media postuló a medicina en la Universidad de Concepción pero no quedó. El profesional se dio un tiempo dejando de estudiar por un año.

Fue en ese momento cuando decidió ingresar a odontología, por ser una rama de la medicina.

Luis tuvo que trasladarse de Los Ángeles a Concepción, arrendó y convivió con personas de otros lugares desde el punto de vista social.

“Era interesantes desde la profesión y convivencia compartir con tanta gente”, indicó.

Pese a que la carrera no era lo que deseaba, Luis aseguró que asumió la decisión “como correspondía”.

EL ODONTÓLOGO MÁS ANTIGUO

Luis lleva 55 años ejerciendo su carrera. De hecho, es uno de los primeros odontólogos en Chile.

El profesional nunca hizo una especialización porque antiguamente no estaba la posibilidad para hacerlo. Toda su vida se dedicó a la odontología general y todos los procedimientos los realizaba él.

La docencia tampoco le llamó la atención. Sólo quería ejercer la profesión.

Cuando egresó de la carrera volvió a la provincia de Biobío. Sus inicios en la odontología fueron en Santa Bárbara, donde ejerció dos años.

Luis consideró que su paso por la comuna fue muy acogedor, ya que el ambiente era bastante familiar. Este panorama ayudó a que él tuviera una “clientela fiel”.

“Mucha demanda de gente, pero en ningún momento me sentí estresado, rápidamente me adapté”, aseveró.

Posteriormente, llegó a Los Ángeles, donde incluso tiene pacientes que atiende hasta hoy en su oficina, probablemente uno de ellos, fue una persona de avanzada edad saliendo desde su consulta previo a la entrevista. 

Luis destacó que a lo largo de su carrera, nunca le ha ocurrido alguna situación difícil.

“Siento que toda mi vida he sabido hacer bien mi trabajo”, aseguró.

SU PROPIO MUSEO

Luis, precisó que su indumentaria es prácticamente un museo.

El profesional utiliza maquinaria que data de 1945, aproximadamente. Trabaja en una oficina en un edificio muy antiguo.

Él reconoció que nunca se hizo parte de la modernidad. Incluso a lo largo de su carrera, sólo tuvo una secretaria.

Por otra parte, el odontólogo recordó que en sus primeros años ejerciendo, Los Ángeles era una ciudad muy pequeña.

La vida era muy tranquila, transitaban caballos y muy pocos vehículos. Tampoco había delincuencia.

“Uno podía caminar en la noche y no había riesgo de nada”, indicó.

 

LOS MOMENTOS DIFÍCILES DE LA VIDA

Actualmente Luis vive solo. Su esposa murió en un accidente vehicular a los 33 años y nunca se volvió a casar.

Con ella tuvo un sólo hijo que tuvo que cuidar desde los 4 años. Le costó bastante, pero afortunadamente su suegra se encargó de criarlo y formarlo mientras él trabajaba. 

"Fue una motivación de vida", aseguró.

Su hijo, quien también se llama Luis, es doctor, especialista en cardiología y trabaja actualmente en Santiago.

El odontólogo explicó que su aspiración nunca fue que Luis estudiara la carrera, con un afán de obligar a su hijo a cumplir sus sueños. Sino que cuando era pequeño siempre contactó con médicos porque era asmático.

“Tal vez fue eso lo que le motivó y está muy conforme actualmente", aseveró.

El profesional recordó a Luis como una gran persona y un excelente hijo. Además destacó que siempre fue un buen alumno.

SU TRAYECTORIA

Luis indicó que ahora está en la etapa final de su carrera, ya que no tiene tantos pacientes como antes.

“Ya no es la demanda que tenía antes. Como era último modelo, toda la gente se quería atender conmigo. Ahora cada dos meses un cosa así”, explicó.

Pese a eso, el profesional recordó que todo fue muy bueno, tanto económica como profesionalmente a lo largo de su vida, y siempre tuvo buen rato con sus pacientes, los cuales le agradecen hasta el día de hoy.

“Hay personas que me hablan a lo largo del tiempo y tienen muy buenos recuerdos de mí”, indicó.

Por otra parte, Luis padece una enfermedad, por lo que indicó que no le queda mucho tiempo.

En cuanto a su trayectoria profesional, indicó que la hace ver la gente, quienes siempre se han sentido satisfechos de su trabajo. El profesional recalcó que nunca tuvo pasatiempos ya que se dedicó absolutamente a la odontología.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
Luis SanhuezaOdontología Los Ángeles

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes