viernes 24 de mayo, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Nuestra gente

Ciudadana destacada: María Pacheco se dedica al deporte a sus 78 años

Viuda, con 6 hijos, 15 nietos y 9 bisnietos ha sabido sacar adelante a su familia y hoy se mantiene saludable gracias a la actividad física, las que practica a pesar de su avanzada edad.


 Por Sebastián Díaz

19-01-2018_21-46-331__10.1

María Pacheco tiene 78 años y nació en Santa Bárbara, específicamente en el sector de Aguas Blancas. Cuenta que se crió junto a sus otros siete hermanos, habiendo fallecido todos, quedando únicamente ella.

Como en aquellos tiempos, la situación no era fácil, estudió en Los Ángeles, sólo hasta tercero básico y explicó que "estudié poco, porque mi mamá no tuvo para pagarme una pensión, ni nada, así que estudie tres años y después casada estudié hasta sexto, ahí lo hacía en la nocturna, dejaba a los niños acostados y me iba a clases".

Pese a que asegura que le da vergüenza, de todas maneras habla de su matrimonio y confiesa que "me casé a los 14 años" y entre risas y vergüenza hace su mea culpa argumentando que "era muy chica".

Allí es donde relató uno de los momentos más difíciles, y es que en su matrimonio tuvo ocho hijos, dos de los cuales fallecieron. "lo pasé muy mal, muy mal, así que ya a los 24 años dejé de tener hijos", explicó.

De su marido, Humberto Lepe, relató que "él era del campo, del mismo fundo. Yo le dije a mi mamá si un 'indio' me habla, con uno me caso y así fue, me habló mi marido y nos terminamos casando".

"Después que me casé y crecieron mis hijos, me dediqué al deporte. Hacía maratón, competí varias veces, el último lo hice en Lota. Además trotaba, hacía gimnasia, de todo”. 

No todo fue dedicarse al deporte y a sus hijos, María Pacheco también trabajó en una casa particular durante 20 años, labor que debió dejar, producto que quienes la contrataron tuvieron problemas económicos, por lo que ahora se declaró cesante.

"Desde ahí que no trabajo, han pasado como tres o cuatro años no más", sentenció.

Fue tras ello, que se dedicó solamente al deporte.

EL DEPORTE EN SU VIDA

Asegura que siempre le gustó la actividad física. "Me gusta escuchar el deporte, hay un partido y yo me lo escucho todo, no me muevo de ahí. Siempre fui colocolina y hasta ahora lo soy", confidenció.

Consultada respecto a ello, declaró que "no sé bien, mi viejo (su marido) era del “Colo”, empezó con eso y yo me metí en lo que a él le gustaba. En esos tiempos lo escuchábamos por radio, no se veía como ahora y cuando iban a hacer goles el griterío que había era harto”. 

Relató que comenzó a practicar deporte por orden médico, debido a su sobrepeso, cuando tenía 30 años. "Yo era demasiado gordita, pesaba más de 80 kilos, y ahí me mandó el médico y estuve con nutricionista como cinco años y él me hacía trote, deporte, pelota, fui a maratón con él, a todas partes". De esta forma explicó que bajó cerca de 20 kilos. 

Así fue el inicio de María en el deporte y está tan a gusto con ello que no duda en manifestar que "yo cuando no puedo hacer gimnasia, me molesto. Tiene que ser los tres días a la semana".

En ese sentido, declaró que esta es la actividad que más le gusta actualmente y va al consultorio norte los días lunes, miércoles y jueves. "Ahí también me enseñaron lo que tenía que comer, lo que no tenía que comer y así adelgacé".

PARTIDOS DE FÚTBOL EN FAMILIA

Otra de las cosas que le ha permitido todo esto, es llevar una vida sana junto a sus nietos.

Cuenta que para las reuniones familiares, hacen partidos de fútbol, donde incluso ella misma participa. "No se me escapa ni una, hago todo eso", dijo.

Otras de las actividades que ha realizado es el canopy, actividad popular del deporte extremo que ha podido disfrutar.

Asimismo, expresó que nunca aprendió a andar en bicicleta, por lo que esa sería una de las actividades que le faltó en su extenso "currículum".

Igualmente, dejó en claro que "me encanta el deporte, lo voy a dejar el día que ya no pudiera poner un pie más en el gimnasio o incluso lo haría aquí en mi casa a lo mejor, porque tengo bicicleta, tengo pelotas, tengo las pesas".

Además, en su tiempo libre también se dedica a tejer, por lo que le fabrica chalecos a sus nietos e incluso para ella misma.

SUS NIETOS CONTINÚAN LO SUYO

Por ahí dicen que el deporte se lleva en la sangre y eso es lo que parece pensar esta familia y es que sus nietos también salieron deportistas, algo que deja más que "chocha" a María.

"Voy con mi nieto, que hace deporte, porque es de la Armada y lo seguimos a donde vaya, íbamos a Concepción, cuando corría en San Pedro de La Paz", dijo.

Respecto a su etapa practicando maratón, manifestó que "al último que fui, fue en Lota, los otros a los que asistí fue acá en Los Ángeles, donde la llegada era en la municipalidad y la largada era de los Carabineros que están en Paillihue".

Pese a que ya no realiza esta actividad, dejó en claro que aún trota, por lo que hasta el día de hoy tiene sus aptitudes físicas intactas.

Asimismo, relató que "ahora hago gimnasia, con baile localizado; hago pesas, bicicleta en máquina, aquí en la casa tengo de todo. Me gusta mantenerme activa, porque estoy motivada y me encanta, es lo único que hago. No me gusta salir a otras casa ni nada, cuando voy a ver a mi familia enferma no más, pero lo otro es sólo deporte".

FAMILIA

Al tener una numerosa cantidad de hijos (seis), algo común antiguamente, casi con obviedad sus nietos también serían numerosos. María Pacheco, cuenta que tiene 15 nietos y 9 bisnietos.

Igualmente, manifestó que motiva a sus nietos a hacer deporte, "tengo uno que está en gimnasio, todos mis hijos hacen deporte".

"Me gusta ver a mis nietos haciendo deporte, antes de Navidad, nos juntamos toda la familia y jugaron todos: tíos, sobrinos, nietos, todos", expresó.

Asimismo, el cariño por su nuera, Rosita a quien quiere como una hija, ello demuestra la cercanía con su familia completa, quienes constantemente la rodean entregándole amor.

LOS ÁNGELES

Pese a que nació en Santa Bárbara, ya lleva más de 50 años viviendo en la capital de la provincia de Biobío. Respecto a Los Ángeles, dijo que "está bueno todo, está lindo, porque antes no había mucho, pero ahora se han hecho hartas cosas.

Hoy en día Los Ángeles es su casa, la que a estas alturas ya no dejará.

María representa el gran esfuerzo de la mujer biobiense, la que lucha hasta el fin por su familia e incluso continúa con una vida sana a la edad de 78 años.


  • Compartir:
etiquetas
La Tribuna FindeLos ÁngelesMaría PachecoNuestra GenteSanta Barbara

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes