domingo 25 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Los Ángeles

“Mi proyección es seguir formando seleccionados nacionales en Los Ángeles”

Cuando estaba en 7° Básico se ofreció para participar en un torneo, donde junto a su hermano obtuvieron los primero lugares.


 Por PIA SALCEDO

12-07-2015_17-36-576.1-13.7.15

El angelino Roberto Morales está ligado al tenis de mesadesde hace 30 años, ya sea cómo árbitro, dirigente o entrenador.

Comenzó en este deporte con dos objetivos muy claros: crear mecanismos de financiamiento para apoyar a los tenimesistas yalcanzar una medalla regional con un jugador formado por él. Objetivos que ha logrado y con creces.

Como entrenador destaca el haber formado a un grupo importante de seleccionados nacionales, todos ellos fueron alumnos en su Taller de Tenis de Mesa del Colegio San Gabriel Arcángel.

Ahora está proyectado en financiar al 100 % a los jugadores destacados, que se logre traer a Los Ángeles un CER y que sigan formando seleccionados nacionales en Los Ángeles.

 ¿Cómo se inició en el tenis de mesa?

Para la Navidad del año 1972, nuestros padres nos regalaron una mesa de ping pong. Siempre ellos nos hacían un regalo que apuntara a la unión familiar y la entretención como hermanos. Nosotros con mi hermano José Luis éramos los más chicos, yo ni siquiera llegada a la mesa y todos los días y principalmente en vacaciones con la llegada de los tíos de Santiago, por ejemplo el tío Beto, nos quedamos jugando hasta altas horas de la mañana y nosotros sólo lo hacíamos por diversión.

Cuando estaba en 7° Básico, un día pasa el profesor Chávez por nuestra sala en la Escuela N° 1: “¿Quiénes quieren representar al colegio en un torneo de tenis de mesa?”.Mi hermano en su curso y yo en el mío, nos ofrecimos por jugar y no estar en clases una mañana. Resultado, salimos primero y segundo en comunal y los mismos resultados logramos en el provincial en Laja. Recuerdo 2 situaciones de ese entonces, una que competíamos a quien le sacaba menos puntos, en esos años se jugaba a los 21 y lo máximo que nos sacaban eran 5. También cuando llegábamos de los torneos a la casa mi viejo no nos creía y siempre nos molestaba. Después, en 8°, yo logré el primer lugar comunal y luego el provincial en Monte Águila.

¿Qué resultados lograron después a nivel regional?

Nunca competimos a nivel regional y eso se debió a que a las personas encargadas a nivel provincial nunca nos dijeron que habíamos clasificado a un regional, pienso que no querían darse el tiempo para acompañarnos.

Estando en 3° medio en el Liceo de Hombres,jugábamos todos los recreos y siempre les ganaba a todos. En una de esos recreos un compañero me pregunta cómo me había ido en los regionales, le dije que nunca había participado, pues nunca nadie nos había dicho nada. Después llegué a la casa y me fui a la pieza a llorar. Estaba muy molesto, pues sabía que, si había que gastar algo en participar, mis padres nos apoyarían para ir a los torneos regionales escolares y, por no tener una persona que nos llevara o nos guiara, nos perdimos esas competencias y -lo peor- nunca pudimos medirnos deportivamente con otros alumnos de la región o -quién sabe- país.

La verdad es que fue una desilusión deportiva que tuve en mi etapa escolar y que marcó una vida ligada a este deporte que es mi pasión. En ese momento de impotencia y tristeza me hice la promesa que cuando trabajara me las arreglaría de una u otra forma para poder apoyar a los tenimesistas, decidí que sería dirigente deportivo y entrenador en mis ratos libres, con la firme idea que a ningún jugador le pasara lo mismo que a nosotros con mi hermano, es decir, que por falta de una persona que los guie, que los acompañe o por falta de recursos se quedara afuera de alguna competencia.

¿Hace cuánto tiempo que está relacionado con este deporte?

Hace 30 años que estoy ligado al tenis de mesa, ya sea como árbitro, dirigente o entrenador. Cuando estudiaba pedagogía en historia y geografía en Santiago, tomé electivo de tenis de mesa y éste era dictado por Jorge Silva, quien era entrenador de la Selección Chilena. Como era constante y responsable, me invitó a ser sparring de los seleccionados nacionales, básicamente bloquearle golpes. Ahí conocí a Augusto Morales Marengo, campeón de Chile y quien jugó un par de olimpiadas. Desde ahí me inserté en el tenis de mesa, fue como una etapa de preparación de 5 años para volver a Los Ángeles y tratar de aportar.

¿Qué logros y satisfacciones le ha traído?

Como logros, destaco a nivel nacional el año 2010. En el Nacional Peneca,Constanza Loyola, Fernanda Uarac y Camila Fernández lograron medalla de oro, plata y bronce respectivamente, además Benjamín Suarez logró el oro. En el evento nacional final, además de los individuales ganamos los dobles y equipos, fue un año simplemente notable.

A nivel internacional, sin duda, es el año 2011, cuando en el Sudamericano de Paraguay fui nominado por la Federación como técnico de Chile. Era mi debut en torneos internacionales y me tocó dirigir al binomio chileno integrado por Benjamín Suárez y Nicolás Burgos. Resultamos campeones sudamericanos en la prueba de equipos varones y dobles varones, fue algo maravilloso subir al pódium con ellos, con la bandera chilena en nuestras manos y escuchar nuestro himno nacional.

Como entrenador destaco el haber formado a un grupo importante de seleccionados nacionales, todos ellos fueron alumnos en mi Taller de Tenis de Mesa del Colegio San Gabriel Arcángel, ellos son: Laura Rodríguez, Francisca Carrillo, Rafael Vallejos, Diego Sepúlveda y Constanza Loyola.

Satisfacciones son muchísimas. Éstas son las que me hacen disfrutar lo que hago en el tenis de mesa y cuando deje de darme alegrías no seguiré. La primera y la más importante es la relación con mis jugadores, me llena de orgullo que ellos me digan que soy su segundo padre. Sus gestos, sus sonrisas en los torneos, son el mejor premio o reconocimiento que tengo.

Otra satisfacción importante es liderar la constitución de entes deportivos, tales como la Asociación de Tenis de Mesa Los Ángeles, el Club Deportivo San Gabriel, la Academia Deportiva y Cultural San Gabriel y la Asociación Deportiva Local de Tenis de Mesa Angelina. Por medio de ellos, a través de la ejecución de proyectos deportivos y subvenciones municipales, elaborados por mi persona, se ha logrado ir apoyando a los jugadores con diferentes recursos que les han permitido participar a nivel nacional e internacional. Recuerdo que mi ex director del Colegio San Gabriel Arcángel, Miguel ÁngelObanos, me decía: “Hay que ponerse nerviosos cuando Roberto nos viene a pedir algo, pero este hombre siempre se las arregla para encontrar apoyos para sus talentos. Bueno,ahí nacían las campañas del sobre, las rifas, en fin, todo aquello que permitiera financiar los viajes de los chicos. Y en este nivel de aportes siempre ha sido importante, igualmente, la Fundación Juan XXIII.

Algo que uno no busca, pero que es muy reconfortante, es el reconocimiento de la gente que tú ves en el día a día, tus colegas, la gente que ves en el supermercado o en la calle y también de las autoridades. En mayo, mi padre, José Morales Saldías, para el aniversario de nuestra ciudad fue reconocido con una medalla como vecino destacado. Al despedirnos, don Esteban Krause les dijo a mis viejos: “Ustedes tienen un tremendo hijo, un gran aporte para los deportistas de nuestra ciudad”. Esos reconocimientos son impagables.

¿Qué otras actividades realiza?

Hace ya 3 años que no ejerzo como profesor de historia y geografía. Soy gerente deportivo ad honoren del Club Deportivo San Gabriel, de la Academia San Gabriel y de la Asociación Angelina. Eso significa que ejerzo labores de colaboración como relacionador público y encargado de prensa, es decir, redacto los comunicados, busco auspiciadores y patrocinadores, además de coordinar todos los campeonatos que nos toca organizar. Esto último, considerando que, si somos locales, no gastaremos recursos en salir.

 

¿Cuáles son sus expectativas o proyecciones?

Cuando comencé en esto del tenis de mesa mis objetivos eran funcionalmente dos. El primero,crear mecanismos de financiamiento para apoyar a los tenimesistas y esta finalidad se ha cumplido con creces. Por una parte, mi entorno de jugadores siempre ha tenido apoyo financiero, aunque eso signifique, como dijo la concejala Teresa Stark en el aniversario de la asociación angelina, “me consta que este hombre deja los pies en la calle por sus chiquillos”. Además, he compartido mis conocimientos en proyectos deportivos con otros activistas deportivos, como Miguel Molina Grez, quien ha encontrado en estas iniciativas un importante aporte al básquetbol de la provincia de Bío Bío.

El segundo objetivo era alcanzar una medalla regional con un jugador formado por mí y han habido medallas nacionales e internacionales.

Mi proyección es lograr que uno de los jugadores de mi camada asuma el rol de liderazgo que yo he asumido por más de 25 años, que logremos financiar al 100 % a los jugadores destacados, que se logre traer a Los Ángeles un CER y que sigamos formando seleccionados nacionales en Los Ángeles.

Específicamente, ¿qué es lo que usted realiza?

Entrenador deportivo, asesor de proyectos deportivos, encargado de prensa y coordinador de competencias.

¿Cómo llegó a ser entrenador?

Estoy convencido que la única manera de sacar adelante el deporte es profesionalizándolo. El año 2000, aburrido del nivel dirigencial nacional, tomé  la decisión de no ser nunca más dirigente. Se tomaban acuerdos, después se desconocían, había cobros indebidos a los jugadores. Denuncié con respaldos, estaban todos de acuerdo que apoyarían y nadie apoyó en el plenario en Pichilemu. Así que ahí dije No más. Después comencé a capacitarme como entrenador para certificar los conocimientos y pasé las etapas de los cursos local, regional y nacional, después realicé en Temuco una capacitación de la Unión Latinoamericana y en Frutillar el ITTF 1. Paralelamente realice los cursos de dirigente nivel local, regional y nacional a través del Comité Olímpico, donde adquirí experticia en proyectos deportivos y otros conocimientos importantísimos a la hora de intentar profesionalizar el deporte.

 ¿Qué significado tiene para usted lo que hace?

Es responder a un compromiso que adquirí cuando estudiaba en el Liceo de Hombres, yo me veo reflejado en cada jugador que llega a mi círculo de entrenamiento, me la juego por buscar apoyos para los jugadores.

¿Qué dice su familia, lo apoya en esto?

Los padres, mientras a uno le vean feliz en lo que hace, ellos se sienten bien, siempre han estado detrás de mí. De hecho, mi madre en cada torneo que organizamos nos dona algo para que podamos vender en el kiosco. La casa de ellos es centro de reuniones muchas veces. Mis hijos, Ignacio que estudia ingeniería civil mecánica en Concepción, con ya 22 años, y Marcelo que está a punto de egresar de cuarto medio, que en agosto cumple sus 18 años, siempre están alentándome.

 ¿En qué se encuentra actualmente?

Organizando los campeonatos nacionales de este fin de semana en el polideportivo de Los Ángeles. Coordinando con la Federación Chilena de Tenis de Mesa el viaje de nuestros seleccionados nacionales Constanza Loyola, Sergio Lühr y Diego Sepúlveda a San Salvador del próximo mes.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes