suscríbete al boletín diario

Los Ángeles

“Lo principal es llegar a mi trabajo con una sonrisa y tener la motivación diaria de luchar por la inclusión laboral"

Se le dio la oportunidad de realizar un taller de arte en Unpade, descubriendo de esta forma su vocación, la cual la llevó por un nuevo camino: la Educación Diferencial.


 Por La Tribuna

6.1-29-05-15-640x427

Daniela Tapia, es publicista de profesión, carrera que sin querer la llevo a conocer el mundo que la motivaría a dedicarse a trabajar por la inserción de jóvenes con capacidades diferentes, y decidió estudiar  Educación Diferencial, su verdadera vocación.

Ya lleva cinco años en el área de la educación  trabajando en Unpade,  realizando talleres y proyectos para potenciar a sus alumnos.  Actualmente,  está enfocada en el proyecto, que la organización se adjudicó, “La publicidad al servicio de las capacidades diferentes”,  financiado por Senadis, el que tiene como objetivo  implementar con mejores y mayor variedad de maquinarias el taller protegido Sonrisas de Unpade para de esta forma hacer frente a la competencia dentro del mercado.

Las metas de Daniela son seguir perfeccionándose en congresos internacionales y proyectos futuros para dar a conocer su labor en otros países de Latinoamérica.

 

¿Cómo comenzó tu trayectoria como profesora?

Mi primera carrera fue Publicidad lo que me llevó a conocer este mundo especial  ayudando en lo que pudiese  siempre en la difusión y proyectos de Unpade, organización que trabaja en la inclusión social y laboral de personas con discapacidad intelectual. Luego Unpade me dio la oportunidad de realizar un taller de arte lo que me acercó de mayor manera a estos jóvenes, descubriendo de esta forma mi vocación, lo cual me llevó por un nuevo camino y estudié Educación Diferencial.

 

¿Recuerdas cuándo y dónde fue la primera vez que hiciste clases?

La primera vez que hice clases fue en Unpade, como contaba anteriormente, en el Taller de Arte que realicé en el año 2009.

 

¿Dónde trabajas actualmente?

Trabajo en Unpade, organización que trabaja con jóvenes y adultos con discapacidad intelectual.

 

¿Cómo es trabajar con jóvenes con capacidades diferentes?

Yo siempre digo que de profesión soy publicista y de vocación Profesora Diferencial, el trabajo con estos jóvenes es muy gratificante y beneficioso para el alma, el entregar lo máximo y luchar poco a poco por la inclusión de estos jóvenes generando un espacio en esta sociedad es la motivación diaria como profesional quitando los prejuicios existentes en la actualidad frente a este mundo.

 

¿Qué proyectos realizan con y para los jóvenes?

El objetivo principal de nuestra organización Unpade  es generar espacios en la sociedad de inclusión social y laboral para nuestros participantes. En la actualidad trabajamos con nuestro taller protegido Sonrisas de Unpade Ltda. Dónde los jóvenes desempeñan la labor de producción de artículos publicitarios a pedido a través de la técnica de sublimación, de acuerdo al porcentaje de ventas que se realiza por mes a los participantes se les otorga un incentivo monetario. Además se desarrollan talleres de repostería, jardinería, Belleza Integral, Artesanía, donde los estudiantes desarrollan diversas competencias potenciando principalmente sus habilidades.

 

¿Cuánto tiempo llevas dedicada a esto?

En el área de educación llevo cinco años.

 

¿Cómo nació tu interés por dedicarte a esta carrera?

Como contaba anteriormente mi primera carrera fue Publicidad, pero la vida siempre nos lleva hacia donde debemos estar ya que gracias a ser publicista pude acercarme a este mundo tan especial, mi hermana Andrea también profesora diferencial siempre me invitaba a participar en el apoyo y difusión de la organización y en los diversos proyectos que realizaba Unpade, lo que poco a poco hizo interesarme y despertar en mí interior la vocación hacia la pedagogía, además no puedo dejar de  agradecer el infinito apoyo y confianza que durante mi trayectoria me ha entregado la organización, su directora Leticia Cuevas quien me ha dado el espacio para desarrollarme como profesional y poder entregar lo mejor de mí en mi desempeño como profesora.

 

¿Han ganado algunos proyectos y como ha sido para ti poder participar en estos?

Sí, como organización durante los años de nuestra trayectoria  nos hemos adjudicado diversos proyectos, el último en el cual participé fue “Publicidad al servicio de las capacidades diferentes” proyecto financiado por Senadis, siendo su objetivo el implementar con nuevas maquinarias el taller protegido Sonrisas de Unpade para así de esta forma hacer frente a las nuevas competencias del mercado y generar espacios de inclusión laboral y social, estables y comprometidos  con los 10 participantes del proyecto. El tener la oportunidad de participar en la creación y desarrollo de este proyecto, es ver cómo se concreta el sueño por el que luchamos día a día el equipo profesional que trabaja en Unpade, es sentir que el granito de arena que podemos aportar en el camino hacia la inclusión de personas con discapacidad, el quitar los prejuicios existentes, el darles el valor que ellos se merecen se va convirtiendo poco a poco en realidad al ver los frutos de nuestro trabajo, como siempre digo no son jóvenes con capacidades diferentes sino que jóvenes con capacidades propias que se deben potencializar.

 

¿Cuál recuerdas con mayor cariño?

Los dos proyectos que tienen un especial significado para mi es el que contaba anteriormente “La publicidad al servicio de las capacidades diferentes”  y “Pintando Sonrisas” proyecto de arte financiado por Fondos concursables de cultura de la municipalidad, ambos proyectos tienen el fin de generar espacios de inclusión y expresión de nuestros jóvenes en nuestra comuna, potenciando sus competencias individuales entregándoles la oportunidad de desarrollarse como adultos con derechos.

 

¿Qué logros o satisfacciones te ha traído esta carrera?

Infinitas satisfacciones, la principal es llegar a mi trabajo con una sonrisa y tener la motivación diaria de luchar por la inclusión laboral dando lo mejor de mí, además de pertenecer a un equipo de trabajo de mujeres aguerridas sin techos en los sueños hacia el camino de una sociedad inclusiva.

 

¿Qué penas y alegrías te ha traído?

Penas bastante pocas en realidad, quizás un poco de frustración algunas veces al ver que las puertas se cierran y ver los prejuicios aún existentes en algunas personas hacia nuestros jóvenes, el experimentar la discriminación que ellos viven diariamente incluso hasta en las barreras arquitectónicas de la ciudad, pero sin duda el vivir todo esto en primeras persona genera en mí una mayor motivación y el valorar detalles de la vida como lo son las redes que se generan, los vínculos de personas que se unen para ayudar sin esperar nada a cambio, admiro el poder interior y la energía que hace que los caminos se unan, todos con un mismo fin que es generar el espacio y que se respeten los derechos de personas que presentan algún tipo de capacidad diferente, esto alegra mi corazón y le da sentido a todo el trabajo que realizo.

 

¿Qué recuerdos han marcado tu trabajo?

Recuerdo a Loreto una  joven con discapacidad intelectual y discapacidad visual, quien una vez trabajando en el taller protegido Sonrisas de Unpade comentaba a un compañero lo feliz que ella se sentía asistiendo al taller porque se sentía útil en algo, nunca olvidaré esa frase el sentirse útiles, para nosotros es bastante fácil lograr un espacio en la sociedad y desarrollar una labor, y estos jóvenes deben tener la misma oportunidad y espacio y para que esto suceda debe haber un cambio de mentalidad, debe dejar de existir ese pensamiento que ellos son menos o que se comportan como niños, debemos darle la oportunidad apoyarlos y entregarles las herramientas para que poco a poco logren su autonomía.

 

Sería interesante conocer un poco más de su vida cotidiana. Fuera de esto ¿desempaña otras labores o sólo estás abocada en lo educacional?

Actualmente  estoy enfocada al  100% a mi trabajo en Unpade y al taller protegido Sonrisas de Unpade, con el fin de ir creciendo poco a poco con nuestra marca que le da un espacio de trabajo a 10 jóvenes con capacidades diferentes, además de ir perfeccionándome en congresos internacionales y proyectos futuros de dar a conocer nuestra labor en otros países de Latinoamérica.

 

¿Cuáles son tus metas, aspiraciones en relación a tu carrera?

Mi principal meta es lograr, junto con el equipo que trabajo, que Sonrisas de Unpade sea una marca reconocida dentro de la comuna y la región, siendo una opción de compra real de productos personalizados estampados tanto como para personas naturales como para empresarios, generando de esta forma un espacio laboral real y estable para nuestros jóvenes con capacidades diferentes, con el derecho a recibir mensualmente un sueldo digno. Y bueno dentro de mis aspiraciones en relación a mi carrera es seguir perfeccionándome y especializándome en el área de la educación inclusiva y en la transición a la vida adulta y al trabajo en seminarios internacionales para de esta forma nutrirme con experiencias innovadoras y generar redes y vínculos con personas que sueñan y se apasionan con este mundo que sólo unos pocos somos los beneficiados de vivirlo y experimentarlo.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
danieladiferenciaeducadorafigueroatapiaunpade

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes