lee nuestro papel digital

Noticias

Expertos se refieren a la viruela del mono y su posible llegada al país

El virus que se ha comenzado a propagar por diferentes zonas del mundo es endémico en zonas remotas de África central y occidental, cerca de las selvas tropicales. A pesar de que anteriormente se habían registrado casos fuera de estas regiones, las autoridades afirman que es primera vez que se observa un brote tan extendido.


 Por Nicolás Muñoz

Vervet_Monkey_(Chlorocebus_pygerythrus)
Sus síntomas pueden extenderse entre 14 a 21 días y los casos graves se producen con mayor frecuencia entre los niños.

En los últimos días la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha disparado las alertas a raíz de la denominada viruela símica o viruela del mono. Esta enfermedad cuyo origen radica en los animales, es decir, es una zoonosis viral, produce síntomas similares a los que se observaban en los pacientes de viruela en el pasado, aunque menos graves.

Esta enfermedad es transmitida a través del contacto directo con la sangre, los líquidos corporales o las lesiones de la piel o las mucosas de animales infectados. A su vez, la transmisión secundaria, también conocida como transmisión de persona a persona, puede producirse por contacto estrecho con secreciones infectadas de las vías respiratorias o lesiones cutáneas de una persona infectada, o con objetos contaminados recientemente con los fluidos del paciente o materiales de la lesión.

Entre humanos, la transmisión se produce principalmente por gotículas respiratorias, generalmente tras prolongados contactos cara a cara con el paciente, lo que expone a los miembros de la familia de los casos activos a un mayor riesgo de infección. Sin embargo, según la OMS: “Hasta la fecha no se ha podido demostrar que la transmisión de persona a persona por sí sola pueda sostener la infección por el virus de la viruela símica en los seres humanos”.

En cuanto a los síntomas detallados se han registrado pacientes con fiebre, cefalea intensa, linfadenopatía (inflamación de los ganglios linfáticos), dolor lumbar, mialgias (dolores musculares) y astenia intensa (falta de energía). Luego, entre uno y tres días después del inicio de la fiebre, es cuando aparecen las distintas fases del exantema (erupción cutánea), que por lo general afecta primero al rostro y luego se extiende al resto del cuerpo.

Sus síntomas pueden extenderse entre 14 a 21 días y los casos graves se producen con mayor frecuencia entre los niños. Siendo su tasa de letalidad inferior al 10 por ciento en los eventos documentados. Según los expertos: “La mayoría de las defunciones se producen en los niños pequeños y, en general, los grupos de edad más jóvenes parecen ser más susceptibles a la viruela símica”.

En el caso de Chile, el país se mantiene sin registrar casos de esta enfermedad. No obstante, el ministro de Salud (s) Cristóbal Cuadrado, señaló que están realizando gestiones para que, a través de la técnica PCR, se comience a examinar la existencia de este virus en los casos que resulten sospechosos.

VOCES AUTORIZADAS
Frente a esta situación el seremi de Salud del Biobío, Eduardo Barra, detalló algunas de sus apreciaciones: “Conocemos la alerta sanitaria de la viruela del mono desde la semana pasada. Hay una alerta desde la OMS que ahora también se precisa por parte de la Organización Panamericana de la Salud, porque se han detectado algunos casos en países del hemisferio norte, pero también hay mucho temor ante la posibilidad de que se de en América Latina. Ahora esta es una condición rara, no habitual, en el mundo en general, pero sin duda hay que tener mucha precaución. No tenemos casos conocidos hasta el día de hoy aquí en Chile”, explicó la autoridad.

Además, manifestó que se van a dar varias alertas de casos sospechosos, producto de que “la expresión clínica de esto, es una expresión cutánea que es muy común a muchas infecciones virales, partiendo por la varicela, por ejemplo, que es una infección viral muy común en nuestro país y en estos períodos estacionales también. Hay que tener precaución, hay que colocar más cuidado del punto de vista de la atención en los consultorios, en los Cesfam, en las postas y por supuesto también en las urgencias”.

No obstante, Barra fue categórico al expresar que: “Hay que ir con prudencia, con cautela, no sobrerreaccionar a algo que no es tan frecuente, pero no nos cabe ninguna duda, como nosotros vivimos en un mundo interconectado con gente que va a múltiples lugares y vuelve a Chile, que podamos tener algún caso en algún momento”.

Por último, la infectóloga y académica de la Universidad San Sebastián, Loreto Twele, complementó algunas apreciaciones afirmando que: “En caso de que llegara esta viruela al país, el paciente tiene que quedar con aislamiento de gota y contacto en un hospital o en su casa, evitando el contacto directo con otras personas para evitar así que se infecten otras personas (…) Todas las personas tienen probablemente el mismo riesgo de infectarse, pero las personas más expuestas son las que están en contacto con una persona enferma o personas que hayan viajado a los lugares donde se han visto casos, o las personas que viajen a los lugares de endemia como el Congo u otros países de África y estén en contacto directamente con los monos”.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes