lee nuestro papel digital

Noticias

Profesionales del Hospital de Los Ángeles responden a críticas acerca del parto respetado

Luego de que una de las recientes publicaciones de diario La Tribuna causara cierta repercusión en redes sociales, el equipo de prensa decidió conversar con dos especialistas del área para conocer sus apreciaciones al respecto.


 Por Nicolás Muñoz

WhatsApp Image 2022-05-19 at 13.35.19

Hace poco más de una semana se aprobó y despachó al Senado, desde la Cámara de Diputadas y Diputados, el proyecto de ley, denominado Ley Adriana, que busca, entre otras cosas, establecer y definir la violencia gineco-obstétrica como todo maltrato o agresión psicológica, física o sexual, omisión discriminación o negación injustificada en el marco de la salud sexual y reproductiva.

En ese sentido y a raíz de diversas reacciones registradas a través de redes sociales, el equipo de diario La Tribuna llegó hasta el Complejo Asistencial Víctor Ríos Ruiz de Los Ángeles para conversar con Jessica Acuña, administradora de los cuidados de matronería y Bárbara Araya, supervisora del Centro de Costo Cordón de Urgencias, quienes facilitaron su conocimiento y experticia para resolver ciertas dudas.

Al respecto se le consultó a Jessica Acuña, administradora de los cuidados de matronería del Hospital de Los Ángeles sobre ¿A qué se le llama parto respetado y cuáles son algunas de las recomendaciones que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS)?

“El parto respetado nace en respuesta a lo que pasó en el ámbito histórico. Antes los partos ocurrían en domicilios y en ese tiempo el mundo tuvo tasas de mortalidad maternal e infantil muy altas. Luego se llevaron los partos a los hospitales y esto significó, por lo menos en Chile, una disminución en la muerte materna y sobre todo en la muerte infantil. Eso fue un hito, un logro sanitario que se alcanzó y que, al mismo tiempo, comenzó a tener mucha medicalización”, detalló la profesional.

En este punto, se hizo especial hincapié para explicar que “pasamos a otro extremo medicalizando demasiado este proceso que tiene un contexto bastante fisiológico (…) Frente a esto la OMS y la OPS (Organización Panamericana de la Salud) generan las primeras recomendaciones para un parto respetado, llamado en un principio parto humanizado”.

Algunos de los ejemplos que nombró la profesional fue el hecho de “que las mujeres no pueden parir solas, es decir, tienen que estar con un acompañamiento significativo, se recomienda también que a las mujeres no se les separe de su hijo al momento del parto, respetar también que ellas puedan alimentarse durante el proceso de parto, cosa que costó mucho en los equipos clínicos por el temor a que eso pudiese interferir en una futura anestesia, pero se han ido amabilizando las atenciones de acuerdo a las necesidades que han ido planteando las mujeres”.

Por otra parte, se consultó con respecto a si mantenían conocimiento de situaciones de violencia obstétrica dentro del recinto hospitalario, a lo que Bárbara Araya, supervisora del Centro de Costo Cordón de Urgencias, respondió que: “Cuando se habla de violencia obstétrica, en el fondo es lo contrario al parto respetado. Entonces lo que sí puede haber pasado es que hemos tenido casos en que la información no es completa. Entonces más que violencia o no violencia, obviamente sí hemos fallado en algunos ámbitos. La idea ahora es ir mejorando caso a caso, mejorando día a día y por eso estamos en esto”.

En otro punto de la conversación, se solicitó un mensaje a la comunidad que utiliza o ha utilizado el servicio dentro del hospital. “Sabemos que no todas las experiencias son favorables, pero tenemos las ganas de mejorar y de hacer nuestro mejor esfuerzo día a día. En relación a las malas experiencias, obviamente que lo lamentamos, por lo mismo nos gustaría mejorar día a día, pero también sabemos que hay personas que tuvieron una experiencia muy favorable y que probablemente no han tenido la oportunidad de expresarlo. Lo que nosotros vemos en nuestras usuarias es que se van agradecidas, quizás no el 100 %, pero nosotros queremos hacer un cambio, queremos que resulte mejor y que nuestras gestantes se sientan acogidas, protegidas e informadas”, detalló Araya.

Complementando las palabras de su colega, Jessica Acuña volvió a reiterar el llamado a informarse sobre la herramienta llamada Plan de Parto, la cual busca conocer las necesidades de las personas gestantes. “Me gustaría invitar a que accedan a la herramienta que se encuentra en la página del complejo asistencial. Ahí se van a dar cuenta que les estamos preguntando a ellas acerca de sus necesidades y de cómo desean vivir su experiencia de parto”, detalló.

A su vez, invitó a las futuras mamás a participar de los talleres prenatales. “Son dos talleres al mes denominados talleres de preparación al parto. Estos buscan generar una relación de comunicación y comprensión acerca del proceso de parto. Los talleres son realizados por las propias matronas de la unidad de parto, lo que permite abrir la maternidad a nuestras mujeres para que puedan venir con confianza a tener a sus hijos”, expresó la profesional del hospital.

Por último, a modo de aclarar el tema del acompañamiento se aseguró que actualmente se retomó el acompañamiento en el preparto que había sido suspendido durante los meses más críticos de la pandemia. De igual forma, en caso de que se sigan manteniendo dudas o reclamos el canal oficial para hacer llegar dichos mensajes se encuentra en el sitio web hospitallosangeles.cl los cuales son recibidos por un equipo que deriva cada caso particular con el área competente.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
Hospital Los ÁngelesNoticiasParto respetadoSalud
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes