lee nuestro papel digital

Ambiental

Bacterias que combaten enfermedades permitirían producir alimentos con menor impacto al medioambiente

Incluso empresas productoras de agroquímicos convencionales han mostrado interés en comenzar a cambiar la oferta tradicional de fertilizantes por insumos más ecológicos.


 Por Jorge Guzmán B.

am 1 0205
Las líneas de producción para estos microorganismos son similares a las utilizadas para la producción de suero en polvo, infraestructura que ya está disponible en el país.

El uso de probióticos para la mantención de los rendimientos agrícolas como una manera de evitar el uso de químicos en los suelos y así proteger el medioambiente de los efectos negativos de los fertilizantes convencionales, permitiría comenzar a generar una producción más sostenible de alimentos a futuro, según dijo un experto en Ingeniería Química, quien mencionó que los instrumentos y la tecnología para crear estos microorganismos ya están disponibles en el país.

El profesor titular del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Concepción, Rodrigo Bórquez, explicó a diario La Tribuna que “hay un área interesante en lo que se refiere a control de plagas, sobre todo en frutales y hortalizas, donde hemos incorporado probióticos, que son bacterias lácticas benéficas que no generan daño al consumidor y que tienen la capacidad de inhibir la presencia de microorganismos o de hongos que puedan generar daños en otros cultivos”. Bórquez indicó que “se los podría empezar a incorporar en cultivos más orgánicos, evitando el uso de pesticidas, que podrían desembocar en las napas de agua y llegar de esta forma a los consumidores, que es una línea interesante, nosotros hemos empezado a trabajar con probióticos en arándanos o berries, que se pueden usar en el cultivo de ciertos tubérculos, combatiendo así hongos o infecciones que generen reducciones en los cultivos”.

El vocero de Ingeniería Química de la Universidad de Concepción manifestó que “lo que se busca es una ecología microbiana en el sistema de tal manera que ese equilibrio no se pierda y que el cultivo se mantenga estable hasta el momento de la cosecha y que busca reducir el impacto del medioambiente”.

IMPLEMENTOS PARA CREAR MICROORGANISMOS YA ESTÁN DISPONIBLES

Rodrigo Bórquez agregó que con el método explicado “se puede disminuir la carga de agroquímicos o no usarlos si se lleva un buen control con estas bacterias lácticas que, por lo general, son bacterias lácticas autóctonas que son obtenidas de los mismos cultivos de aquellos productos que no tienen problemas de contaminación, por ejemplo se podrían aislar las bacterias lácticas de los mismos frutales que se han mantenido por tiempo sin contaminarse, o de tubérculos en zonas donde no existe una gran contaminación, vienen del mismo ecosistema, se reproducen y se usan en grandes cantidades para que el cultivo se pueda mantener estable y sin contaminación, evitando las bajas en rendimiento de cosecha”.

El académico explicó que además “el costo de este tipo de organismos se sustenta en que incluso aplicando agroquímicos convencionales se genera una pérdida y estos probióticos ya están en niveles de pérdida similares e incluso menores a los de los productos agroquímicos convencionales”. Sobre la disponibilidad de estos microorganismos para su uso, Bórquez dijo que “son productos que se pueden fabricar para uso agrícola, sin problema en usar infraestructura que se utilice para producir leche en polvo, por ejemplo”.

Dichas instalaciones “no son líneas de producción extremadamente sofisticadas, al no ser para uso humano, sino que para uso agrícola se deshidratan las bacterias para hacer un polvo similar al suero en polvo, la infraestructura para generarlo es muy similar y en Chile hay varias unidades que se pueden utilizar para hacer estos desarrollos en grandes volúmenes”, precisó Rodrigo Bórquez. El profesor titular del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad de Concepción precisó que además “hay mucho interés en el tema, tanto así que por ejemplo empresas productoras de agroquímicos o que tienen la línea de producción para agricultura están interesadas en ir en esta dirección”. El experto en Ingeniería Química reconoció que “obviamente todavía falta un poco de avance, pero creo que hay un montón de ventajas que no se aprecian: Es una producción limpia para el medioambiente, resulta un producto prácticamente orgánico, sin un uso excesivo de químicos, hay muchas ventajas y de todas maneras debería ser una solución que debería masificarse en el futuro”.

ACUICULTURA TAMBIÉN PODRÍA APUNTAR A PRODUCCIÓN MÁS LIMPIA

Asimismo, Bórquez declaró que “también hemos trabajado en la línea de producción acuícola, desarrollando productos en esta área, donde los consumos de antibióticos son extremadamente altos y el uso de estos probióticos puede reducir su uso considerablemente, porque el problema en el tema acuícola es que una buena parte del antibiótico sale del sistema y puede generar problemas en la biomasa externa a los centros de cultivo y puede llegar al consumidor a través del pez”. El profesor titular de Ingeniería Química UdeC dijo que “hay mucho interés y ya se están aplicando probióticos en la acuicultura, para masificar su uso y así evitar el uso de toneladas de antibióticos, no son miligramos ni gramos, pero evitando esto se puede llegar a una producción limpia y es a lo que creo que se le debe dar énfasis, evitando el uso masivo de químicos”.


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
etiquetas
produccion de alimentos biobioproduccion de alimentos chileproduccion de alimentos sostenible
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes