lee nuestra edición impresa

Noticias

La cervecería angelina que nació como un pasatiempo y pasó a convertirse en un emprendimiento familiar

Vocero de TheCousinsBeer indicó que emprender en regiones se vuelve aún más complicado, debido a que los insumos necesarios para sacar el producto adelante se consigue en Santiago, con serios retrasos en la entrega.


 Por Jorge Guzmán B.

Foto 3 Emprendimiento Cerveza
Los primos que sacaron este emprendimiento adelante se encuentran trabajando en la imagen que quieren proyectar en su bebida, una vez que la comercializen en otros negocios, con un enfoque de lo que significó para ellos este emprendimiento: la unión y el reencuentro.

Uno de los emprendedores responsables de la cerveza angelina “TheCousinsBeer”, contó a diario La Tribuna cómo un hobby se convirtió en un negocio familiar, no exento de los problemas que implica sacar adelante este tipo de actividades en la región, aunque dejando la satisfacción de aportar con un producto local propio que se está perfilando para salir al mercado en el futuro. 

Manuel Zapata fundó TheCousinsBeer junto a su primo Matías Zapata. La idea de hacer esta cerveza local “nace producto de la pandemia que empezó el año 2020, donde empezamos a juntarnos, separados por una cerca que separa nuestras respectivas casas, para conversar y con el tiempo comenzamos a tomarnos una cerveza, como lo hacíamos antes de la pandemia, pero separados aún por la cerca, todos los días viernes”. Después de un tiempo ya se comenzaron a juntar en el local de comida del cual el padre de Zapata es dueño, “Don Manuel Restaurant”. Con el tiempo, siguieron juntándose a tomar cerveza, mientras cocinaban, pero querían ahorrar en el costo de la cerveza que tomaban y ahí nació la idea de hacer su propia cerveza para tomarla.

EL PUNTAPIÉ QUE DIO INICIO A UN PRODUCTO DE ELABORACIÓN LOCAL

Ya antes se habían interesado en el mundo de la cerveza artesanal local: “más que las marcas internacionales o incluso chilenas más masivas, buscábamos productos más locales, como Procer en Chillán, que tiene una muy buena variedad de cerveza, y en Los Ángeles comprábamos en la cervecería Luthier, cuyos dueños nos ayudaron en los inicios para fabricar nuestra propia cerveza”, dijo Zapata a diario La Tribuna. Luego de esto compraron los implementos para comenzar a producir, primero cinco litros, luego 20 y finalmente 40 litros de cerveza de creación propia. “Cuando empezamos a hacer estas inversiones nuestros padres nos preguntaron por qué no solo comprábamos equipos de mayor rendimiento y empezábamos a vender lo que hacíamos”. El padre de Zapata, del mismo nombre, es dueño de un restaurant de Los Ángeles, Don Manuel, y fue quien les dio la oportunidad de comercializar la cerveza a través de esta plataforma. “Calculamos los costos y comenzamos comprando recetas predeterminadas, es decir fórmulas que vienen hechas, para conocer el proceso”. Sin embargo, ya han hecho diferentes tipos de cerveza, durante los últimos dos meses pasados que le dieran“un toque personal a nuestro producto, comprando los insumos como la cebada y todo lo que se necesita aparte, mezclando y jugando con los distintos ingredientes para hacer un producto que nos guste y que podemos vender como propio”.

CENTRALISMO CHILENO ES UN FRENO AL EMPRENDIMIENTO PROVINCIAL

El cofundador de “TheCousinsBeer” dijo que el proceso de emprender en este rubro “ha sido una experiencia grata, que nos ha ayudado a incluso acercarnos más como amigos con mi primo, con quien hoy soy socio”. Manuel Zapata dijo que, a pesar de lo anterior, “en estos rubros cuesta mucho emprender de manera local, porque los insumos se compran en otras regiones, de hecho nosotros nos abastecemos en una tienda de Santiago, lo que ha hecho que nos cueste mucho crecer, dado las limitaciones que existen en la región”. Lo anterior debido a que la mayoría de los productos e implementos que necesitan para fabricar su propia cerveza “se encuentran en Santiago, lo que hace que muchas veces tengamos que esperar tres o cuatro días para recibir los insumos necesarios”. Por ejemplo, “la olla que necesitábamos para hacer la cerveza la compramos en agosto, y llegó casi después de tres meses de hacer el depósito”.

Tanto Manuel como Matías tienen que pensar en otra variable que ha frenado su producción de cerveza: ambos trabajan. “Nosotros queremos que TheCousins se venda como lo que significó para nosotros en un inicio: algo que se pueda tomar en el encuentro con un familiar cercano, cosa que queremos potenciar en el desarrollo de imagen que estamos llevando, aunque se ha demorado más, por temas del tiempo que hay que invertir en un emprendimiento como este”. Actualmente, Zapata y su primo están cocinando la cerveza “una vez cada dos semanas, lo que nos permite producir alrededor de 160 litros al mes, pero si nos dedicáramos exclusivamente a esto, podríamos cocinar 400 litros en ese mismo tiempo”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
cerveza artesanalcerveza artesanal los angelesthe cousins beer

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes