lee nuestra edición impresa

Economía

Expertos aseguran que aumento del costo de los créditos frenará las inversiones

Esto, según los especialistas, debido al incremento de la tasa de interés podría generar un receso económico a largo plazo.


 Por Camila Celis

IFE

Con el fin de reducir el impacto inflacionario que existe en Chile, el Banco Central decidió elevar la tasa de interés en 125 puntos situándola en un 4% -su mayor alza desde el año 2014-.

Debido al sobrecalentamiento que experimenta la economía chilena, la entidad financiera se vio obligada a aplicar un aumento histórico que frenará el consumo de las personas aumentando los valores de los proyectos de inversión y las líneas de crédito.

Tal como explicó Luis Felipe Slier, director de Ingeniería Comercial de la Universidad San Sebastián, “tendremos un efecto inmediato en los créditos de consumo y los créditos hipotecarios. Junto a ello, será más caro pagar con tarjetas bancarias en el retail, subirán los avances en efectivo y también se incrementarán los créditos para empresas”.

Según informaron desde el Banco Central, esta medida ayudará a que la economía resuelva los desequilibrios que ha acumulado, los que han contribuido al rápido aumento de la inflación. Con ello la brecha de actividad se cerrará gradualmente, colaborando a que la dinámica inflacionaria reciente no tenga un impacto persistente sobre el proceso de formación de precios.

Sin embargo, aunque la decisión es una buena herramienta para contrarrestar el sobrecalentamiento de la economía puede generar retroceso importante de esta a largo plazo.

EFECTOS ADVERSOS DEL AUMENTO HISTÓRICO

El economista y académico de la UdeC, Jorge Sandoval, explicó que “una de las misiones que tiene el Banco Central es controlar la inflación y para eso hay distintas herramientas, y la que genera el resultado más rápido es el alza en la tasa de interés. Esta entidad ya advirtió que la puede seguir subiendo –incluso hasta llegar a un 5 por ciento- si las condiciones no mejoran. De esta manera, se desincentiva el endeudamiento porque las personas compran con tarjetas de crédito e incluso financian casi todos sus gastos con eso, entonces se debe encarecer el crédito. Con esto, se frena el sobreconsumo.

El especialista indicó que de la misma forma que se busca contener la inflación aumentando la Tasa de Interés, también se produce un “frenazo” de la economía, es decir un efecto adverso.

“El segundo semestre del año 2022 estarían dadas todas las condiciones para que haya un receso de la economía y eso también va a generar un impacto. La situación fiscal no va a posibilitar que el Presidente electo acceda a todas las propuestas que tiene. Este es el efecto negativo que tiene el alza de la Tasa de Interés. La inversión se financia con recursos que prestan los bancos y con el aumento de la Tasa de Interés los inversionistas se pueden dar cuenta que los proyectos ya no les resultan rentables, por lo tanto posponen su inversión; y mientras no haya inversión no se va a reactivar la economía”, explicó.

Asimismo,  Slier aseguró que “en 2022 la inflación podría alcanzar el 10 u 11 por ciento, con perspectivas de crecimiento incluso negativas. Vamos a tener decrecimiento, quizás una recesión técnica con dos periodos consecutivos con crecimiento negativo, y una inflación bastante, bastante alta”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes