suscríbete al boletín diario

Noticias

Alcalde de Quilaco acusó que la Central Rucalhue está trabajando en una ilegalidad

Esto después que el municipio presentara un recurso de protección para detener las obras.


 Por Patricio Gallegos

199100363

La Municipalidad de Quilaco, a través de una declaración pública, dio a conocer que interpuso un recurso de protección para detener las obras en la central hidroeléctrica Rucalhue, ubicada en las comunas de Santa Bárbara y Quilaco.

En la minuta se indicó que la medida se tomó “tras visitar en conjunto con las Direcciones de Obras Municipales (DOM) y asesores jurídicos de ambas municipalidades al predio en el cual será emplazada dicha central”.

“Se pudo constatar en conjunto la transgresión de manera parcial del Art. 5.1.3 numeral 1 de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones. En el terreno se visualizaron distintos elementos que contravienen lo estipulado en el artículo señalado, estos son la presencia de bodegas, colocación de cierros, instalaciones para confección de hormigón, y áreas de carga y descarga de material”, sostiene la disposición.

Por lo mismo, el informe del director de Obras fue utilizado por el asesor jurídico del municipio, el abogado Juan Carlos Villanueva, para fundar la acción de protección, dada la ilegalidad de las obras que se están realizando actualmente y buscar, por medio de una orden de no innovar, detener las obras en ejecución.

También se indicó que la municipalidad de Quilaco no tiene competencias para paralizar obras que se ejecutan en un territorio distinto al perteneciente a la comuna. Sin embargo, con la convicción de que existe una transgresión a la legalidad en la ejecución actual de las obras es que se pronunció en el sentido ya indicado.

En conversación con diario La Tribuna, el alcalde Pablo Urrutia comentó que la empresa “hoy está en una ilegalidad; de acuerdo a nuestros informes, ellos ya comenzaron las obras y deberían haber iniciado una solicitud de permiso de edificación, y una vez hecho eso, ellos tienen un permiso provisorio de obra, por esto Quilaco está pidiendo que se paren las obras”.

Urrutia agregó que “esto nos da tiempo para revisar el Estudio de Impacto Ambiental porque ahora tenemos un problema grave de sequía en la zona; estamos con un déficit hídrico importante y sentimos que otra represa nos vulnera los derechos a vivir la vida en paz; se quemaron unas máquinas y uno igual lo asocia a la construcción de esta represa”.

El edil comentó que “hoy estamos viviendo otra realidad porque nos encontramos con que la construcción de un pozo tiene que ser mucho más profundo; estamos repartiendo agua en camiones, tenemos APR que se están secando y que son de flujo natural. Todo esto se suma a que nosotros en verano vamos a tener una tremenda sequía y voy a tener una represa que está en plena construcción, y que va a tener un muro de 24 metros, entonces esto sí va a atajar agua”.

Además, el jefe comunal, explicó que tiene un compromiso con las personas que están en contra de esta instalación. “Yo tengo que escuchar y cuidar la totalidad de la comuna; lo primero que estamos haciendo es este recurso de no innovar y en unos meses más vamos a realizar una consulta ciudadana para ver qué opina el pueblo y qué quiere Quilaco”.    

Por último, consultada la empresa por este recurso de protección, señaló que no iba hacer un pronunciamiento antes de revisar dicho documento.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
La Tribunamunicipalidad de Quilacopablo Urrutia alcaldeQuilaco

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes