suscríbete al boletín diario

Noticias

Destacan rol de ferias ganaderas para el rubro de la carne

Abastecimiento y reposición del producto nacional son dos de los ejes principales en estos espacios.


 Por Jorge Guzmán

Feria de animales

“Las ferias de animales son fundamentales para la comercialización de la carne. Alrededor del 70% de la carne que se consume proviene de ferias ganaderas”. Así es como René Henning, gerente de Ferias Biobío, explica la relevancia de estas actividades para el sector agropecuario y cómo son responsables del 90% de la participación en el mercado de la compra de crianza animal en nuestra zona.

Sus palabras son refrendadas por el gerente de Ferias Tattersall, Manuel Rivas, quien asegura que la actividad es un negocio atractivo porque entregan el ganado puesto en el matadero. “Tienen muchos factores a favor”, explica. En el caso de la referida feria, por una comisión llevan el ganado del productor al matadero y quien compre la carne tiene la posibilidad de elegir su ganado.

Rivas detalla que en el negocio de la carne hay dos aristas: la cadena de la producción y la de reposición de ganado. Y añade que “en la cadena de la carne, nosotros abastecemos a varias carnicerías y supermercados de la zona de Biobío y del norte”.

En efecto, tienen una planta faenadora de animales en Osorno y abastecen de crianza a ganaderos de la zona y de otras regiones.

Rivas explica cómo el rol de las ferias de animales en Biobío es relevante no solo para los productores, sino que para los lugares de comercialización de este producto. “Para el pequeño y mediano agricultor es fundamental la feria porque le ponen un precio estable”, afirma.

UN PRECIO DE MERCADO

Los grandes agricultores venden, de acuerdo a la información entregada por el encargado de Ferias Tattersall de Los Ángeles, más en privado. Aunque, a veces, también lo hacen en la misma feria.

Sin embargo, cree que las dos ferias que hay en la ciudad de Los Ángeles son muy importantes para la provincia. Según Rivas, entre las dos ferias manejan el 50% del ganado de la zona. “Y mensualmente procesamos más o menos lo mismo”, dice.

Según sus cálculos, lo anterior significaría que procesan alrededor de 2.500 cabezas de ganado mensualmente.

DESCONCENTRACIÓN DEL ROL GANADERO

Según el vocero de Ferias Tattersall, el negocio de la carne ha disminuido alrededor de un 20 por ciento. “En esta zona estamos más dedicados a la fruta, por ejemplo, y a otras producciones”. Esto ha llevado, de acuerdo a las declaraciones de Manuel Rivas, a un retroceso en el volumen transado.

Sin embargo, ve cambios e innovaciones positivas en las ferias en el último tiempo. En el caso de Ferias Tattersall, Rivas dice que “hemos hecho remates por internet, con los que hemos suplido de carne la zona”.

El fin de las ferias es, finalmente, “abastecer al carnicero cuando lo quiera y lo necesite”, explican desde Ferias Tattersall. Según Manuel Rivas, el negocio de la carne va bien para los productores, pero esos rendimientos también dependen siempre de qué tanta carne ingrese a la región desde el extranjero.

El ingreso de la carne del exterior a la región empeora el negocio para los productores y ferias de animales del sector.

El dueño de la carnicería Centro de Carnes, Domingo Sepúlveda, comenta que las ferias son relevantes para su negocio, tomando en cuenta que por lo menos “el 80% de lo que vendo proviene de las ferias”.

Sepúlveda considera que el rol de las ferias se ha logrado mantener en la región y que su trabajo es positivo.  

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes