suscríbete al boletín diario

Noticias

Senado aprobó el proyecto de matrimonio igualitario y lo despachó a la Cámara

La tercera votación que se efectuó obtuvo 29 votos a favor y 14 en contra. El Movilh valoró que la iniciativa fuera despachada a Sala para segundo trámite, y adelantó que presentará indicaciones para perfeccionarla.


 Por Camila Celis

senado-1-1024x576 (1)

El Senado aprobó y despachó este miércoles el proyecto de ley de matrimonio igualitario que en 2017 presentó la presidenta Michelle Bachelet.

Se efectuaron tres votaciones, la primera fue aprobada con 28 votos a favor y 13 en contra, la segunda con 28 a favor y 14 en contra y la tercera con 29 a favor y 14 en contra.

Al respecto, la vocera del Movilh, Daniela Andrade, consideró que “hoy damos un nuevo y significativo paso hacia la igualdad con el fin de terminar con la histórica desigualdad legal que afecta a las parejas del mismo sexo y las familias homoparentales. Están impedidas de casarse y de criar a sus hijos solo en razón de su orientación sexual. La actual homofóbica ley de matrimonio está llegando a su fin, para ser cambiada por una de matrimonio igualitario.”

La dirigente enfatizó que “si bien lo de hoy es un avance, no es para aplaudir el desempeño de la clase política, pues tuvo secuestrada esta ley durante cuatro largos años en el Senado, llegando tarde, para aprobar un derecho que cuenta hace años con el respaldo de la mayoría de los habitantes de Chile. Instamos desde ya a la Cámara de Diputadas y Diputados a tomar un rumbo distinto, muy diferente al del  Senado, de manera que el matrimonio igualitario sea ley en breve”.

En tanto el dirigente del Movilh, Rolando Jiménez, adelantó que “este proyecto de ley es muy integral, considera la adopción y en muchos puntos la filiación homoparental. Debemos impulsar ciertos ajustes para perfeccionarlo.

En la misma línea, el vocero del Movilh, Óscar Rementería, precisó que el proyecto despachado hoy por el Senado “extiende el matrimonio a parejas del mismo sexo en igualdad de condiciones, garantizando la filiación, y adopción homoparental. Esto cambia el concepto de madres o padres por el de progenitores, reconoce las uniones contraídas en el extranjero, permite definir el orden de los apellidos de los hijos e hijas y elimina a la homosexualidad como causal de divorcio culposo”.

De esta forma, el proyecto modifica la ley sobre Abandono de Familia y Pago de Pensiones Alimenticias, la ley que establece la nueva Ley de Matrimonio Civil, la ley que crea el Acuerdo de Unión Civil, la reforma a la ley sobre el Registro Civil, las normas sobre Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales y el Decreto que fija normas del Sistema Único de Prestaciones Familiares y Sistema de Subsidios de Cesantía para los Trabajadores de los Sectores Privado y Público; y la ley sobre Adopción de Menores.

Por su parte, el parlamentario por el distrito 21, Cristóbal Urruticoechea, manifestó su opinión frente al avance del proyecto. Expresó que “no apoyaré la destrucción de la institución del matrimonio. El liberalismo y la ideología de género han penetrado fuertemente en nuestro país, siguiendo una agenda globalista perversa que niega la naturaleza humana. El matrimonio homosexual, eufemísticamente llamado matrimonio igualitario, es uno de sus principales objetivos ya que con esto perjudican la estabilidad de las familias, núcleo esencial de toda sociedad. Yo no estoy dispuesto a llamar matrimonio a cualquier relación emocional que pueda plantearse, puesto que el matrimonio se define por ser esencialmente la unión entre un hombre y  una mujer”.

Desde la Fundación Iguales catalogaron el hecho como lo más cercano de tener un reconocimiento de esas familias que sí existen y que no son ficticias y que como país y como sociedad “somos mejores en el momento en que tenemos matrimonio igualitario y que tenemos hijos e hijas que son reconocidos ante la ley”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes