suscríbete al boletín diario

Crónica

Reclamos de comunidades rurales contra parques eólicos gatillan iniciativa para su regularización

La iniciativa fue elaborada por la diputada Joanna Pérez con el respaldo de sus pares José Pérez y Manuel Monsalve, a raíz de los reclamos de los habitantes de las zonas cercanas a estos proyectos de generación.


 Por Juvenal Rivera

11-0, parques eólicos

Los reclamos de las comunidades rurales de la provincia de Biobío contra los proyectos de parques eólicos fue el factor determinante para la formulación de un proyecto de ley que busca normar la instalación de los aerogeneradores en las zonas rurales, de manera que se compatibilice la relación de ese tipo de iniciativas con los habitantes de las zonas cercanas.

La iniciativa legislativa fue elaborada por la diputada (DC) Joanna Pérez del distrito 21 y tuvo el patrocinio de sus pares del mismo territorio electoral, Manuel Monsalve (PS) y José Pérez (PR), además de otros siete legisladores de distintas tiendas políticas.

La propia legisladora reconoció que la propuesta fue diseñada a partir de los reclamos de dirigentes y residentes de las áreas rurales de Los Angeles, Mulchén, Nacimiento y Negrete. “Ellos han levantado esta problemática y han visibilizado que producto de la instalación de parques eólicos, han sufrido consecuencias medioambientales en sus viviendas y en sus vidas. Eso es lo que hemos querido regular en este proyecto de ley”.

A partir del estudio de la legislación internacional en la materia, la diputada apuntó específicamente a temas como que la instalación de una torre a otra haya una distancia mínima a las viviendas, además de regular el tiempo en que una casa puede estar expuesta al denominado “’efecto sombra parpadeante’, que es algo que en otros países no se permite no más de 30 minutos al día”.

“Queremos adaptar la legislación internacional a la realidad nacional para tener hoy una normativa en materia de producción de energía eólica. Creemos que es necesario avanzar hacia ello pero para hacerlo, también el gobierno y sus ministerios se deben involucrar en esta discusión para que gane la comunidad y las empresas en términos de sustentabilidad del medio ambiente”.

“No estamos en contra de las energías limpias, al contrario, pero creemos que deben realizarse con respeto a las personas, comunidades, viviendas, su entorno y calidad de vida. Por eso, este proyecto aborda desde que se quiere instalar un proyecto donde se considera una participación ciudadana informada en la etapa previa, no solo cuando se va a ejecutar sino cuando se está diseñando el proyecto, no permite parcelación de proyectos como se da hoy día en el sistema de evaluación ambiental y también encarga a la Superintendencia respectiva funciones, fiscalizaciones y por cierto aspectos técnicos

Vilma Mellado, presidenta del comité El Ciruelo Sur, situado al poniente de Los Angeles y una de las principales líderes de los movimientos ciudadanos contra los parques eólicos, reconoció que contra sus pretensiones, tienen las resoluciones de calificación ambiental ya aprobadas, razón por la cual la normativa propuesta no tiene efecto al no ser de efecto retroactivo”.

Sin embargo, aseguró que aunque “nuestra situación es más compleja, esto se debe revertir. Tenemos generaciones futuras que deben vivir en un ambiente sano. Como comunidades, agradecemos este apoyo, y desde ya las decimos que estamos unidas, informadas y empoderadas”.

SEREMI DE ENERGÍA

A propósito de la propuesta legislativa, el seremi de Energía, Mauricio Henríquez, dijo lamentar “la poca rigurosidad de la  parlamentaria”. A su juicio, se trata de “un proyecto que desconoce la realidad de los proyectos energéticos limpios. A pesar de haberle intentado explicar, mantiene su desconocimiento. No podemos oponernos a todo, estamos cerrando las centrales contaminantes y construyendo energía limpia y aún cuando queda por mejorar, es triste que estos parlamentarios estén en contra de estas energías limpias”.

PROPUESTA DE REGULACIONES

El proyecto de ley, además de modificar la Ley General de Bases del Medio Ambiente, establece una nueva modificación para la construcción de aerogeneradores.

Dentro de las nuevas regulaciones, plantea:

– Definir elementos relevantes de los elementos que conforman los aerogeneradores.

– Nuevos mecanismos de participación ciudadana, obligando a las empresas a identificar a las comunidades aledañas al proyecto y participar en reuniones junto a ellas.

– Compensaciones para las comunidades residentes aledañas al proyecto y compensaciones por la zona de buffer o de seguridad.

– Regular el efecto de sombra parpadeante, estableciendo distancia mínima de las torres de aerogeneración a las viviendas aledañas y cantidad máxima de sombra proyectada hacia la vivienda.

– Establecer la distancia mínima para la zona buffer, contados desde el deslinde de la propiedad colindante.

– Regular la vida máxima de los elementos que constituyen el aerogenerador y establecer responsabilidad de la mantención y los daños que ellos produzcan.

– El incumplimiento de las normativas señaladas acarreará el Estudio de Impacto Ambiental negativo para el proyecto y establecer responsabilidad por daño ambiental a quienes no cumplan la ley.

– La fiscalización de las normas recaerá en la Superintendencia de Medio Ambiente y Superintendencia de Electricidad y Combustibles, según corresponda.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes