suscríbete al boletín diario

Noticias

Club angelino de tiro con arco espera consolidarse a nivel provincial

La novedosa actividad deportiva pretende abrirse de forma transversal hacia personas de todas las edades.


 Por Juan Villalobos

IMG_20210202_194750

Todo comenzó con la inquietud del profesor de Educación Física, Claudio Cifuentes (28), quien hace ocho años decidió explorar desde su nicho el tiro con arco, con el objetivo de algún día enseñarlo a toda la comunidad angelina, materializándolo con la fundación del Club de Tiro con Arco Los Ángeles.

“Fui hasta Concepción y me dirigí a la agrupación Nahuelbuta, que en aquel entonces impartía un curso para principiantes, donde me enseñaron toda la técnica y el trabajo que hay detrás de este deporte. Junto a ello, comencé a investigar más por mi cuenta y, por consiguiente, a inscribirme en diversas competencias, midiendo mis capacidades y obteniendo buenos resultados. Mis primeros pasos enseñando esta disciplina fueron en el colegio Sternenkinder, gracias a un proyecto de la Gobernación que logramos adjudicarnos, instancia que nos permitió crear un taller para alumnos con capacidades diferentes e impartirles esta disciplina adaptándola a sus necesidades”, relató Cifuentes sobre su primer acercamiento a este milenario “arte” transformado en actividad deportiva.

Con la entrega del primer 10%, el docente angelino decidió invertir en la compra de todos los materiales necesarios para comenzar la escuela, la cual tiene como principal objetivo formar a otras personas desde los conceptos más básicos hasta sus aspectos más complejos y técnicos, manteniendo las limitaciones de aforo ante la contingencia sanitaria.

“Actualmente ya tenemos agendada una reunión junto al Instituto Nacional de Deportes, instancia mediante la cual pretendemos oficializar nuestra personalidad jurídica, figura que nos permitirá consolidarnos como club y también postular a diversos proyectos y ayudas estatales”, relataron desde la directiva de la entidad angelina.

TRABAJO EN PANDEMIA

Durante el pasado mes de febrero, el club dio sus primeros pasos con un curso para principiantes, que no alcanzó a terminarse debido a que Los Ángeles entró en cuarentena, sin embargo, ante el reciente avance de la comuna a fase 2, el trabajo pudo ser retomado de manera personalizada con cada uno de los participantes.

“En esta primera etapa logramos partir con un total de 30 participantes que trabajaron en grupos reducidos, de los cuales seis aprobaron el curso y continúan practicando junto a nosotros con un objetivo relativo al contexto competitivo. Tenemos miras en el mediano plazo de poder pertenecer a las asociaciones más cercanas, donde nuestra meta es llegar a practicar el tiro con arco olímpico”, relató el instructor Claudio Cifuentes.

El club facilita todos los implementos y las personas solo tienen que llevar las ganas de participar.

Cabe destacar que la tensión de un arco es muy dura. Se ve liviana, pero el cable tiene bastantes libras de tensión, por lo que se realiza un trabajo muy cuidadoso.

“Nuestra invitación a toda la comunidad es a practicar deportes, el que sea. El tiro con arco es una disciplina que ayuda a las personas de gran forma a controlar su ansiedad, por ejemplo, y en la búsqueda de objetivos. Esperamos seguir creciendo para comenzar a figurar en competencias regionales y también nacionales”, finalizaron desde la institución.

ELEGANCIA Y TÉCNICA

El objetivo del tiro con arco es simple: disparar flechas lo más cerca posible del centro del blanco. Las dianas de tiro con arco olímpico tienen un diámetro de 122 centímetros con una serie de 10 anillos de puntuación concéntricos, separados en cinco colores. El color interior, el dorado o amarillo, obtiene diez o nueve puntos. Los “dieces” miden solo 12,2 centímetro de diámetro, aproximadamente el tamaño de una manzana. Los arqueros disparan al blanco desde una distancia de 70 metros, que supone más o menos el ancho de dos aviones de medio alcance, puesto el uno al lado del otro. En el caso de los principiantes, las distancias oscilan entre los 20 metros en modo de competición, mientras que sus prácticas son de dos a cinco metros.

El tiro con arco hizo su debut olímpico en París en 1900, y también fue prueba por las medallas en los Juegos de 1908 y 1920. Sin embargo, las normas eran inconsistentes, ya que dependían totalmente del país organizador de los Juegos, lo cual complicaba la preparación de los deportistas. Después de 52 años, el deporte, ya modernizado, fue reintroducido en Múnich en 1972 y ha permanecido en el programa olímpico desde entonces.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes