suscríbete al boletín diario

Noticias

Los Ángeles: Familia de ex carabinero que sufrió grave lesión acusó abandono de parte de la institución

Edmundo Sáez, ex sargento del retén El álamo, fue desvinculado tras una lesión provocada por un detenido en su cuello, y que lo dejó con secuelas neurológicas permanentes


 Por Cristian Salazar

carabinero

Una difícil realidad está viviendo la familia del ex sargento de Carabineros, Edmundo Sáez, quien desempeñaba funciones en el retén El Álamo, y que fue dado de baja de la institución luego de sufrir una agresión de parte de un detenido, que era trasladado en el vehículo policial.

El ex funcionario quedó con secuelas permanentes tras el ataque, y la familia acusa total abandono de parte de la institución.

El hecho data del pasado 17 de agosto del año 2018, cuando un hombre fue detenido por el entonces sargento de Carabineros debido a que conducía en estado de ebriedad.  Cuando este era trasladado en el vehículo policial, agredió al ahora ex funcionario, intentando ahorcarlo con las esposas, provocando un profundo corte en el cuello y generando lesiones en la arteria que, finalmente, desencadenaron importantes secuelas neurológicas, y posterior, desvinculación de la institución.

Frente a la compleja situación que los afecta en la actualidad, diario La Tribuna conversó con la esposa del ex sargento de Carabineros de Los Ángeles, Romina Hernández, quien denunció un completo abandono de parte de la institución para el ex funcionario y su familia, ya que -dijo- deben costear por sus propios medios los gastos médicos derivados por el ataque sufrido, por lo que no descartan iniciar acciones legales una vez concluido el sumario administrativo en curso.

Romina Hernández presentó un documento oficial que da cuenta, que días antes se habría informado de las falencias en el carro policial, y que presentaba “un riesgo inminente para el personal”.

CARRO SIN RESGUARDO

Romina Hernández comenzó su relato contando que “nosotros con mi esposo y familia lo hemos pasado muy mal porque quedamos en completo abandono de parte de la institución ya que mi esposo quedó con graves secuelas luego del ataque que tuvo, y el que no se haya hecho una querella de parte de Carabineros ni nadie. Acá todo lo taparon por un carro que estaba en mal estado, entonces quisieron tapar eso y no hicieron la denuncia por lo mismo”, precisó.

Hernández profundizó “el día antes el jefe del retén El Álamo envió un documento electrónico a la Primera Comisaría y a la subcomisaría de Paillihue donde indicaba que el carro no podía salir a trabajar porque no cumple con las medidas de seguridad, ni para el detenido, ni para los propios funcionarios, lo cual los jefes rebotaron ese documento al retén diciendo que tenían que salir igual a trabajar porque no tenían carros disponibles, poniendo en riesgo a todos ya que el carro quedó como una camioneta normal sin las protecciones para los funcionarios ya que le sacaron el calabozo”.

Diario La Tribuna accedió al documento con fecha 17 de agosto del 2018 –dos días antes del ataque sufrido por Edmundo Sáez- donde el jefe de retén dio a conocer de las falencias que presentaba la patrulla Z-6002 dependiente del retén El Álamo, donde indicó que “presenta un peligro inminente para el personal de este destacamento que realiza servicios en la población”.

A pesar de este aviso, el carro siguió en funcionamiento, hasta dos días después, cuando el entonces sargento Edmundo Sáez sufrió el ataque de parte del detenido, en el procedimiento policial del día 19 de agosto.

SU BAJA EN MEDIO DE UN SUMARIO

Romina cuestionó el hecho de que su esposo haya sido dado de baja en medio de un sumario administrativo, comentando que “ellos no quieren reconocer esto como un accidente propio del servicio, entonces reconocen el accidente, pero no quieren reconocer que las secuelas que tiene mi esposo son a causa de esto”, enfatizó. Además, apuntó al actuar de la comisión médica de Carabineros, donde comentó que “estando con licencia médica y un sumario administrativo abierto, a mi esposo lo dieron de baja y lo desvincularon de Carabineros, en donde todas las licencias médicas eran de los tratantes del hospital de Carabineros, pero aún así la comisión médica dijo que las secuelas no eran producto del ataque, a pesar de que todos los médicos dijeron que sí”.

FAMILIA EXIGE JUSTICIA

Finalmente, Romina Hernández dijo que como familia exigen justicia por lo sucedido, donde puntualizó que “mi esposo no cometió el error, él no es ningún delincuente, a mi esposo le cortaron las alas por tratar de salvar el pellejo de muchos tenientes y coroneles que estaban en ese momento y que dieron la orden de que ese carro tenía que salir igual a trabajar. Acá todo el mundo reconoce, menos el alto mando, de que lo que pasó con Edmundo es injusto, y queremos que le devuelvan sus beneficios porque él no se fue porque cometió algún error o alguna falta, a él lo echaron porque quisieron tapar un error”.

CONTRAPARTE

Diario La Tribuna buscó un pronunciamiento por parte de Carabineros de la Prefectura Biobío, donde en primera instancia se acogió la solicitud, pero a pesar de llamados posteriores no se obtuvo respuesta.  

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
abandonoDenunciaex sargentofamilia carabineroLos Ángelesretén el Álamo

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes