suscríbete al boletín diario

Noticias

Economista Jorge Sandoval advierte que el desempleo podría llegar al 13%

La tasa de desocupación llegó al 9,4% entre enero y marzo de este año en la región del Biobío, cifra que, según el economista de la Universidad de Concepción, Jorge Sandoval, avizora un futuro que podría dar pie a una cifra superior a dos dígitos.


 Por Camila Celis

10.3-865x576

El viernes 30 de abril, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio a conocer la tasa de desocupación en la región del Biobío, la cual alcanzó el 9,4% en el trimestre móvil de enero-marzo de 2021.

Según explica el INE, esta cifra estuvo incidida principalmente por la contracción de la fuerza de trabajo (-9,5%) y el descenso de los ocupados (-10,3%).

Esta es una realidad que han tenido que enfrentar gran parte de los chilenos y que ha empeorado notoriamente debido a la pandemia por Covid-19. El mercado laboral se ha deteriorado con fuerza a medida que las restricciones sanitarias se extienden, con lo cual muchas empresas se han visto obligadas a despedir a parte de sus trabajadores.  

Los Ángeles no ha quedado fuera de esta realidad. Al mantener sus altas cifras de contagios Covid-19, la cuarentena se extendió y el comercio se ha visto fuertemente golpeado.

El economista y académico de la Universidad de Concepción, Jorge Sandoval, analizó las cifras de desempleo que entregó el INE y explicó que “una tasa de desempleo de mano de obra que bordea los dos dígitos es una pésima señal. En la región del Biobío llegó al 9,4% en el trimestre enero-marzo lo cual ya es muy alto, por lo tanto, en la próxima cifra para el trimestre móvil febrero, marzo y abril, esa tasa va a llegar incluso al 13%”.

El profesional añadió que en Los Ángeles “es una situación que supera todos los límites. En la octava región estuvimos casi todo el mes de abril en cuarentena, lo cual es muy complicado”.

EN CARNE PROPIA

Quien ha vivido en carne propia la compleja situación del desempleo fue Juan Rojas, ciudadano de Los Ángeles que perdió su trabajo en abril del año pasado.

El hombre contó que “trabajaba en una empresa de aseo y cuando llegó la pandemia, despidieron a mucha gente, así que quedé sin trabajo hasta la fecha”.

Juan es soltero, vive con sus padres y es el único miembro de la familia que puede trabajar. “Mis papás son jubilados, vivo con ellos, así que necesito trabajar para ayudarles con algo. Durante todo este tiempo estuve mandando currículum, pero costó mucho que me llamaran”.

De manera provisoria logró encontrar un empleo, por dos veces a la semana, en una empresa que presta servicios a un supermercado. “No es mucho lo que voy a ganar, pero al menos por un par de días a la semana voy a recibir un ingreso. La situación está muy mala y después de tanto tiempo buscando, todo se agradece.”

Al igual que Juan, son muchas familias chilenas que siguen viviendo esta compleja realidad. A nivel nacional, la tasa de desocupación para el trimestre enero-marzo de 2021 es de 10,3%.

Las categorías que más incidieron en el descenso de los ocupados fueron los asalariados formales (-7,6%) e informales (-24,2%).

Respecto a esto, el economista Jorge Sandoval explicó que “es más que preocupante la cifra de los asalariados informales porque las medidas sanitarias de la pandemia los obligan a quedarse en sus casas. Estas son las personas que trabajan sin un respaldo de contrato de trabajo, por lo tanto, las autoridades deberían preocuparse”.

Dentro de las medidas que ha tomado el Gobierno para enfrentar esta situación, existen distintos fondos y subsidios a los que pueden postular los desempleados.

SUBSIDIO DE CESANTÍA

Quienes no estén afiliados al Seguro de Cesantía pueden acceder al Subsidio de Cesantía. Consiste en una ayuda económica mensual por un periodo máximo de 360 días, que da derecho a asistencia médica gratuita en los consultorios y hospitales, recibir asignación familiar y/o maternal, y a asignación por muerte en caso de fallecer.

El subsidio debe ser solicitado ante la institución previsional del trabajador subsidiado, la que gestionará el pago.

FONDO DE CESANTÍA SOLIDARIO (FCS)

Es una protección económica complementaria al Seguro de Cesantía, que garantiza beneficios a los afiliados de la AFC que no cuentan con recursos suficientes en su cuenta individual al momento de perder su empleo.

Este fondo solidario se financia con aporte del Estado y con el 0,8% de la cotización del empleador (para quienes tienen contrato indefinido) o el 0,2% de la cotización del empleador (si es contrato a plazo fijo). También se puede solicitar en el sitio de la AFC.

BOLSA NACIONAL DE EMPLEO

Esta es una plataforma en línea para que las personas busquen trabajo. Es un sistema informático público que presta el servicio gratuito de intermediación laboral y de certificación de la búsqueda de empleo para acceder al Fondo de Cesantía Solidario o FCS.

Cualquier persona mayor de 18 años puede inscribirse de manera gratuita en este sitio web.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes