suscríbete al boletín diario

Noticias

Más de 100% aumentó revisión de arándanos frescos con destino a EE.UU

En el Centro de Inspección en Cabrero, al 31 de marzo se inspeccionaron 4.278.568 de cajas provenientes entre las regiones del Maule y de Los Lagos.


 Por Juvenal Rivera

Manzanas (1)

Fue en los primeros días de 2017 cuando se echó a andar el centro de inspección de frutas de exportación que funciona en la comuna de Cabrero. A un costado de la ruta Cinco Sur, ese sitio se sumó a los existentes en Coquimbo, Valparaíso, Aeropuerto Arturo Merino Benítez de Santiago, San Bernardo, Los Lirios (Región de O’Higgins) y Teno (Región del Maule).

Fue el resultado de trabajo conjunto que implicó que el Gobierno Regional del Biobío aportara 2.712 millones de pesos para la infraestructura de 3 mil 600 metros cuadrados, mientras que el terreno fue donado por la Asociación de Exportadores de Chile (Asoex).

Cuatro años más tardes, las cifras no pueden ser más auspiciosas. En la temporada 2020/2021 se han inspeccionado – al 31 de marzo- más de cuatro millones 278 mil de cajas de arándanos frescos con destino a Estados Unidos se han revisado inspeccionado esta temporada 2020-2021 en el sitio de inspección de Cabrero. Ese número representa un incremento de 101 % más que toda la temporada anterior,

El director regional del SAG, Iván Ramírez Delpín, explicó que el aumento de las inspecciones de arándanos frescos “se debe, en gran parte, a la aprobación del Systems Approach por parte del mercado estadounidense para los arándanos provenientes de las regiones del Biobío y Ñuble”.

Del total de cajas de arándanos inspeccionados esta temporada, 1.554.319 corresponden a arándanos frescos provenientes de Biobío y Ñuble, es decir, el 36,3% de las unidades revisadas. También aumentaron las inspecciones de cerezas y peonías en un 179% y 109% respectivamente, en relación a la temporada anterior. Además, por primera vez se inspeccionaron grosellas con destino al mercado estadounidense.

Actualmente continúan las inspecciones de manzanas y peras asiáticas, principalmente. Se espera que en la próxima quincena comience la inspección de cebollas, caquis y bulbos de tulipán. Al 31 de marzo se han inspeccionado 4.551.934 cajas de arándanos, cerezas, peonías, manzanas y peras asiáticas.

“Además del aumento de las cajas inspeccionadas de arándanos frescos, también creció la de otros productos, superando ya en un 39% el número de cajas inspeccionadas la temporada anterior, y aún estamos en proceso de inspección”, añadió el director regional del SAG.

“Aquí se realizan las inspecciones y verificaciones de las condiciones fitosanitarias de productos hortofrutícolas destinados al mercado estadounidense, lo que se enmarca en el Programa de Pre-Embarque SAG/USDA-APHIS/ASOEX, que es un acuerdo tripartito entre el SAG, el USDA-APHIS (Animal and Plant Health Inspection Service del Departamento de Agricultura de Estados Unidos) y la Asociación de Exportadores de Chile (Asoex)”.

El seremi de Agricultura, Francisco Lagos, resaltó que “el Centro de Inspección de Fruta Fresca de Cabrero realiza una labor muy importante para facilitar el comercio entre Chile y Estados Unidos. Está ubicado en un lugar estratégico, cuenta con una excelente conectividad con la carretera y los puertos de la región, permitiendo disminuir los costos de los exportadores. Nuestra región priorizó su construcción a través del trabajo público privado, donde participó el SAG, Gobierno Regional, ASOEX y MOP”.

Por su parte, Rodrigo Nacarate, jefe de Administración del Sitio de Cabrero, precisó que “Asoex es el responsable de administrar el Sitio de Inspección y proveer el personal para realizar la movilización de la carga para la inspección, apoyando así el proceso exportador”.

SYSTEMS APPROACH

El Systems approach es un conjunto de medidas de manejo del riesgo de plagas que permite garantizar las condiciones fitosanitarias que impone Estados Unidos como alternativa a la fumigación con bromuro de metilo. Esto implica que los arándanos sólo podrán ser procesados en instalaciones exclusivas o que cuenten con una línea de embalaje específica y separada físicamente por una malla, a fin de evitar la contaminación con fruta proveniente de huertos que no hayan adoptado estas medidas de mitigación de riesgo.

También se deben aplicar resguardos al transporte, pues los camiones que trasladen arándanos desde huertos bajo este programa deberán ser cerrados o estar encarpados. Además, la recepción de la fruta en los establecimientos debe realizarse con resguardos, mientras que su almacenamiento también se efectúa en cámaras exclusivas o que se encuentren divididas.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes