suscríbete al boletín diario

Noticias

Emprendedores angelinos: entre la incertidumbre y la esperanza reabren sus locales

La comuna avanzó a fase dos, y los comerciantes esperan con ansias reabrir sus locales.


 Por Camila Celis

Este lunes la comuna de Los Ángeles salió de la cuarentena total,  y con esto, los pequeños comerciantes ven una gran oportunidad para repuntar económicamente en sus negocios.

Durante más de un mes confinado, el rubro enfrentó una dura crisis económica al no poder abrir sus negocios, ya que la mayoría de estos no son catalogados como comercio esencial.

 Este fue el caso de Juan Cea Milla, quien junto a su esposa es locatario de la Boutique Valentina, ubicada en la Galería Alcalá en calle Colón 448, Los Ángeles.  El negocio familiar comenzó hace 18 años gracias a las ganas que tenía el matrimonio de independizarse. 

El locatario, manifestó su alegría frente a esta nueva etapa de fase dos en la comuna, y narró el duro proceso de enfrentar la crisis económica por Covid-19. “En este momento estamos de muy buen ánimo por el cambio de fase y lo que queremos es vender lo que tenemos. Fue un proceso muy difícil, lo más doloroso fue no poder abrir los días anteriores a Navidad, y esa era la fecha para salvar el año. Debido a la larga cuarentena en Santiago, muchos de nuestros proveedores desaparecieron y los que quedaron aumentaron mucho el valor de sus productos”, manifestó.

Cea, también explicó que para continuar con el funcionamiento de su negocio “tuvimos que iniciar una venta online, eso nos permitió solventar una parte de nuestros suministros, pero claramente no es una opción que reemplace a la venta tradicional”.

El mayor descontento que vivieron estos locatarios fue ver cómo las grandes tiendas seguían vendiendo sus productos. Frente a esto, Cea lamentó que “para el gobierno, los pequeños comerciantes nunca hemos sido una preocupación, por lo mismo tenemos claro que la situación seguirá siendo difícil”.

Una situación parecida enfrentaron Ramón Benítez y Sergio Cresta, quienes en el año 2017, comenzaron con un proyecto gastronómico llamado La Vara, ubicado camino a Antuco en el kilómetro 1.5.

El 17 de marzo del año pasado los socios se vieron obligados a cerrar el local hasta octubre debido a la crisis sanitaria que enfrenta el país. Posteriormente lograron funcionar durante 10 días hasta que la comuna entró en cuarentena.

Benítez relató las ganas y la incertidumbre que siente al abrir nuevamente este martes el restaurant La Vara. “Vamos a abrir con todas las ganas de siempre y muy motivados a tratar de hacer lo que más podamos en el tiempo que tengamos el local abierto, porque no creo que sea por mucho tiempo”, manifestó el emprendedor.

La opción que buscaron estos emprendedores para continuar con el funcionamiento del local fue realizar entregas a domicilio. Para esto, tuvieron que reinventarse y comenzar a vender alimentos preparados como sándwich y sushi, sin embargo, Benítez mencionó que la idea no fue la mejor solución porque “pagarle a una o dos personas para que vayan a dejar los productos es aún más complicado”.

Además, el emprendedor agregó que “postulamos dos veces al crédito Covid y no resultó, recién pudimos prorrogar un crédito que pedimos, pero la verdad es que no hemos recibido ayuda del gobierno”. 

Al igual que la mayoría de los comerciantes, Ramón manifestó que existe una gran incertidumbre en relación a la pandemia por Covid-19, y aseguró que la única solución es esperar la vacuna.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
comercioCoronavirusemprendedores

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes