suscríbete al boletín diario

Noticias

Nelson Figueroa: un gigante de la hípica nacional proyecta un 2021 lleno de nuevos éxitos


 Por Juan Villalobos

WhatsApp Image 2021-01-22 at 15.13.09

Catalogada por muchos como la peor crisis que ha enfrentado la hípica chilena en su historia, el coronavirus irrumpió de lleno el pasado 2020, obligando a la suspensión de carreras en las principales plazas nacionales, en un periodo que se extendió hasta más de seis meses.

Sin embargo no todo fue malo, ya que la remontada no se hizo esperar y entre agosto y septiembre, los caballos comenzaron a correr nuevamente, de forma paulatina, sin público y bajo estrictos protocolos sanitarios.

El juego a través de internet se volvió en la opción más eficaz para vender apuestas por parte de los hipódromos en atención a las medidas adoptadas por las autoridades de Salud.

De igual forma, los criadores y el mercado encontraron en las subastas en línea una solución para realizar la comercialización de sus producciones en medio de la contingencia, materializando con ello un importante paso hacia la hípica del futuro.

Nelson Figueroa (38), uno de los jinetes más premiados del último tiempo en la hípica chilena con más de mil carreras ganadas en el circuito nacional, se refirió a esta nueva realidad deportiva. “Gracias a Dios, todo se ha dado favorablemente. He podido seguir corriendo junto a la familia Heller, participé en el clásico Alberto Solari Magnasco donde tuvimos una gran participación con una yegua que por primera vez corría la distancia de 2 mil metros. Todos quedamos muy conformes con la performance. Aún continuamos representando los colores de don Carlos que son muy antiguos y de gran prestigio en la hípica”, detalló.

Actualmente radicado en Santiago para estar más cerca de los principales “Derbi”, el jinete también entregó un mensaje desde su experiencia a sus compañeros de labores: “Me gustaría decirles a mis colegas que Dios nos acompaña ante todo; el mejor de los ánimos. Sé que estamos experimentando cosas muy difíciles y nadie esperaba esta situación. Hay que saber sobreponernos. Hemos vivido momentos muy difíciles tanto preparadores, jinetes y propietarios. En los hipódromos se ha hecho un esfuerzo sobrenatural para sacar la hípica adelante, lo hemos demostrado trabajando con dedicación y profesionalismo, es la base de todo objetivo en la vida”, finalizó Figueroa.

FÉRREA TRADICIÓN

La hípica y el fútbol, sin duda, constituyen uno de los deportes más populares en la historia de nuestro país.

Durante cada jornada, miles de aficionados se acercan a los distintos hipódromos en Chile para ver el colorido espectáculo y trazar sueños en torno a una apuesta al caballo ganador.

Destacar como jinete en el mundo de la hípica es toda una proeza, pues son cientos de jóvenes los que cada año aspiran a situarse entre los mejores de la especialidad.

En las últimas dos décadas del siglo XX, los hipódromos nacionales experimentaron una importante modernización de sus actividades orientadas a expandir el juego a todo el territorio nacional.

Clave en este proceso fue la instauración por parte del Club Hípico y el Hipódromo Chile, del teletrak, una amplia red de sucursales conectadas en línea que permiten ver y apostar en directo en los cuatro principales hipódromos.

Al comenzar el siglo XXI, la hípica se ha constituido en un deporte de masas que convoca a miles de personas a los hipódromos y centros de apuestas.

DESDE LA FAMILIA

“Me gustaría aprovechar esta gran instancia y agradecer el apoyo de toda mi familia en estos duros momentos, mi esposa y mis tres hijos. Además me gustaría mencionar a mi secretario Lugo Flores, quien me ayuda a gestionar todas las carreras junto a las familias, a familia Menghini y Yáñez, además de todos los amigos que de forma incondicional han estado conmigo”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes