suscríbete al boletín diario

Noticias

Miguel Pezoa, Presidente de la Cámara de Comercio: “Plan Paso a Paso están matando al comercio angelino”

A raíz de la cuarentena total que se inició hace más de tres semanas, justo en la época en que se concentra el 40% de las ventas del año, el presidente de la Cámara de Comercio abogó por acciones para revertir el complejo escenario para las pymes locales.


 Por Juvenal Rivera

62, comercio tradicional

“¡Las medidas del Plan Paso a Paso están matando al comercio angelino!”. Con estas palabras, Miguel Pezoa, presidente de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Los Ángeles, se refirió a la aguda situación que enfrentan los dueños de locales comerciales del centro de la ciudad.

Es que desde el inicio de la cuarentena total en la capital provincial, hace más de tres semanas, el comercio detallista del sector céntrico debió cerrar sus puertas de manera obligatoria.

El problema es que la determinación se produjo en diciembre, mes que concentra el 40% de las ventas anuales

Pezoa aseguró que “en las reuniones sostenidas con el vocero de la Galerías  del Centro, se ha podido constatar que lo único que están pidiendo es trabajar. A simple vista parece natural para hacer frente a compromisos de toda índole, propios de la actividad que ejercemos. A saber: arriendos, luz, agua, patentes, sueldos, facturas por compra de mercaderías, teléfono, internet, etcétera. Nace entonces una pregunta, ¿quién va a pagar si no hay ventas?”

Por lo mismo, aseguró que se debe “compatibilizar la seguridad sanitaria con el desarrollo de nuestras actividades como comerciantes y Pymes. De lo contrario, estamos destinados a una muerte segura”.

A su juicio, las pymes “estamos siendo castigadas injustificadamente por el poco o nulo cuidado de la población en general. Seguimos sin entender por qué los grandes supermercados pueden vender de todo y una tienda pequeña no”.

Además, “basta darse una vuelta por la calles del centro de nuestra ciudad para observar como algunas otras actividades funcionan con normalidad y mucho público fuera de sus instalaciones. Sobran ejemplos de bancos, notarías, agencias de pago de pensiones y grandes tiendas. Las filas siguen siendo  enormes y eso no ocurre en los establecimientos más pequeños, por nuestros aforos reducidos”.

MEDIDAS

A partir de esta realidad, propuso que disminuir de forma efectiva la circulación de la población, permitiendo “funcionar en cuarentena con menos dependientes en tiendas físicas, a través de trabajos por turnos. Como muchas pymes son empresas familiares, se podría implementar una dinámica distinta de atención al público en ellas con la idea de bajar al máximo la movilidad de la población”.

A su juicio, esa opción evitará las aglomeraciones: “¡Qué mejor entonces que tener múltiples tiendas abiertas en las cuales las personas estarán distribuidas en un área mayor, evitando así los cientos de personas  que se encuentran simultáneamente en los supermercados durante las cuarentenas!”. El dirigente planteó la urgencia de resolver lo que catalogó como el “problema real: No castiguemos a aquellos que no tienen ninguna responsabilidad en esto. Seguir cerrando pequeños comercios es solo esconder el problema y una forma de actuar por ‘hacer algo’, que claramente no está enfocando bien ni el origen ni la solución”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes