suscríbete al boletín diario

Noticias

Advierten que nuevos proyectos con fuentes renovables deben ser informados a las comunidades

En la provincia de Biobío, se cuentan 31 proyectos eólicos y solares ingresados a tramitación ambiental que se encuentran situados entre las comunas de Los Ángeles, Cabrero, Laja y Tucapel.


 Por Juvenal Rivera

Parque fotovoltaico en Cabrero

Pese a la llegada de la pandemia del coronavirus en marzo, la presentación de proyectos de energía eléctrica en la provincia de Biobío no se ha detenido. Muy por el contrario, una decena de iniciativas han sido ingresadas a tramitación en el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) durante estos últimos cinco meses, sumando un total de 31 propuestas de generación que se concentran en la comuna de Los Ángeles, seguido de Cabrero, Tucapel y Laja.

Y si hay algo que tienen en común todos estos proyectos es que utilizan fuentes renovables de generación, como el sol o el viento, dejando atrás las plantas termoeléctricas (que usan petróleo o carbón) o las hidroeléctricas con grandes embalses.

Y si bien las iniciativas que están aprobadas en proceso de evaluación ambiental suman una treintena, fuentes del sector afirmaron que el volumen de proyectos de generación podría duplicarse en los próximos cinco años, a partir de los estudios preliminares que se están llevando a cabo en distintos puntos de la provincia con potencial de producción de electricidad.

Una de las razones que explica dicho fenómeno de la modificación de la ley de generación que propicia proyectos de tamaño pequeño y que la zona de Biobío tiene varias subestaciones de energía, que permiten conducir la electricidad hasta el Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Y aunque los proyectos eólicos concentran el grueso de la inversión, los parques solares o fotovoltaicos – cuyo monto promedio va los 10 millones de dólares – suman iniciativas que se concentran entre Los Ángeles y Cabrero.

ADVERTENCIA

Al respecto, Héctor Anabalón, presidente de la Corporación Isla Laja, valoró que la zona “pueda producir energía de carácter renovable y que sea sustentable” que permitan dejar atrás los sistema de generación en base a fuentes fósiles, como el petróleo y el carbón.

Destacó también la importancia de la variedad de alternativas de generación que se encuentran en estudio o en plena fase de ejecución, como la fuerza del sol o del viento.

Sin embargo, advirtió que “para que el proyecto en sí sea exitoso, requiere tener una comunidad muy bien informada, que comparta y conozca la iniciativa, que sepa cuáles son los beneficios que tendrá y que conozca las externalidades negativas que deberá tener para su ejecución y puesta en marcha”.

En ese marco, el dirigente ambientalista sostuvo que en la medida en que se aborden las inquietudes y preocupaciones de la ciudadanía y se arriben a acuerdos que sean satisfactorios para las partes involucradas, es posible asegurar que los proyectos pueden llegar a buen término. De lo contrario, sostuvo que inversiones de esa magnitud pueden frenarse e, incluso, ser desistidas.

Por lo mismo, apuntó a la importancia de “llevar a cabo alianzas entre la empresa y la sociedad civil que, a veces, no está muy bien organizada, para lograr los consensos que iniciativas así sean provechosas para ambas partes”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes