suscríbete al boletín diario

Noticias

Gremio ganadero exige duras sanciones por malas prácticas

Carlos González, presidente de Fedecarne, aseguró que una situación como la detectada no puede volver a suceder, porque no solo puede afectar el comercio de la carne, sino que a la imagen de Chile como país exportador.


 Por Juvenal Rivera

6 y 7-3, CarneBovina

La Federación Nacional de Productores de Ganado Bovino (Fedecarne) manifestó su enérgico rechazo a la situación detectada con productor de Los Angeles, luego que se detectara que intentó exportar una partida de carne de vacuno a China con información adulterada sobre los animales.

A juicio de la organización gremial, ese tipo de hechos “enlodan el trabajo de la mayoría de los productores de carne, que hacen las cosas apegados a la ley y en forma correcta”.

En declaraciones a la Revista del Campo, Carlos González, presidente de Fedecarne, aseguró que una situación como la detectada no puede volver a suceder, porque no solo puede afectar el comercio de la carne, sino que a la imagen de Chile como país exportador.

“Es un mercado que han desarrollado las plantas con mucho trabajo. Ellos han hecho una tremenda inversión, han abierto los mercados y nosotros no nos podemos permitir tener productores que afectan el futuro de nuestra ganadería con algo que también puede traer coletazos para otros sectores, porque los mercados internacionales van perdiendo las confianzas”, acotó.

A su turno, Christian Arntz, presidente de la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno (SAGO), advirtió que esas acciones “ponen en riesgo la ganadería”.

“Estas situaciones no pueden permitirse; pueden haber errores, efectivamente, en un animal o dos, pero la cantidad que acá se dio a conocer, de algunos cientos, no corresponden a una equivocación. A sabiendas se les cambiaban los dispositivos y con eso su condición, lo cual claramente es algo muy grave”, destaca Arntz.

AGRÍCOLA LOS VARONES

No es la primera vez que la Agrícola Los Varones – perteneciente a la familia Robles hace más de 50 años – aparece envuelta en una polémica. El año pasado, vecinos de los sectores de Santa Clara y Curanadú denunciaron malos olores, vectores y contaminación de los cursos de agua cuyo origen era el plantel ganadero que también se dedica a la producción lechera.

De hecho, la Oficina Regional del Biobío de la Superintendencia del Medio Ambiente realizó una inspección en terreno y detectó diversos incumplimientos ambientales asociados a la disposición de residuos. Por lo mismo, ordenó medidas provisionales que fueron notificadas en noviembre del año pasado, como la suspensión de aplicación purines en potreros próximos a curso de agua superficial para evitar que estos residuos líquidos escurran al estero Curanadú. También se le exigió la implementación de sistemas de control en sus pozos purineros, a fin de evitar nuevos escurrimientos superficiales, además de la obligación de realizar una limpieza del sector afectado por los escurrimientos de residuos que ya se produjeron en meses anteriores.

Adicionalmente, se acordaron visitas con otros servicios públicos, en caso de ser necesario, para abordar sistemáticamente el problema que presenta este plantel.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes