suscríbete al boletín diario

Noticias

Pantallas: lo bueno y lo malo de la gran distracción para niños en confinamiento

Una joven madre angelina relató su experiencia durante este periodo, e indicó que sus hijos se sienten sobrepasados por el encierro y que la máxima entretención es usar el celular o el computador.


 Por La Tribuna

WhatsApp Image 2020-06-16 at 20.43.12

Marisel Venegas Díaz

[email protected]

En la década del 50, el escritor y periodista británico George Orwell, introdujo el concepto de “telepantalla” refiriéndose en su libro “1984” al control que estos aparatos electrónicos ejercerían sobre las personas.

Hoy, 70 años después, se podría decir que Orwell se adelantó a su época, y que aquel mundo “dominado” por las pantallas es una realidad que se vive en los hogares. Los especialistas han señalado que los confinamientos son periodos complejos en muchos aspectos, y uno de ellos es la salud mental de la sociedad.

De pronto llegó una amenaza invisible, pero letal, que nos hace permanecer dentro de nuestras casas, dejando de lado la vida social que acostumbrábamos a llevar.

La pandemia del Covid-19 nos ha modificado las costumbres al saludarnos, al relacionarnos con nuestros pares, y ante esta “nueva realidad” – que es transversal tanto para niños como para adultos- tenemos formas distintas de enfrentarla.

Al respecto, la psicóloga de la Universidad del Biobío, Pamela Silva Echeverría, manifestó que “existen factores protectores o de riesgo que hacen que esta situación de confinamiento no sea igual para todos, y que al estar más tiempo encerrados buscamos las distracciones que tengamos a mano”.

“El uso del celular se ha convertido en una tendencia porque producto de que estamos bastante en la casa por la pandemia, los niños han recurrido a lo más accesible que tienen para distraerse, en este caso se ha acentuado el uso de las tecnologías. Incluso, antes de que se desatara la pandemia, los niños a muy temprana edad, ya usaban las pantallas y ahora acrecentaron su uso”, advirtió.

RECOMENDACIONES PARA LOS PADRES

Algunas de las recomendaciones de Pamela Silva para sobrellevar de mejor forma el confinamiento y evitar que los niños usen tanto las pantallas y así evitar que, a nivel fisiológico, no ocurran cambios – como, por ejemplo, la pérdida del control de los tiempos-, son destinar un momento del día a realizar juegos con ellos. También que nos acompañen en nuestra rutina –dentro de lo que sea pertinente-, destinar un día si es posible para ver películas y hacerlos sentir importantes.

Además, darles atención y cariño es fundamental para que los más pequeños de la casa logren enfrentar de buena manera este difícil e incierto proceso que vive el mundo y puedan expresar sus emociones.

También la psicóloga hizo hincapié en que se les debe transmitir calma y esperanza, que los padres deben cuidar la cantidad de mensajes catastróficos que les puedan llegar a los pequeños. “Se deben proteger las emociones y aclararles que esta situación es transitoria”, destacó la profesional.

LA EXPERIENCIA EN CASA

Andrea Seguel es una profesional angelina, madre de dos niños, que relató a Diario La Tribuna su experiencia en torno al confinamiento: teletrabajar y estar preocupada de sus pequeños de 8 y 4 años.

“Al comienzo fue un respiro, conectarse con lo cotidiano, había  más tiempo para la familia, el ocio. Fue algo grato que me hizo recordar mi infancia, al ver a mis hijos más relajados, disfrutando con más holgura los días, sin la rutina de levantarse a las 7 de la mañana. Por otro lado, yo estaba más tranquila, porque aún no había ninguna instrucción de teletrabajo. Sin embargo, estaba el miedo, veíamos en la televisión de cómo aumentaban los contagios y los miles de muertos que se daban a conocer día a día en el mundo. Fueron momentos intensos e inciertos.

Los niños desde el día uno del confinamiento no han salido a jugar, y eso los está llevando al estrés, no socializan ni comparten experiencias que, a su edad, deberían estar experimentando para su crecimiento personal”, relató esta joven madre.

Andrea señala que la máxima entretención de los niños en estos momentos de encierro es el celular y el computador, lo que sin duda también puede resultar perjudicial, debido a las horas de exposición a las pantallas. “Te angustias como madre al tratar de sacarlos de eso, porque conocemos los problemas  que produce el exceso frente a las pantallas, pero, por otro lado, ni por más que trates de incentivarlos a realizar otro tipo de actividades o tareas, no logran concentrarse, se frustran, lloran, están sobrepasados, estresados. La cantidad de tareas que envían de los colegios es demasiada y yo como profesional de la educación, sé que no es culpa de los profesores, sino de personas poco empáticas que están más arriba y que no priorizan la educación emocional ni el bienestar mental”, enfatizó la docente.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
COVID-19pantallassalud mental

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes