suscríbete al boletín diario

Noticias

Dos meses de cuarentena voluntaria llevan usuarios de hospedería del Hogar de Cristo

En la jornada de ayer, la filial Los Ángeles del Hogar de Cristo recibió una importante donación de Colbún: mascarillas, guantes, pecheras, alcohol gel, cubrecalzado, entre otros implementos de seguridad sanitaria.


 Por Juvenal Rivera

81, donación al hogar de cristo

Luego de deliberarlo en una asamblea, desde el 20 de marzo que un total de 28 adultos mayores – hombres y mujeres cuyas edades parten en los 60 años – que son usuarios de la hospedería del Hogar de Cristo en Los Ángeles se encuentran en cuarentena preventiva.

Pese a que la mayoría de ellos ha vivido por años en situación de calle, la decisión tomada ese día los ha mantenido residiendo de manera permanente en las instalaciones de la organización social que se encuentran en la avenida Las Azaleas, en el sector poniente de la ciudad.

Se trata de una situación inédita para la filial local de la entidad creada por el sacerdote jesuita Alberto Hurtado Cruchaga, quien ha sido elevado a la categoría de santo. ¿El propósito? Evitar exponerse al riesgo de contagio por el coronavirus, tomando en cuenta que todos ellos son adultos mayores y, en consecuencia, son parte del grupo de mayor riesgo a la hora de enfrentarse a la enfermedad.

El recinto funciona habitualmente como hospedaje para quienes, por diversas razones, no tienen quien se encargue de ellos o, derechamente, viven en la calle. Ahí se les proporciona cobijo, además de cena y desayuno. Sin embargo, en estos casi dos meses que han permanecido confinados de manera voluntaria, también se les ha entregado almuerzo.

Ese cambio en la modalidad de atención ha representado todo un desafío para la fundación solidaria. De hecho, ha obligado a redoblar esfuerzos al equipo de trabajo que atiende a los 28 usuarios de la tercera edad.

En total, son 23 personas que se encargan de proporcionarles la alimentación y mantienen el orden y limpieza de las instalaciones, además de realizar actividades recreativas para que estos adultos puedan sobrellevar mejor el encierro permanente.

Héctor Higueras Fuentes, jefe de operación social-territorial de la Región de Ñuble y la provincia de Biobío, destacó “estamos trabajando para proporcionar con el mayor resguardo y la mayor pasión a nuestras personas adultos mayores que vienen de una situación de calle o están en condición de abandono por parte de sus familias”.


DONACIÓN DE COLBÚN

En la jornada de ayer, la filial Los Ángeles del Hogar de Cristo recibió una importante donación: mascarillas, guantes, pecheras, alcohol gel, cubrecalzado, entre otros implementos de seguridad sanitaria. La idea es que sean usados por los funcionarios del recinto, que son quienes tienen contacto directo con las personas hospedadas ahí.

El aporte fue hecho por la empresa Colbún que lo realizó también en todas las filiales de la fundación solidaria a nivel nacional. Para Higueras, se trata de “un elemento muy importante para la prevención de la pandemia”.

En representación de la empresa, Julián Perret, director de Asuntos Públicos de Colbún, sostuvo que la ayuda es parte de las acciones que realiza la compañía para ayudar a un grupo de adultos mayores que es parte del grupo de riesgo. 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes