viernes 13 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Noticias

El bien más escaso de nuestra sociedad


 Por La Tribuna

Miguel Abuter León
Alcalde de Antuco

Hace menos 2 días volvimos a conmemorar en nuestro país el “Día del niño”, celebración donde los más pequeños de la casa se convierten en los protagonistas.

En ese sentido, muchos de  nosotros fuimos testigos de cómo los padres de la provincia  se esforzaban por brindarles un hermoso día a sus hijos, destinando tiempo y dinero para verlos felices con un simple detalle.

Si bien muchos dirán que se trata de una fecha meramente comercial, donde son los comerciantes los grandes ganadores, no está de más comentar que esta conmemoración tiene un gran factor positivo: “obliga a destinar tiempo a la familia”. 

Por ejemplo, se planifica un buen panorama para ir al cine o al zoológico, o bien se guarda toda una tarde para compartir en casa, mientras los más pequeños abren sus obsequios.

Y enfatizo en el tiempo no por casualidad, sino porque precisamente es un bien escaso en la actualidad. La dinámica del trabajo nos ha obligado a estar cada día más ausentes, relegando la crianza de nuestros hijos a la escuela, o un tablet (celular) cuando el cansancio no da más.

A veces llegamos a compartir con nuestras familias por la tarde, sin embargo, aún suena nuestro teléfono con mensajes del trabajo, o bien nuestra mente aún está solucionado algún inconveniente de la oficina.

Yo en mi calidad de alcalde y funcionario público tengo una labor 24/7, sin embargo, no todos los padres trabajadores deben estar al pendiente las 24 horas de sus obligaciones laborales.

Es por ello que me parece importante este debate que se ha generado últimamente sobre los tiempos que destinamos al trabajo.

Claramente hay 2 valores –supuestamente- en disputa, uno el crecimiento económico y el otro la calidad de vida, sin embargo, puede que ambos objetivos no estén totalmente enfrentados.

Una moción parlamentaria que me pareció sumamente acertada fue la prohibición de recibir mensajes de tu empleador fuera del horario laboral.

Es que ya se ha hecho costumbre recibir mensajes de WhatsApp coordinando temas laborales, cuando los trabajadores debieran estar -exclusivamente- preocupados de hacer felices a sus familias.

Ahora me parece bastante interesante esta discusión sobre disminuir el horario laboral a 40 horas, con la finalidad que los trabajadores puedan mejorar su calidad de vida.

Esto tiene que discutirse y ver qué consecuencias tiene para la economía, no obstante,  hay ejemplos bastante positivos donde una disminución de horario no ha afectado la productividad.

Quizá ya es momento que empecemos a invertir más en la familia, especialmente, en nuestros niños, para evitar así que se vean expuestos a grandes problemas, como son el acoso escolar, la soledad, la depresión y el abuso sexual.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes