viernes 18 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Noticias

Deproe Biobío confía que el 29 de julio se reanudarán las clases en toda la provincia

El jefe provincial de Educación en Biobío, Daniel San Martín, indicó que actualmente son sólo tres las comunas que siguen adhiriendo a la movilización y que tras 50 días de paro la situación para los alumnos es muy complicada, por lo que esperan que todo se normalice el día 29.


 Por Marisel Venegas

Primer Dia Clases (60)

Por otra parte Hugo Morales, presidente del Colegio de Profesores de Biobío, sostuvo que son cinco comunas las que se sometieron a votación este lunes para continuar o deponer la movilización y que volver a clases fue la primera preferencia de los encuestados.

Marisel Venegas Díaz

[email protected]

Santa Bárbara, Cabrero, Los Ángeles, Nacimiento y Tucapel según el catastro del Colegio de Profesores de Biobío son las comunas que hoy se sometieron a votación para saber si continuaban adheridas al paro nacional de docentes que ya se ha prolongado por cincuenta días. Recordemos que a fines del mes de mayo comenzó a gestarse este paro que según explicó Daniel San Martín, jefe provincial de Educación en Biobío, comenzó oficialmente el 3 de junio. En esa fecha Hugo Morales, presidente provincial del Colegio de Profesores, sostuvo que el petitorio docente incluía, entre otras cosas, demandas como titularidad de las horas de extensión, el pago de mención a las educadoras de párvulo y diferenciales, el término de la doble evaluación docente y la preocupación por la Educación Pública. Hoy tras la votación realizada, las comunas dijeron que sí a la vuelta a clases del 29 de julio, situación que Hugo Morales dijo estar aún sujeta a lo que se vote a nivel nacional, escrutinio que al cierre de esta edición no se había dado a conocer. “Estas comunas están sujetas a lo que se acuerde a nivel nacional. Si se vota volver a clases el 29 de julio habría retorno, de lo contrario seguirían en paro. Es lo que decía el acuerdo primario que se tomó, entonces las comunas estarían dispuestas a acatar ese acuerdo. Esa es la forma en que todo Chile inició esta paralización, ahora que algunas se hayan desentendido y comenzaran a tomar sus propias decisiones es otra cosa”, indicó Morales.

A medida que avanzaba esta paralización, los docentes aseguraron que recibían presiones para invalidar la votación a paro y que estas estarían relacionadas con el pago de sus sueldos e incluso con desvinculaciones de sus respectivos establecimientos.

Esta situación fue admitida en su momento por Hugo Morales del Colegio de Profesores, quien manifestó que eran artimañas de los directivos para presionar a los docentes y evitar que continuara la paralización, lo que según el líder de los profesores habría sido una práctica antisindical.

Daniel San Martín, jefe provincial de Educación de Biobío, indicó que ellos no tuvieron ninguna denuncia formal a raíz de esta situación que habrían vivido algunos docentes, por el hecho de participar activamente en la movilización. “Nosotros como Ministerio de Educación a nivel local sólo escuchamos rumores de esa supuesta situación de presiones, pero ninguna queja formal, por tanto es un tema que desconozco”, sostuvo San Martín.

¿POLITIZACIÓN DEL MOVIMIENTO?

A nivel de gobierno la opinión en torno a las movilizaciones de los profesores según indicó Daniel San Martín al principio fueron bien planteadas, ya que había claramente un petitorio, con demandas bien trazadas, pero a lo largo de la movilización éstas habrían ido perdiendo fuerza y tomando rumbos distintos. “Al principio fueron muy bien expuestas las peticiones, aun cuando desde un comienzo este paro –y lo dijeron ante la opinión pública- no era por fines netamente de dinero, sino que por una reivindicación de algunos temas. A lo largo de la paralización se fue descubriendo que muchas de las peticiones iban asociadas a grandes sumas de recursos que lamentablemente hoy son imposibles, por ejemplo la deuda histórica. Creemos que se intentó a través de la ministra llegar a una acción reparatoria pero al final no se logró un acuerdo y fue rechazada. Lo que partió siendo quizás un movimiento lineal terminó siendo un movimiento político, donde se comenzaron a medir fuerzas externas al Colegio de Profesores, lo que obviamente hizo que el movimiento tomara otro tinte y que no respondiera necesariamente a los requerimientos de los docentes, sino más bien la necesidad de los distintos partidos”, indicó San Martín.

LA RECUPERACIÓN DE CLASES

Tras 50 días de paralización los más afectados al seguir prolongándose la suspensión de clases, según indicó el jefe de la Deproe Biobío, serían los alumnos que deben rendir la PSU y el Simce a fines de año. “Quienes se ven más afectados con todo esto son los alumnos, ya tenerlos más tiempo sin clases pensando que estamos a punto de comenzar el mes de agosto y teniendo en cuenta que los alumnos de cuarto medio deben rendir la PSU en el mes de noviembre y por otra parte otros niveles deben dar el Simce es un gran periodo de tiempo que no se va a poder recuperar, por mucho calendario extra que exista”, sostuvo Daniel San Martín.

La autoridad de Educación dijo que de ahora en adelante todos los festivos serán utilizados para la recuperación de clases, como por ejemplo el 15 de agosto, la semana del 18 de septiembre, entre otros interferiados, pero que aun así hay establecimientos que estarán con clases de reparación de tiempo hasta fines del mes de diciembre y otros inclusive hasta en enero.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
Daniel San MartínDeproe BiobíoParo de Profesores

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes