viernes 23 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Llaman a desarrollar planes de emergencia y evacuación en edificios de Los Ángeles

En marzo de 2016, una emergencia movilizó a Bomberos hasta un céntrico edificio.


 Por Claudia Robles

EDIFICIO (3)

La gran mayoría de las comunidades de edificios construidos en Los Ángeles no tienen desarrollados planes de emergencia

“y si los tienen, no los han compartido con Bomberos”, aseguró el comandante de la institución, Raúl Márquez, al formular un llamado a los copropietarios o comunidades de residentes de condominios, a abordar de manera conjunta los planes de emergencia y evacuación, de manera de generar una respuesta inmediata y oportuna ante eventualidades que se pudiesen presentar.

Al respecto, señaló que se trata de un plan de contingencia que se debe abordar con prontitud, al mantenerse de manera sostenida diversos proyectos habitacionales en altura. “Aquí, el principal problema es que lamentablemente, la gran mayoría de las comunidades que, por ley existen en estos edificios, no tienen desarrollados planes de emergencia” aseveró de manera enérgica el comandante de Bomberos, al subrayar que es sumamente relevante abordar este tipo protocolos, regulados por ley, ante incendios, terremotos, eventuales inundaciones o fugas de gas, entre otras.

Así como las empresas tienen la obligación de tener un Reglamento interno de Orden y Seguridad, en el caso de las edificaciones, se debe contar con un instructivo que aborde un plan de reacción y defina cómo actuar, cómo organizarse, cuáles son las zonas de seguridad, dónde se realiza la evacuación, quién asume el liderazgo de la comunidad frente a Bomberos, “ayudando a informar sobre zonas de riesgo para los residentes, ubicación de oficinas y de las bombonas de gas”.

En tal sentido, valoró la labor de prevención que cumplen las comunidades a diferencia del desempeño de Bomberos, asociado a la reacción después que ocurre un siniestro.

APURAR EL TRANCO

Entre los temas prioritarios para la seguridad en las construcciones en altura, llamó a regularizar obligaciones que son fundamentales al hablar de protección y prevención, “sin lugar a dudas, el primer gran tema relevante en relación a las construcciones en altura, es el incumplimiento de este reglamento que deben tener los copropietarios o comunidades de estos edificios”.

Frente a este tipo de emergencias, planteó que el Cuerpo de Bomberos de Los Ángeles se ha ido preparando para asumir los desafíos, que implica el evidente crecimiento en altura, “tal vez no con la celeridad que quisiéramos pero sí preparándonos para enfrentar eventuales emergencias en altura. Sin duda, que debemos apurar un poco el tranco, en tener un procedimiento estructurado, que permita responder ante este tipo de emergencias”.

La autoridad de Bomberos subrayó que es de vital importancia conocer cómo de manera colectiva enfrentar posibles emergencias, “Por lo que yo conozco de algunos edificios, eso no se cumple. Lo digo categóricamente, y si hay algún edificio que lo cumple, lo felicito pero también se requiere que eso, que están cumpliendo, sea compartido con Bomberos para que nosotros sepamos que efectivamente existe ese reglamento”.

El comandante Márquez recordó la situación vivida en marzo de 2016, en un céntrico edificio de calle Almagro, por un principio de incendio, al quedar en evidencia la falta de un protocolo previo de seguridad.

CATASTRO PARA CASAS DE ADOBE

El crecimiento en altura se opone diametralmente con la existencia de construcciones con muros imponentes de barro y paja, que forman parte del patrimonio arquitectónico de la ciudad de Los Ángeles.

Ese panorama impone obligaciones, que a juicio del comandante de Bomberos, hasta ahora no han sido abordadas, y que quedaron en evidencia en el incendio que la madrugada del martes, consumió al menos 5 antiguas construcciones, en calle Almagro con Orompello. “Estas estructuras en general, son añosas, sin embargo han demostrado tener muy buena resistencia frente a los terremotos logrando mantenerse hasta ahora en pie. Están construidas con materiales nobles, tierra con paja, pero se debe tener certeza respecto de su ubicación”.

Sostuvo que en ocasiones, las fachadas han sido modificadas, lo que reviste riesgo al momento de abordar una posible emergencia. “Las manos de gato que se dan a estas estructuras para mantenerlas y hermosearlas, debieran a lo menos, ser advertidas”.

Valoró el rescate del patrimonio pero bajo ciertas medidas de seguridad tanto para los moradores como para quienes deben actuar ante posibles emergencias.

DATO

-El 99 % de los incendios estructurales se registra  por omisión humana.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes