lee nuestra edición impresa

Noticias

Por el delito de fraude al fisco fue condenado el ex funcionario DAEM

Durante un reemplazo laboral el año 2015, el acusado hizo uso de una serie de cheques de carácter fraudulentos a sus cercanos.


 Por La Tribuna

28-11-2018_18-54-591__8.1web

Luego de casi tres años de investigación, esta semana fue condenado el ex funcionario Departamento de Administración de Educación Municipal (DAEM), que el año 2015 utilizó cheques de dichas oficinas de manera fraudulenta.

Este delito fue catalogado como un fraude al fisco, debido a la falsificación de una serie de cheques a la que incurrió el imputado cuando realizaba un reemplazo laboral en el área de  proveedores.

En la investigación realizada por el fiscal Rodrigo Durán de la Unidad de Anticorrupción de la Fiscalía de la citada ciudad, se determinó la responsabilidad de este hombre identificado como Boris Martínez quien se apropió de más de 13 millones de pesos correspondientes a fondos públicos.

“Por medio de una deficiencia en el sistema, el imputado realizó documentos falsos, destinados a pagar a proveedores, con esos antecedentes los hizo a nombre personas cercanas a él entre ellos amigos, pareja y cercanos”.

Esto lo realizó en coordinación con otras cuatro personas identificadas como Jocelyn Llancapan Huenchucan, Mario Zurita Gacitúa, Javier Villagrán García y Juan Gacitúa Salamanca.

Por este delito, todos los involucrados fueron considerados culpable, por el uso malicioso de los documentos, en un juicio abreviado realizado en el Juzgado de Garantía de la capital de la provincia de Biobío.

En la ocasión los inculpados aceptaron los hechos contenidos en la carpeta investigativa de la Fiscalía que dicen relación con que las acciones ilícitas.

En el proceso se reconoció que el individuo tenía entre sus funciones la ejecución de pago a proveedores, que consideraba la confección computacional de los cheques que se emitían con cargo a las cuentas corrientes del organismo público.

Por todo esto, la Fiscalía sostuvo en el juicio que Boris Martínez Zúñiga se percató de la existencia diversos cheques emitidos en favor de proveedores que no habían sido cobrados o estaban vencidos. Entonces procedió a generar en el sistema computacional otros cheques nuevos y falsos, con datos y  montos que no tenían respaldo real, a nombre de personas cercanas a él y de su confianza.

En total fueron 41 cheques que alcanzaron un monto defraudado equivalente a 307 Unidades Tributarias Mensuales, aproximadamente, equivalentes a 13 millones 489 mil 254 peso.

Luego del cierre de la investigación la sentencia de este hombre será dada a conocer el próximo viernes 30 de diciembre a las 16 horas, donde Martínez Zúñiga arriesga entre tres y cinco años de presidio, mientras que los demás podrían ser sancionados a penas que van desde los 541 días y tres años de cárcel.

(Imagen de contexto)

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
Condenadofraudejuicio

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes